Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

hospimedicalpatrocinador

Noticias Historia

EN BUSCA DEL GENERAL BALMES

  • Escrito por Redacción

balmes

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA: 16 DE JULIO DE 1936

El 16 de julio de 1936 se produjo en Las Palmas de Gran Canaria la primera muerte de la Guerra Civil Española. Es mi intención desvelar todos aquellos misterios que rodearon el fallecimiento, en extrañas circunstancias, del general Amado Balmes Alonso y que aún no han sido mostrados ni estudiados en profundidad por la historiografía de trinchera.

Los contrabiógrafos del general Franco consideraron que la muerte del General Balmes fue una más de las muertes «providenciales» junto a las de los generales Mola y Sanjurjo y la de José Antonio Primo de Rivera. Destacando entre estos «prestigiosos» historiadores a Federico Bravo Morata o más recientemente a Ángel Viñas. No abundaremos en este asunto.

Con mi trabajo sobre las circunstancias que rodearon la muerte del general pongo a vista de microscopio la figura de Amado Balmes Alonso y con unas lentes disecciono la verdadera perspectiva histórica del personaje, lejos de chismes y elucubraciones.

Queda completamente aclarado uno de los mayores misterios de la Guerra Civil Española. Ni asesinato, ni suicidio: fue un desgraciado accidente el que ocasionó la muerte del general Balmes y lo demuestro con documentos inéditos y datos irrefutables.

A pesar de la cantidad ingente de artículos y libros ninguno hasta la fecha aportaba prueba documental alguna que certificara la causa de la muerte del general Balmes y todo Io fiaban a chismorreos de cuartos de banderas sin más aporte que algún testimonios oral sin contrastar. Generalmente todas estas teorías pretendían demostrar la implicación del general Franco en la muerte de su subordinado.

Me he embarcado en una tarea titánica de consultar todos y cada de uno de los archivos militares y civiles españoles en busca de esos documentos «perdidos» y, además, haciendo un acopio colosal de material archivístico y periodístico de carácter inédito

Como primera conclusión a la que llego es que el general Balmes, pese a lo que expresen algunos historiadores, ni perteneció a la UMRA ni jamás fue un general republicano. La propia prensa de izquierdas lo calificaba de la siguiente manera:

«No puede tragar a la República y haciendo abuso de su autoridad no se conforma con seguir siendo monárquico... sino que en contra de autoridades superiores quiere imponer su monarquismo a sus subordinados».

Es decir, la trayectoria del general fue inequívocamente monárquica. Es más, queda demostrado con documentación inédita como participó en los prolegómenos y preparación del alzamiento militar.

El testimonio que realizó el que fuera alcalde de Las Palmas, comandante Domingo Padrón Guarello, no deja lugar a la menor duda:

«Que dos meses antes (del 18 de julio de 1936) Franco, Orgaz y Balmes estuvieron en contacto. Él desempeñó diversos cometidos: hablaba casi a diario del movimiento con el general, le facilitaba nombres de significados marxistas en Las Palmas, confeccionando un fichero donde ano-taba nombres, antecedentes y movimiento de dichas personas. Ese fichero desapareció de su despacho después de su fallecimiento».

Es en la segunda parte de la investigación donde expongo una serie de documentos inéditos de enorme trascendencia histórica. He localizado el informe de la autopsia realizada al general Balmes; los testimonios de todos los oficiales que estuvieron implicados en este affaire así como del único testigo que estuvo presente en el momento del accidente mortal, Manuel Escudero Díez, chófer del general. He localizado el número de registro de la pistola Astra modelo 400 del 9 largo con la que el general tuvo el accidente en el campo de tiro de la Isleta y más de una centenar de documentos inéditos que salen a la luz en el ensayo titulado «En busca del General Balmes» (Librería Hispania Ediciones, 2015) .

Adelantamos, en primicia para los lectores de la revista ARES parte del testimonio del citado chófer Manuel Escudero Díez:

«Lo recogió con el coche y lo condujo a donde otro día había estado tirando al blanco (Campo de tiro de la Isleta). Que al llegar al sitio indicado se bajó el general y le ordenó que diera la vuelta al coche y sacara las pistolas, que puso en el estribo y le ordenó que fuera a colocar una tabla que se encontraba allí para que sirviera de blanco. El general empezó a tirar, y a medida que acababa de tirar con cada pistola mandaba al deponente a ver los impactos que había hecho. Que en la tercera pistola el último cartucho se encasquilló en la pistola y entonces empezó a manipular con dicha pistola para desencasquillarla cuando de repente en un falso movimiento teniendo la pistola apoyada hacia el cuerpo se le disparo ...».

Como tercera parte de mi trabajo he contado con la ayuda imprescindible de los profesionales en balística y medicina forense, cuya opinión considero que ofrece un valor añadido a las fuentes documentales. Unos de tales peritos balísticos, confirmó Io siguiente:

- El general se encuentra sentado, frente a una mesa, en la que se encuentran las armas, expuestas sobre ella.

- El chófer se encuentra a la derecha del General, de pie, le va preparando cada una de las armas (sacando la munición, llenando los cargadores, engrasándolas, limpiándolas) para que el general las pruebe, dándoselas una a una a éste, por encima de su hombro derecho. (...)

Como conclusión, de Io que sí podemos estar seguros es que el general Balmes no era un militar republicano de izquierdas, ni un militante francmasón; que tuvo pleno conocimiento del golpe militar y que participó «a su manera» en sus prolegómenos; que la prensa de izquierdas no Io consideró uno de los suyos; que sí se llevó a cabo una investigación judicial; que se expidió el oportuno certificado de autopsia; que está localizado el nombre del chófer (Manuel Escudero Díez), único testigo del fatal desenlace; que la administración «franquista» consideró al general Balmes, a todos los efectos, como caído el 16 de julio de 1936 en acto de servicio «...durante la preparación del referido movimiento...» y que, antes de morir, estuvo consciente aunque fueran quince o veinte minutos. Dato muy relevante. El general Balmes antes de expirar habló con muchas personas y estos testigos directos, ni antes, ni por supuesto en plena democracia, hablaron de un homicidio. Los cuatro forenses que participaron en la autopsia podrían haber hablado para aclarar el asunto y sin embargo guardaron silencio. El general habló brevemente con todos los presentes en la Casa de Socorro de la Isleta.

Un general como cualquier otra persona está sujeto al error humano, al exceso de confianza, al estrés, al cansancio o al accidente involuntario. No hubo manos negras ni teorías conspiratorias.

Este artículo constituye la presentación de la investigación más completa, exhaustiva y esclarecedora que se haya hecho hasta la fecha sobre las causas que rodearon la muerte del general Amado Balmes.

Como acertadamente dijo un gacetillero de la época: «El general Balmes era un hombre simple y afectuoso que le caracterizaba la disciplina. No amaba la política. Mucho menos las intrigas y las ambiciones de los partidos. Servía al Ejército, sirviendo a España. Con Rey o sin Rey, era soldado y sabía cumplir sus deberes».

MOISÉS DOMÍNGUEZ

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comentarios   

 
0 #2 Moisés Morán 18-10-2015 12:09
Muchos de ustedes son militares, están acostumbrados a manejar armas diariamente y les pregunto lo siguiente ¿A alguno de ustedes se le ocurría desencasquillar una pistola apoyándola contra en el estómago? ¿A qué no?
Saludos.
Citar | Reportar al moderador
 
 
0 #1 Rafa 15-10-2015 14:10
La probabilidad que un general o un militar veterano de guerras, con una edad , etc etc tenga por costumbre apoyar el arma sobre su cuerpo es casi nula. ¿hay alguna prueba anterior a este hecho?.
La posibilidad de tal hecho suceda el 16 de Julio a un dia del alzamiento ........y al comandante de la isla, cuando el avión está esperando en Gando al "Caudillo" , esto ya es milagroso
Citar | Reportar al moderador
 

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones