Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Salud

Un compuesto para 'diluir' las cataratas

  • Escrito por Redacción

14467528375203

Las cataratas son la principal causa de ceguera en el mundo y la cirugía es, hoy por hoy, la única opción para los pacientes que las sufren. Sin embargo, ésta no siempre es posible en entornos de pocos recursos, y hace tiempo que la ciencia busca -sin éxito- algún compuesto capaz de diluir esta opacidad típica del envejecimiento.

El cristalino del ojo, habitualmente transparente, está compuesto por una serie de proteínas que comienzan a descomponerse a medida que la persona envejece. Como consecuencia de esta descomposición, el cristalino se va tornando opaco y el ojo es incapaz de enfocar bien, dando lugar a las cataratas.

Hoy en día, la cirugía para reemplazar el cristalino opaco por una nueva lente artificial transparente es el único tratamiento curativo disponible (y la intervención oftalmológica más habitual en países como España). Sin embargo, un estudio publicado esta semana en la revista Science ha vuelto a resucitar el sueño oftalmológico de devolver la transparencia al cristalino mediante un tratamiento farmacológico. Y, al menos en ratones, los hallazgos publicados por Jason Gestwicki y su equipo (de la Universidad de Michigan, EEUU) demuestran que eso es posible.

Los investigadores analizaron más de 2.450 compuestos en busca de un candidato capaz de revertir la descomposición de las proteínas del cristalino y devolverle al ojo su transparencia. Entre todos ellos, identificaron un esterol (un tipo de esteroide) que en líneas celulares humanas lograba desagregar algunas de las proteínas causantes de las cataratas.

Como explica en un comentario en la misma revista Roy Quinlan, de la Universidad de Durham (Reino Unido), las proteínas cryAA y cryAB contribuyen en gran medida a la transparencia del cristalino gracias a que preservan la estabilidad de otras proteínas, impidiendo que formen los agregados que contribuyen a la formación de las cataratas. Con la edad, sin embargo, su función se ve superada por la agregación de proteínas anómalas y ambas proteínas dejan de trabajar.

Como explica a EL MUNDO el doctor Pedro Arriola, oftalmólogo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, lo que logra el compuesto experimental en los animales (y también en córneas humanas de cadáver) es que cryAA y cryAB sigan trabajando y logra revertir la agregación de las proteínas en el cristalino.

Sin embargo, este especialista español es muy cauto sobre la traslación de este hallazgo a humanos. "Es muy impresionante que se haya publicado en Science, porque las cataratas son una patología muy prevalente. Sin embargo, queda mucho para poder aplicarlo en pacientes".

Para el doctor José Carlos Pastor, coordinador de Oftared y catedrático de Oftalmología de la Universidad de Valladolid, se trata de "un trabajo excelente", aunque reconoce que no tiene claro que sea extrapolable a humanos. "Ellos han trabajado con un modelo de ratón con cataratas hereditarias, aunque ésas no son las más habituales en humanos, donde las cataratas seniles son las más frecuentes", dice. Aún así admite que el hecho de que hayan identificado una molécula tan pequeña que pueda administrarse en forma de colirio es muy interesante. Sobre todo, teniendo en cuenta los fracasos previos para identificar un tratamiento farmacológico para tratar esta patología.

De las lecciones aprendidas en el pasado, con otros intentos fallidos para tratar las cataratas con un colirio, el doctor Arriola señala los obstáculos que tendría que superar aún este compuesto experimental para poder usarse en las consultas de Oftalmología: "Primero habría que ver que también si en humanos logra el mismo efecto sobre las proteínas; luego, lograr una fórmula de administración selectiva, que vaya sólo al cristalino y no a otras zonas del ojo, que no tenga otros efectos indeseados...".

De momento, como concluye el comentario de Quinlan, al menos habrá que tener en cuenta esta terapia y seguir investigando su potencial.

EL MUNDO

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones