Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Historia

Un artículo de prensa que hizo caer a un gobierno

  • Escrito por Redacción

antonio-rios-rosas--644x362

Hay algunos artículos periodísticos que marcan época, y que pueden provocar caídas de gobiernos o desatar revoluciones. Es lo que ocurrió con el que, bajo el título de «El rasgo», publicó Emilio Castelar en el periódico La Democracia, en 1865.

La historia comenzó, cuenta Luis Carandell en su obra «Se abre la sesión» –editorial Planeta–, cuando la reina Isabel II, por consejo del jefe de Gobierno, Narváez, donó parte de los bienes del Patrimonio Real para atender las necesidades del Tesoro nacional. Castelar, catedrático de Historia en la Universidad Central, criticó la medida, argumentando que en realidad los bienes donados no eran de la reina, sino propiedad de la nación.

El ministro de Fomento, Antonio Alcalá Galiano, del que dependía la universidad, ordenó abrirle expediente al catedrático, a lo cual se negó el rector, Juan Manuel Montalbán. Que fue cesado de inmediato. La noche del 10 de abril, la de San Daniel, estudiantes y obreros salieron a la calle en protesta, y cuando daban una serenata en apoyo al ya ex rector en la Puerta del Sol, la fuerza pública actuó, con un saldo de 14 muertos y 143 heridos.

Diputados y senadores discutieron ampliamente sobre estos hechos. El conservador Antonio de los Ríos Rosas criticó vivamente al gobierno por lo sucedido, con estas duras palabras: «Esa sangre pesa sobre vuestras cabezas». Llamó «miserables» a quienes ordenaron la represión de la protesta, y cuando el presidente de la Cámara le pidió que retirara esa palabra, Ríos Rosas contraargumentó: «Yo he calificado de miserables a los culpables y lo son, mantengo esa palabra y pido que se escriba; si no hubiera salido de mis labios, pediría que se esculpiera»

ABC

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones