Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 11 ...

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Salud

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

  • Escrito por Redacción

salud-2-16

Por fin llega el nuevo año y sus listas de buenos propósitos. Manuel está en su salsa. A él lo que de verdad le gusta es pensar. "Ojalá pudiera disponer de un equipo de enanitos que ejecutaran todo lo que yo pienso", dice.

También le gusta soñar con el futuro. "Tú lo que quieres ser es el gran oráculo", le digo bromeando. Tiene grandes ideas. Sabe ver las posibilidades realistas de cada situación. Y no es egoísta porque busca la felicidad de los demás. Sin embargo, sus intenciones no se corresponden con sus acciones. Tiene una tendencia irracional a retrasar sus trabajos. Deja para mañana lo que puede hacer en el momento y prefiere acabar al día siguiente lo que ha empezado hoy. Es un procrastinador: una persona bloqueada para la acción que aplaza sus planes hasta el futuro con la esperanza de encontrar el mejor momento. ¡Está paralizado!

¿Cuántas veces has pensado que tenías tiempo suficiente y has acabado reprochándote que otra vez estás al límite teniendo que decidir si sigues o no con lo que habías planeado? Dejar las cosas para el último momento y sufrir por ello es habitual. 'Deadline' le llaman los anglosajones, la línea de la muerte literalmente. ¡La temida fecha límite!

La pérdida de tiempo innecesaria es un problema que genera caos, sufrimiento y baja productividad. Un 20% de la población sufre bloqueos de carácter físico, psicológico, emocional o social por este hábito, aunque este número va en aumento porque nuestra sociedad se ha vuelto muy exigente.

Paradoja de la motivación

"Los españoles no comerán por no llevar la comida a la boca", decía Larra, en su 'Vuelva Usted Mañana', juzgando a los españoles como un país de perezosos. Entonces no hablaban de procrastinación, claro. Antes eras sencillamente un vago y un indolente.

A los psicólogos no pareció convencerles esta explicación. Ya en 1927, Zeigarnik descubrió una curiosa conducta: las personas que no habían terminado una tarea tenían mejor recuerdo de la misma que las que sí concluyeron. Se denomina Efecto Zeigarnik que puede definirse como "la tendencia a tener mejor recuerdo sobre una tarea incompleta frente a una terminada". Si dejamos una labor en puntos suspensivos nos quedamos enganchados pensando en lo que nos queda por hacer. Maslow afirma que «una necesidad satisfecha deja de motivar». Según esto no somos vagos sólo nos colgamos de la tensión que precede a la consecución de una tarea.

Le he preguntado a Manuel por qué no hace lo que necesita. Su respuesta ha sido que si lo hace pierde la ilusión y ésta es lo que le mantiene vivo. Prefiere la ilusión a la acción. Seguir una actividad hasta el final supone pasar por momentos aburridos y de esfuerzo, es decir, seguir en la acción sin ilusión. Él se evade en su fantasía. Su capacidad de decisión y de afrontar la realidad se ven dañadas porque significa quedarse indefenso y sin iniciativa al recluirse en su mundo imaginario y protector.

Pedro tiende a sentirse culpable cada vez que se da cuenta de que no está haciendo lo que desea. Para sentirse mejor se dice "lo haré más tarde, mañana". Ni renuncia ni evita, sólo pospone una y otra vez. Menudo castigo para su culpa. Tiene miedo al fracaso, y así fracasa una y otra vez, pero cuando le preguntas dice que "no es que no sepa es que no ha tenido tiempo".

En ambos casos el yo ideal imaginario no se confronta con la realidad. Las personas más propensas a procrastinar son las que sufren de altos niveles de ansiedad y bajos niveles de responsabilidad. También los perfeccionistas, las personas con temor al fracaso que viven con recursos limitados, los pesimistas u optimistas en exceso, los muy extrovertidos porque prefieren las relaciones sociales y los impulsivos.

Evalúa y actúa

Cuando procrastinamos, ¿qué hacemos? Trampas. Dormir, jugar, ver la tele o navegar por internet son cosas agradables que pueden ser recompensas tras el esfuerzo. El procrastinador pasa al premio sin parar en el tramo poco agradable. Escoge la gratificación inmediata frente a la compensación a largo plazo.

Pero tiene un coste: el fracaso en la organización, autocontrol y capacidad de planificación daña la autoimagen, produce peor salud y menos conductas de búsqueda de ayuda. Muchos estudios demuestran que las personas centradas en perseguir sus fines disfrutan de mayor bienestar psicológico y que ser concienzudo hace más fuerte y alarga la vida.

Regla de los dos minutos. Si tienes dos minutos para, respira y hazlo. Mejor hecho que perfecto. Miedo terapeútico. Plantéate los efectos negativos que el aplazamiento puede ocasionar. Imagina un escenario futuro espeluznante que quieres evitar. Practica la disciplina asociada a las ventajas que vas a obtener. Jerarquía de tareas. Crea una propia escala de acciones donde valores las más fáciles y difíciles en función del tiempo y capacidades. Comienza por las difíciles y prémiate con las fáciles.

Evalúa tu autoeficacia. ¿Es verdad que no tienes esa habilidad que pospones? Recuerda momentos donde fuiste capaz de conseguir y acabar lo que hoy procrastinas.

Aprende a manejar el tiempo. Programa objetivos a corto plazo y si es necesario fragmenta las tareas largas. Pon fechas límite. Decide dónde y cuándo vas a realizar la acción.

"Cualquier cosa que puedas soñar, que puedas hacer, empieza a hacerla. El atrevimiento conlleva genio, poder y magia. ¡Empieza ahora!" (Goethe).

Isabel Serrano es psicóloga de www.enpositivosi.com

EL MUNDO

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones