Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Historia

El misterio del ejército persa que desapareció en la arena, resuelto

  • Escrito por Redacción

ejercito-derrotado-luxor

Los 50.000 hombres desparecieron en una incursión cerca de Luxor en el 525 a. C., según la crónica griega de Herodoto, sepultados por una tormenta de arena, ahora un equipo de la Univerisad de Leiden asegura que en realidad fueron derrotados por el rebelde ejército egipcio de Petubastes III tras una excavación en un oasis de Ahmeida.

  • Una terrible tormenta de arena borró al ejército persa de 50.000 soldados escribió el historiador de la Antigua Grecia Herodoto. Nunca más se supo de los soldados del rey persa Cambises II , hijo de Ciro el Grande que habían enviado a Tebaspara atacar el Oasis de Siwa penetrando en el desierto en el 525 a. C., y las fabulaciones de la antigüedad atribuyeron a una tormenta la fatalidad del destino del ejército, adelantándose veinte siglos a la Armada Invencible.

    Sin embargo, los historiadores modernos lejos de dar crédito a Herodoto, consideraron que las tropas de Cambises II fueron derrotadas, una tesis que los investigadores de la universidad alemana de Leiden, liderados por el egiptólogo Olaf Kaper achacan con toda probabilidad al ejército rebelde egipcio de Petubastes III, que trataba de derrocar a los persas y coronarse en Menfis como nuevo faraón, después de la primera invasión de Egipto.

    La derrota de los persas nunca se consignó como tal, pero la excavación llevada a cabo por Olaf Kapper en el Oasis de Dachla en Amheida ha desenterrado un antiguo bloque de un templo que enumera la lista de títulos de Petubastes III, hallazgo que sirve para confirmar la existencia del ejército rebelde en la época y lugar del desastre persa. Las armas, y no la arena fueron las que acabaron con los 50.000 hombres.

    LA AVENTURA DE LA HISTORIA-EL MUNDO

    Según Japper, la ignominiosa derrota, y el posible contagio para la moral persa fue encubierta bajo la pretendida tormenta de arena, una operación de propaganda que el rey persa Darío I se encargó de fabricar con éxito, una vez que puso fin a las revueltas de los egipcios.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones