Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Salud

Cómo conservar el pan en casa y disfrutar de él fresco como el primer día

  • Escrito por Redacción

pan

Según va perdiendo humedad el pan suele se va poniendo duro por lo que ABC.es ofrece varios consejos para mantenerlo fresco y blandito durante el mayor tiempo posible

Los tiempos en los que el pan se quedaba duro de un día para el siguiente han llegado a su fin, ya que este alimento tarda bastante días en ponerse malo aunque es difícil comérselo cuando está más duro que una piedra o se han convertido en un chicle imposible de masticar. La clave está en mantener el grado óptimo de humedad. Te ofrecemos una serie de trucos y claves para que puedas disfrutar del pan durante varios días:

La elección del pan

Muchas veces al comprar la barra de pan más barata supone la opción más cara, ya que lo que sobre no se mantendrá tan bien como un pan de calidad con la dosis adecuada de cada ingrediente por lo que acabaremos tirando más pan que si nos gastamos unos céntimos más y lo podemos aprovechar durante más tiempo.

Los panes elaborados con algún tipo de grasa, mantequilla o aceite durarán más tiempo frescos y esponjosos

Dejar enfriar

Cuando llegamos a casa con el pan recién hecho y aún caliente hay que dejarlo al aire hasta que se haya enfriado completamente antes de meterlo en una bolsa ya que el calor lo humedece y se queda correoso.

Servir

A la hora de servirlo es preferible cortar las rebanadas justas e ir cortando según vaya haciendo falta, ya que si sobra ya cortado se secará mucho más rápido.

Almacenamiento

Es hora de recuperar la bolsa de tela de toda la vida que veíamos en casa de nuestras abuelas. Es el mejor sitio donde meter lo que nos ha sobrado de pan junto con las bolsas de papel y las cajas de madera o las tradicionales paneras, ya que estos materiales le permiten respirar y conservar su humedad en su interior, en vez de que ésta pase de la miga a la corteza. Las bolsas de plástico tan extendidas hoy en día favorecen la aparición de moho y lo reblandece en exceso.

Un truco para conservar y rehidratar la textura crujiente es poner dentro de la bolsa una ama de apio o un trozo de patata.

Una vez dentro de la bolsa lo mejor es guardala en un lugar fresco, seco, a temperatura ambiente pero alejado del sol.

El pan de molde se puede guardar en su bolsa en la nevera, donde aguantará en perfecto estado mucho más allá de la fecha de caducidad.

Hay muchos expertos que insisten en que el pan artesanal al se deje aire libre sin rebanar sobre la tabla con la parte cortada boca abajo -o el pico-, aunque la rapidez con la que se seque dependerá de la temperatura ambiente. Tapar el pan con un paño de cocina limpio es una buena opción para mantenerlo mejor al aire libre.

Congelar

La opción más extendida es la de congelar el pan que ha sobrado ya es un producto que soporta muy bien la congelación, siempre y cuando se haga en una bolsa de plástico cerrada herméticamente o en papel de aluminio, entero o en troceado, eso ya depende de las futuras necesidades de cada uno ya que una vez descongelado no se podrá volver a congelar.

Una recomendación: si se va congelando pan de diferentes fechas, es aconsejable poner la fecha en la bolsa o en una nota adhesiva sobre el papel de aluminio para ir consumiendo antes el primero que se congeló.

Para descongelarlo es mejor dejarlo al aire ya que no tarda mucho es recuperar la temperatura. Hay que evitar el microondas pero si corre mucha prisa se puede meter unos segundos envuelto en papel de cocina y luego dejarlo reposar antes de retirar el papel.

Tamaño

Los panes de hogaza, o lo que ha pasado a conocerse como el pan de pueblo, tiene una capa más gruesa de corteza que protege la miga durante más tiempo.

Además, cuanto mayor sea la superficie de la corteza se secará más rápidamente como pasa con las barras. Los panes de hogaza tienen un corteza más gruesa pero en menor superficie y por eso duran más.

Recuperar la frescura

Si se nos ha olvido seguir estos consejos y el pan se ha quedado duro hay dos opciones:

1. Humedecer ligeramente la corteza y hornearlo unos minutos a 70ºC

2. Tostarlo en rebanadas y utilizarlas como biscotes.

ABC

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones