Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Salud

Mantenga joven su sistema digestivo

  • Escrito por Redacción

5243-11aparato digestivo

A continuación, proponemos algunas pautas a seguir para mantener joven y con salud tu sistema digestivo.

1. Consuma aceite de oliva

El ácido oleico que se encuentra fundamentalmente en el aceite de oliva mejora la función pancreática y aumenta la absorción de minerales. Incluido en la dieta de forma habitual, reduce la acidez del estómago, retrasa su vaciamiento y parece tener efectos antiinflamatorios.

Dos cucharadas de aceite de oliva contienen el 60% de la vitamina E diaria recomendada, con los beneficios antienvejecimiento que ésta aporta. Además tomar dos cucharadas de aceite de oliva crudo en ayunas actúa como laxante.

2. Tome más fibra

La fibra vegetal, sobre todo la insoluble, retiene agua en el la porción final intestino grueso. Esto hace que las heces tengan una consistencia más blanda lo cual facilita la defecación. La cantidad recomendada es de unos 30 g al día. El exceso de fibra favorece el estreñimiento y la flatulencia.

3. Consuma cada día 5 porciones de frutas y verduras

Aportan agua, fibra y vitaminas y minerales. Además la pectina (manzana), mucílagos (higos, borrajas) y almidón (arroz, patata, pan) de estos alimentos protegen la mucosa intestinal. Las frutas y vegetales son la mayor fuente de antioxidantes y son uno de los pilares de la Dieta Mediterránea.

4. No abandone la leche

Algunas personas notan como con la edad no toleran  la leche tan bien como antes. Esto es debido a que con la edad disminuye la producción de la enzima llamada lactasa, que ayuda en la digestión de la lactosa que es el azúcar natural de la leche. Pero si se deja de consumir leche, con el tiempo se deja de producir la enzima lactasa. Esto además, privarnos de leche puede repercutir negativamente en nuestra salud ósea porque nos estaremos privando de una de las mayores fuentes de calcio de nuestra alimentación.

Lo ideal en estos casos no es abandonar la leche, sino tomar una leche adaptada baja en lactosa, con lo que nuestro sistema digestivo se sentirá como cuando eramos jóvenes.

5. Beba suficiente agua

Es necesario tomar de 1,5 a dos litros de agua al día. El agua es vital para nuestro organismo, pero además facilita le digestión y previene el estreñimiento.

6. Modere la ingesta de alimentos grasos

Se consideran alimentos grasos aquellos que contienen una elevada proporción de grasa, como la mantequilla, margarina, tocino, manteca, y carnes grasas, embutidos, vísceras, natas, huevos y quesos curados. Para cocinar elija  aceites vegetales (oliva y girasol) y evite las mantecas, mantequillas y margarinas. Reduciendo la ingesta de grasas se aligeran las digestiones y se evita un exceso calórico.

7. Prepare los alientos de manera sencilla

Preparar los alimentos de manera sencilla es una manera de proteger nuestro sistema digestivo. Lo mejor es preparar los alimentos hervidos, a la plancha, al horno, al vapor. Evite los condimentos fuertes, especias, picantes y alimentos demasiado quemados. Limite el consumo de platos preparados de manera industrial ya que suelen tener exceso de grasas y sal.

8. Evite las comidas abundantes

Lo ideal es distribuir la ingesta de alimentos de cada día en cinco tomas: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena. Esto evita la sobrecarga del sistema digestivo, la producción elevada de insulina y aporta energía de modo continuado a lo largo del día.

9. Controle los gases digestivos

Para ello hay que vigilar como se come y lo que se come. Mastique despacio los alimentos y trague con cuidado para evitar una ingesta excesiva de aire. Masticar chicle y beber con pajita también favorecen la deglución de aire. La dentadura postiza mal adaptada también puede ser motivo de una masticación y deglución inadecuadas. Evite las bebidas gaseosas o carbonatadas que neutralizan la secreción gástrica pero producen un efecto rebote, de modo que después la secreción ácida es mayor. Además aumentan la distensión abdominal.

Reduzca el consumo de dulces ya que también favorecen la producción de gas a nivel intestinal. Modere la ingesta de los alimentos con mucha fécula como la col, la coliflor, las habichuelas, el brócoli, etc.

10. Muévase

El ejercicio moderado colabora en el mantenimiento de nuestra salud en general y también en nuestra salud digestiva. El simple hecho de  caminar favorece la movilidad intestinal y el movimiento del producto de la digestión favoreciendo su eliminación.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones