Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El nuevo Podemos de Iglesias, mas radical y probatasuno

El nuevo Podemos de Iglesias, mas …

El líder de la for...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 26 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 25 de...

NUEVE MENTIRAS DEL ANUNCIO DE DESARME DE ETA

NUEVE MENTIRAS DEL ANUNCIO DE DESA…

El propósito de la...

The End

The End

Están acabados des...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Salud

El ‘zumo’ de lechuga ayuda a controlar la gingivitis crónica

  • Escrito por Redacción

lechuga--620x349

Según establece el refranero inglés, ‘una manzana al día mantiene al doctor en la lejanía’. Un consejo en el que se enfatiza la importancia de la dieta y que, además de para los médicos y la salud general, podría aplicarse a las consultas del dentista y la salud bucodental.

Y para ello, tan solo tendríamos que sustituir la manzana por una lechuga diaria. O más concretamente, por el ‘zumo’ de lechuga. Y es que como muestra un estudio dirigido por investigadores del Hospital Universitario de Wurzburgo (Alemania), el consumo diario de zumo de lechuga resulta muy eficaz para controlar la gingivitis crónica –esto es, la inflamación de las encías causada por una bacteria que, de no ser tratada, puede conllevar a la aparición de la periodontitis o ‘piorrea’.

Concretamente, el beneficio de la lechuga sobre la gingivitis se explica por el alto contenido de nitratos en la hoja de este vegetal. Y como destaca Yvonne Jockel-Schneider, directora de esta investigación publicada en la revista «Journal of Clinical Periodontology», «nuestros resultados muestran que el consumo diario de nitratos pueden ser un complemento útil en el control de la gingivitis crónica».

Lechuga ‘exprimida’

El estudio fue llevado a cabo con la participación de 44 pacientes con gingivitis crónica en los que se evaluaron el índice gingival –valoración de la inflamación por la gingivitis–, el índice de placa de O’Leary –con el que se analiza la higiene de las superficies lisas y la capacidad de eliminación de la placa con un torno– y el nivel de nitratos en la saliva.

Todos los pacientes fueron sometidos a un desbridamiento sub y supragingival, tras lo cual fueron seleccionados para tomar, según un criterio aleatorio y a lo largo de 14 días, tres botellas de 100 ml con zumo de lechuga ‘normal’ –23 participantes– o con zumo de lechuga al que se habían extraído los nitratos –grupo placebo; 21 participantes.

El consumo diario de nitratos pueden ser un complemento útil en el control de la gingivitis crónicaYvonne Jockel-Schneider

En el momento de inicio del estudio, los tres parámetros evaluados fueron similares para todos los participantes. Sin embargo, y una vez concluidos los 14 días del estudio, aquellos tratados con el zumo de lechuga con nitratos mostraron un índice gingival significativamente inferior que los del grupo placebo.

Es más; el consumo diario del zumo de lechuga con los nitratos también se asoció con un incremento muy significativo del nivel de nitratos en la saliva. Finalmente, no se observaron cambios en el índice de placa de O’Leary en ninguno de los dos grupos.

ABC

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones