Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 05 de...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Historia

VIRIATO Y LA GUERRA DE GUERRILLAS

  • Escrito por Redacción

Viriato

VIRIATO Y LA GUERRA DE GUERRILLAS.

Tomás San Clemente De Mingo

Viriato (muerto 139 a.c), en la Hispania romana, utilizó en sus enfrentamientos con los romanos la guerra de guerrillas. Una táctica militar que utilizaron con éxito los pueblos prerromanos de la península ibérica (como el lusitano y el celtíbero).

Este tipo de guerra, los romanos lo denominaron como lactrocinium, término con el que indicaban que no era una guerra organizada, sino irregular y dirigida por latrones (bandidos), aunque en la tradición recogida por Livio la denominaba como Bellum. Esta forma de combatir era conocida como guerra ibérica o hispánica, y fue empleado por las tribus de la meseta y del litoral. La novedad es que Viriato imprime, a la hasta ese momento guerra de guerrillas con un carácter defensivo, un espíritu ofensivo, deteniendo y destruyendo, uno tras otro, a los ejércitos romanos. Su objetivo político - militar fue conseguir una independencia de su territorio respecto de Roma, la expansión de su influencia por las comarcas meridionales (Betruria, Carpetania y Bética), llevando la guerra a territorios romanos.

map
Cierto que nunca adquirió el territorio conquistado como posesión duradera, conformándose con aumentar sus posibilidades materiales por medio de saqueos. Para una ocupación definitiva, hubiera necesitado de más hombres, medios materiales y, sobre todo, una capacidad organizadora y administrativa de la que carecía.

La táctica empleada por Viriato variaba según las necesidades. Una veces iba dirigida a desgastar al enemigo, inquietándolo y atando sus líneas de abastecimiento y, otras veces, trataba de neutralizarlo por medio de la sorpresa que caracterizaba a la emboscada. Esta se efectuaba en desfiladeros, o en pasos angostos donde las legiones romanas marchaban en hilera ofreciendo un blanco perfecto. También solía utilizar la huida aparente induciendo a la persecución al enemigo, simulando la retirada, para volverse contraatacando; pasando los romanos de perseguidores a perseguidos (concursare). Otra táctica practicada y que se puede denominar de como evasiva, fue atacar con pequeños contingentes a las legiones romanas para despistar a estas y permitir la huida, mientras tanto, al grueso de su ejército. Rara vez presentaba batallas en formación; era consciente de su escasez de tropas, y de la inferioridad de las armas de sus soldados en comparación con las de los legionarios romanos.

lusi
El armamento utilizado por los lusitanos (tanto jinetes como hombres a pie) constaba de un escudo pequeño o caetra, muy apropiado para los combates cuerpo a cuerpo y para protegerse de los dardos, además de una espada(1) y un cuchillo. Podían portar una lanza de hierro con punta en forma de gancho. Como protección personal contaban con cascos (no todos) con crines volantes y corazas de lino. Los jinetes (había muy pocos) usaban corazas y cascos metálicos.

Como armas arrojadizas, para a combatir en la distancia, disponían de dardos, flechas, y jabalinas.

Los juegos corporales con armas, las cacerías, y las expediciones de saqueos a las tribus vecinas, sirvieron de instrucción y preparación y entrenamiento para los hombres que acompañaban a Viriato.

Su guerra, no fue una guerra organizada y metódica, sino que actuaron como si se tratara de una cacería o un acto de rapiña, por impulsos, o por la situación momentánea, sin que se plantearan largas campañas. Quizá, su falta de constancia fue la causante de la derrota frente a las todopoderosas y disciplinadas legiones romanas.

(1) El profesor Mauricio Pastor Muñoz, asesorado por Fernando Quesada, afirma que la espada utilizada por los lusitanos no fue la falcata sino una del tipo céltico con dos antenas. Ver en : http://blogtabula.blogspot.com.es/2012/08/mauricio-pastor-en-viriato-es-dificil.html

Escrito por Tomás San Clemente de Mingo en http://www.historiareimilitaris.com

HISRORIA REI MILITARIS

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones