Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Historia

“Poner en un brete”

  • Escrito por Redacción

BRETE

Poner a alguien en un brete es colocarle en una situación comprometida de la que es difícil escapar airosamente.

Todos, en alguna ocasión nos hemos sentido atrapados ante una pregunta o hemos puesto a otro en un gran apuro. En definitiva hemos puesto y nos han puesto en un brete, pero, ¿nos hemos preguntado alguna vez que puñetas es un brete o que es una puñeta?

Dejando lo segundo para otro día y antes de contestar por derecho a la pregunta, con el propósito y finalidad de darle emoción a la cosa, sigamos el hilo del pensamiento de Miguel de Unamuno: “Si uno dijera que había recibido un golpe en el hinojo, preguntaríase el oyente que de donde ha salido esa palabra, y todos, sin embargo, decimos que se pone de hinojos el que se pone de rodillas”. Pues algo parecido pasa con la voz y palabra brete, que usamos en un contexto coloquial que conocemos, pero se nos da una higa el saber de qué se trata.

Siguiendo a don Miguel y desvelando el misterio, brete: “… es el cepo prisión estrecha de hierro que se pone a los reos en los pies para que no puedan huir”.

Con más prosopopeya, Covarrubias define brete como: “… vocablo español antiguo; vale lo mismo que potro”, para aclarar a continuación que potro es: “… cierto instrumento de madera para dar tormento”.

Ignoramos que cosas ponían a Covarrubias en un brete, pero sabemos que a Unamuno era que le invitaran a un banquete, porque según testimonios de varios de sus coetáneos amigos, comía como un pajarito y a lo más humano que llegaba era a la tortilla francesa. Tan es así la cosa que cuando acudía a una grande cuchipanda, para no ponerle en un doble brete, la prensa no informaba a propósito del menú. Ejemplo de ello es lo acontecido con motivo de su visita a la facultad de Medicina de la Universidad de Valencia en 1909 para participar en el homenaje a Charles Darwin con motivo del primer centenario de su nacimiento. El 22 de febrero de aquel año, los profesores y estudiantes de la facultad ofrecieron a Unamuno un ágape en el restaurante Miramar de la playa de Levante o de Las Arenas, donde el grupo coincidió con otro homenaje que se le bridaba a los actores Vicente Lleó y Pepe Ángeles, protagonistas de la exitosa comedia ¡T’o está pagao! Al día siguiente, el periódico El Mercantil Valenciano informaba de que a los cómicos se les sirvió: “… el arroz clásico, y en ella destacaron l’all i pebre d’angiles y el sofregit de botifarrons i llonganisses”.
Del menú del homenaje a Unamuno, ni una palabra.


“Poner en un brete” escrito por Javier Sanz en: Historias de la Historia

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones