Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 05 de...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Religión

La Iglesia, en el punto de mira de la izquierda radical

  • Escrito por Redacción

rajoy-misa-rouco--644x362

Las ramificaciones de Podemos en algunos ayuntamientos de España se desligan de los tradicionales actos religiosos

 En 1978 España, por el artículo 16 de la Constitución: «Se garantiza la libertad religiosa y de culto. Ninguna confesión tendrá carácter estatal», ponía fin a una etapa en que la fe católica era la oficial, «la religión católica, apostólica, romana sigue siendo la única de la Nación española y gozará de los derechos y de las prerrogativas que le corresponden en conformidad con la Ley Divina y el Derecho Canónico», dijo en un discurso Francisco Franco.

Sin embargo, el Gobierno siempre se ha mantenido muy cerca de la Iglesia y de sus tradiciones. No son pocos los miembros del Ejecutivo que han recurrido a la fe para conseguir un empujón en sus objetivos. Por ejemplo, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, se encomendó a la Virgen del Rocío para salir de la crisis y la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, lo hizo al Espíritu Santo las pasadas elecciones autonómicas. Además, es frecuente su presencia en ceremonias religiosas y apoyando la labor educativa y solidaria de los miembros eclesiásticos.

Ahora parece que el escenario está cambiando, los últimos comicios están haciendo mella en las relaciones entre los políticos y las tradiciones religiosas. Las ramificaciones de Podemos que han logrado hacerse un hueco en algunos ayuntamientos del país, se están desligando de los actos y elementos religiosos que tradicionalmente se vivían. De momento, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no asistirá a la tradicional misa que se celebra en las fiestas de la Mercè. La edil de la capital condal ha asegurado que se trata de un acto de respeto al sistema democrático «aconfesional».

El caso de Barcelona no es el único, el Gobierno de Zaragoza en Común se ha comprometido a cumplir una moción de la Chunta Aragonesista del año 2013 para derogar el actual Reglamento de protocolo, ceremonial, honores y distinciones, en relación a la asistencia obligatoria de los miembros de la corporación municipal a los actos religiosos. Otra escena novedosa se vivirá en Santiago de Compostela el próximo sábado 25 de julio, cuando el alcalde de la ciudad, Martiño Noriega (Compostela Aberta), reciba a las puertas de la catedral a las autoridades en el día de Galicia (Santiago Apóstol), pero no entre al templo para asistir a la Ofrenda al Apóstol, como ya ha anunciado el edil compostelano.

Por su parte, la Conferencia Episcopal se ha pronunciando y ha intentado restar importancia y polémica al asunto. Según su portavoz, José María Gil Tamayo, «la Iglesia no tiene miedo a los cambios políticos ni a los partidos emergentes».

ABC

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones