Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

hospimedicalpatrocinador

Noticias Salud

Cómo evitar ser una víctima en plena calle

  • Escrito por Redacción

Actitud-ACTIVA

Nuestro cuerpo es un gran 'comunicador'; muchas veces, un gesto, una postura, una mueca o la mirada dicen más de nosotros que mil palabras. Por lo tanto, basta ir caminando por la calle para ir 'transmitiendo' algo a los que nos rodean, desde autoconfianza hasta vulnerabilidad; y dependiendo del estado de ánimo que exhibamos podemos ser más proclives a sufrir algún tipo de ataque, como un robo, una agresión...

El lenguaje corporal, que se lleva estudiando desde hace más de 30 años a través de la ciencia conocida como kinésica, consta de gestos sutiles y otros más evidentes; en todos los casos son actos involuntarios y, por lo tanto, aprovechables por otras personas que sepan interpretarlos y se aprovechen de ello. Saber 'actuar' puede marcar la diferencia entre ser o no 'el elegido'.

Para evitar ser una víctima, te proponemos una serie de consejos acerca de lo que debes y no debes hacer cuando camines por las calles de Brasil... o de cualquier ciudad. No se trata sólo de transmitir algo: además, adoptar ciertas posturas te servirán para estar mejor preparados en guardia por si, llegado el caso, se produce algún tipo de agresión.

1.- Actitud al caminar

Un agresor buscará siempre a una vícima 'fácil' y vulnerable. En EE.UU. la policía hizo un estudio, filmando a varios peatones por la calle. Más tarde, mostraron las imágenes a varios presos y les preguntaron a quien agredirían: todos escogieron a las mismas personas. No lo hicieron por su tamaño, edad o sexo, sino de lo que expresaba su lenguaje corporal, su actitud.

Actitud correcta para no ser elegido:

• Mirar adelante para estar atento, para prestar atención a lo que te rodea
• Mostrar confianza
• Postura erguida, espalda recta
• Moverse con seguridad y calma, caminar con pasos firmes y naturales, normales.
• Manos libres y abiertas
• Expresión relajada

Actitud incorrecta:
• Expresión apática y distraída
• Manos en los bolsillos
• Hombros encogidos
• Cabeza agachada

2.- Estar alerta
Si estás en alerta, tienes más probabilidades de que el agresor no te escoja como víctima. Debes evitar que quien pretenda atacarte tenga ventaja, algo que conseguirá si estás desprevenido; para ello es muy importante 'hacernos cargo' de nuestro entorno y espacio. Hay que adquirir el hábito de observar y prestar atención a lo que te rodea, incluso cuando hablas por teléfono, escuchas música, miras un escaparate, charlas con alguien, te subes al autobús...

Actitud correcta para no ser elegido:
• Tener al menos una mano libre para poder defenderte
• Transmitir seguridad y atención con la expresión
• Adoptar una postura estable, con piernas y pies separados
• Fijarte en si alguien te sigue
• Prestar atención

Actitud incorrecta:
• Mirar al suelo
• No estar atento al entorno que nos rodea
• Estar distraído mientras hablar por el móvil
• Tener las dos manos ocupadas o en los bolsillos

3.- Prevención
El hecho de que un individuo te inspire desconfianza no implica que sea un agresor... pero, ante la mínima sospecha, la primera medida es mantenerte fuera de su alcance. Si permites que el asaltante se acerque a ti, o bien le dejas esperar a que pases cerca de él, no harás más que empeorar la situación.



Actitud correcta para no ser elegido:
• Evita lugares poco transitados y mal iluminados
• Por la noche extrema la precaución y evita ir solo
• Si vas por la acera, sitúate más cerca de la calzada que de los portales
• No uses auriculares, perderás parte de la noción de lo que ocurre a tu alrededor
• Ten las llaves preparadas antes de llegar a casa o al coche
• No muestres joyas o dinero en lugares públicos (ni aparatos electrónicos caros o exclusivos)
• Extrema la precaución en los párkings: escoge lugares vigilados
• Si ves a una persona que no te da ‘buena espina’, no dudes en cambiar de acera: no estarás a su alcance y ganarás tiempo de reacción

Actitud incorrecta:
• Tener vergüenza de cambiarte de acera si ves a alguien que no te inspira confianza.
• Manos en los bolsillos, cabeza gacha, mirada distraída… Todo lo señalado en los casos anteriores

Por Javier Piernas

ONE MAGAZINE

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones