Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 05 de...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Historia

El corredor de maratón que se hizo famoso por perder

  • Escrito por ABC

london1908-MARATON

Los juegos olímpicos de 1908, que tuvieron que trasladar su sede a Londres por la erupción del Vesubio, dieron mucho de sí en cuanto a anécdotas. Una de las más comentadas entonces fue la del corredor italiano de maratón Dorando Pietri, que se hizo famoso curiosamente por no ganar, pese a que entró el primero con holgada ventaja en el estadio...

24 de julio de 1908 fue un día caluroso en el que se disputaba la maratón olímpica. El italiano Dorando Pietri se había preparado a conciencia para la cita. Había empezado a correr solo cuatro años antes, en septiembre de 1904. Ese día Pericle Pagliani, el corredor más famoso entonces en italia, junto con otros afamados atletas, tomaba parte en una carrera. Pietri, que trabajaba en una fábrica de confección no lo dudó y se unió a la carrera incluso con su ropa de trabajo. Y sorprendentemente finalizó la carrera antes de Pagliani. Ante el éxito, siguió corriendo... y ganando. En 1907 se había convertido ya en el mejor corredor italiano de fondo, desde los 5.000 metros a la maratón.

Con ese equipaje acudió a Londres. En la maratón olímpica tomaron la salida 56 corredores, pero acabarían solo la mitad. Pietri corrió los primeros 20 kilómetros a ritmo lento, a diferencia de otros competidores. En la segunda mitad aceleró el ritmo y a 10 kilómetros de meta se había colocado ya en segunda posición, a 4 minutos del sudafricano Charles Hefferon que iba en cabeza.

El cansancio hace mella

En el kilómetro 39, aprovechando que Hefferon acusaba el cansancio, el italiano aceleró el paso. La victoria está cerca. Pero la prueba es dura y hace mella en todos los corredores, incluido Pietri, que iba en cabeza.

Después explicaría que cuando alcanzó la primera posición, aunque sabía que podía bajar el ritmo, siguió corriendo con la misma intensidad. Solo veía al público. De repente, divisó el estadio a lo lejos. "Ya estoy pensó". Y asegura que después no recordaba nada más. La fatiga extrema y la deshidratación le hacen desorientarse al entrar al estadio olímpico. Con gran esfuerzo sigue avanzando pero... gira en sentido opuesto a la meta.

Cuando los jueces le redirigen en la dirección adecuada, Pietri se desploma ante la sorpresa de los 75.000 espectadores del estadio. Es ayudado a levantarse hasta cinco veces antes de llegar a la meta al límite de sus fuerzas. Los últimos 350 metros le han llevado diez minutos. En total hace un tiempo de 2 horas 54 minutos y 46 segundos.

En segundo lugar llega el estadounidense Joseph Hayes y en tercera posición Charles Hefferon. La delegación de Estados Unidos protesta por la ayuda prestada a Pietri y el italiano es descalificado.

Sin embargo, su derrota dio la fama al corredor italiano. La primera en reaccionar fue la reina Alejandra, esposa de Eduardo VII de Inglaterra, que regaló a Pietri una copa de plata para compensarle por la pérdida de la medalla de oro.

La historia de Dorando Pietri dio la vuelta al mundo. El compositor y letrista de Broadway, uno de los más prolíficos y famosos, autor entre otras de "White Christmas", le dedicó incluso una canción: "Dorando".

Su fama le lleva a disputar carreras de exhibición en Estados Unidos por las que recibe una compensación económica. En noviembre de 1908 se enfrenta de nuevo a Hayes, en el Madison Square Garden y le gana. Repiten en 1909 y de nuevo Pietri vence. Corrió 22 carreras más, y venció en 17. Gracias a ello hizo una pequeña fortuna que invirtió en un hotel que regentaba con su hermano. Pero el negoció quebró y pasó sus últimos días trabajando en taller, hasta que a los 56 años murió de un infarto.

Sin embargo, su nombre forma ya parte de al historia del maratón olímpico, junto con otros como el griego Spiridon Louis, que venció la primera vez que esta carrera fue olímpica (Atenas, 1896) o el de Abebe Bikila, que ganó descalzo en Roma 1960.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones