Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Religión

Santiago Apóstol, Patrón de España y del Arma de Caballería

  • Escrito por Redacción

Santiago-apostol2

El veinticinco de julio se celebra la festividad del Santo Apóstol Santiago, Patrón de España y del Arma de Caballería. Si bien este día no es festivo en la totalidad del territorio nacional, en las unidades militares de esta especialidad se celebra su día grande.

Para festejar Santiago Apóstol, el Regimiento “Montesa” de guarnición en nuestra ciudad, al igual que el resto de unidades de la Caballería española, organiza diversos eventos para honrar a su Patrón. En esta ocasión dejaremos a un lado los festejos y desfiles otras veces descritos, para centrarnos en los porqués del patronazgo de España y de la Caballería por el apóstol y así, de la mano de la historia, la religión y la leyenda, viajaremos al siglo I de nuestra era para situar en tiempo y lugar a nuestro protagonista.

Iacob, como realmente se llamaba en hebreo, era un pescador de Betsaida, en Galilea, que fue elegido por Jesús de Nazaret para ser uno de sus doce apóstoles. Le llamaban el mayor, para distinguirlo de otro apóstol del mismo nombre más joven que él. Tenía un carácter apasionado, lleno de arrojo, decisión y empuje, no en vano por ello Jesús lo apodó hijo del trueno.

Tras la muerte de Jesucristo, los apóstoles partieron por rumbos distintos para predicar sus enseñanzas. Así en el año 41, Iacob llegó a Hispania, territorio romano controlado por las legiones del emperador César Augusto y tras un año de peregrinaje por tierras paganas, embarcó en la costa levantina rumbo a Jerusalén.

Poco después de su llegada a Judea, fue hecho prisionero por el rey Herodes Agripa I, quien ordenó torturarlo y darle muerte. Jacob fue decapitado con una espada y se prohibió su enterramiento, por lo que sus discípulos colocaron su cadáver en una barca que recorrió nuevamente el Mediterráneo hasta la Península Ibérica.

Sobre este viaje y el lugar en el que la embarcación alcanzó tierra, existen algunas hipótesis probables sin confirmar y otras de carácter fantástico que forman parte de la multitud de leyendas existentes sobre el apóstol. Sea como fuera la manera, los restos mortales de Iacob llegaron de nuevo a tierras celtas donde finalmente fue enterrado, levantándose sobre el lugar un pequeño altar que con el tiempo cayó en el olvido.

En el año 814, un monje descubrió un sarcófago oculto por la vegetación y avisado el obispo de la cercana Iría Flavia, se comprobó gracias a las inscripciones existentes, que se trataba realmente del enterramiento del apóstol. El rey de Asturias Alfonso II, enterado del hallazgo, ordenó la veneración de sus reliquias proclamándolo Santo Patrón del Reino. Asimismo, ordenó la construcción de un templo en aquel lugar, conocido desde entonces por Compostela, bien por tratarse de un compositum (cementerio) o por la aparición que cuenta la leyenda de un campus stellae (campo estrellado) en el momento del descubrimiento de la tumba.

Años después, iniciada la Reconquista, las tropas astures se encontraban en la localidad riojana de Clavijo donde habían llegado tras sufrir duras derrotas en sus combates con un enemigo que les era superior. Una vez más, la leyenda se entremezcla con la historia para contar que al rey de estas tropas, Ramiro I o a su hijo Ordoño I según otras fuentes, se le apareció en sueños el apóstol para anunciarle que lucharía junto a él y así alcanzaría la victoria.

Al día siguiente, en el fragor del combate apareció repentinamente de entre las propias filas un jinete armado de una espada y montado sobre un caballo blanco, que cargó con tal ímpetu y violencia, que puso en retirada al enemigo creándole numerosas bajas y enardeciendo así a los guerreros que, milagrosamente reforzados, reavivaron la lucha alcanzando finalmente el triunfo en la batalla. Al finalizar, las tropas aclamaron al Santo gritando su nombre ¡¡Sancti Iago!! ¡¡Sancti Iago!!, que con el uso acabaría popularizándose y convirtiendo en Santiago.

El Santo Apóstol Santiago a partir de este episodio histórico con tintes de leyenda, pasó a ser protagonista en innumerables combates de la Reconquista, convirtiéndose en icono de la lucha por la unidad patria que siglos más tarde sería España. De esta época surgen gritos de guerra en los que las invocaciones al santo son manifiestas, ¡¡Dios ayuda a Santiago!! ¡¡Por Santiago!! ¡¡Santiago y cierra España!!, y la  espada, con la que fue martirizado y con la que aparecía combatiendo, pasó a ser símbolo religioso y emblema militar por su doble significado, cruz y arma.

Por otra parte, la peregrinación surgida en la Edad Media desde todos los rincones de Europa hasta su tumba, dio origen al Camino de Santiago o ruta jacobea e hicieron de Compostela ciudad santa del cristianismo, lo que vincula todavía más si cabe al apóstol con España, convirtiéndose en un símbolo patrio reconocido mundialmente.

Si después de lo expuesto anteriormente, queda clara la razón del patronazgo de España por el apóstol, está igualmente justificado que Santiago, aquél de carácter apasionado, lleno de arrojo, decisión y empuje, jinete guerrero, inspirador de la medieval Orden Militar del mismo nombre y símbolo de España, fuera nombrado el 20 de julio de 1846 patrón del Arma de Caballería, ratificándose dicha designación en la misma fecha de 1892.

EL FARO DIGITAL

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones