Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Cultura

Lo que Hollywood oculta: el desconocido origen español de los cowboys americanos

  • Escrito por ABC

john wayne cowboy

Los vaqueros del Oeste proceden de los jinetes de las marismas del Guadalquivir, según el experto Borja Cardelús. Especialistas y entidades culturales reinvidican la huella de los españoles en Estados Unidos

Pocas imágenes se consideran más genuinamente «americanas» que la de John Wayne a lomos de un cuadrúpedo recorriendo las llanuras del Oeste. Sin embargo, incluso esa estampa popularizada gracias a Hollywood procede de la honda huella que los españoles dejaron en Estados Unidos a lo largo de más de 300 años. Los cowboys proceden de «los jinetes de las marismas del Guadalquivir», que al establecerse al otro lado del Atlántico trasladaron también su modo de vida, explica el divulgador madrileño Borja Cardelús, que participó este jueves en el Foro de la Herencia Hispana, organizado por The Hispanic Council y la Deusto Business School, en el que distintos expertos abogaron por rescatar del olvido el rico legado español en el gigante norteamericano.

Para el director de The Hispanic Council, Daniel Ureña, la historia de ese país «no puede entenderse sin la aportación de España», por lo que «es importante la tarea de divulgar el papel de España en el origen de Estados Unidos».

El desconocimiento en la propia España da lugar a sorprendentes paradojas. Cardelús recuerda que leyó en un periódico local en Almonte, el corazón de las marismas, que los jinetes de la zona «se manejan al estilo americano», ignorando que en realidad es al revés, que fueron los vaqueros de los westerns quienes adoptaron el estilo marismeño.

Según resalta el autor entre otras obras de «La huella de España y de la cultura hispana en los Estados Unidos», «La Florida española» y «El legado español en los parques nacionales de los Estados Unidos», «en las películas del Oeste no hay nada que no sea español», desde el caballo a las reses, pasando por los rodeos y los arreos. Incluso los pueblos «imitan al Rocío», señala. Y no solo se trata de los cowboys de Estados Unidos, ya que lo mismo se podría decir de los gauchos de la Pampa o los llaneros de Venezuela y Colombia.

Lo que sucede, explicó Borja Cardelús, es que España no ha realizado la misma labor de márketing que Estados Unidos, que «ha importado» el estilo de vida, «lo ha plasmado en el cine y lo ha exportado como un producto americano».

Bernardo de Gálvez, el héroe de Pensacola

El de los vaqueros y los jinetes de las marismas fue uno de los ejemplos de amnesia colectiva sobre la impronta española que se pusieron sobre la mesa durante el Foro de la Herencia Hispana. Otro fue el del militar malagueño Bernardo de Gálvez, el gobernador de Luisiana que en 1781 recuperó para España en 1781 Pensacola, entonces en manos británicas, y contribuyó de forma decisiva a la victoria de los rebeldes norteamericanos en la Guerra de la Independencia.

El vicepresidente de la Asociación Bernardo de Gálvez, Manuel Olmedo, recordó las peripecias vividas hasta conseguir que se colgara en el Congreso de Estados Unidos un cuadro del héroe de Pensacola y se le reconociera como ciudadano honorario de ese país, gracias al impulso de Teresa Valcárcel, una española residente en Washington DC. «Es como poner una pica en Flandes», destacó.

El camino para lograr esos reconocimientos a De Gálvez comenzó hace unos años, cuando se halló en el Archivo de Indias una carta en francés datada en 1779 de Oliver Pollock, un comerciante y financiero irlandés que se adhirió a la causa independentista, en la que pedía al militar español permiso para hacerle un retrato para que ser expuesto en el Congreso.

Aunque el entonces llamado Congreso Continental aceptó colgarlo, cuando Teresa Valcarce acudió al moderno Capitolio de Washington a interesarse por el cuadro, nadie sabía nada. Desde la Asociación Bernardo de Gálvez propuso entonces enviar una copia de un retrato existente en Málaga, obra de Mariano Salvador Maella. La gestión prosperó finalmente, casi 230 años después de la muerte del gobernador de Luisiana, gracias al apoyo del senador demócrata por Nueva Jersey Robert Menéndez.

Olmedo lamentó, no obstante, la insuficiente acción exterior de España a la hora de recuperar la memoria sobre la historia española en EE.UU. «Que no se haya podido combatir la injusta e infausta leyenda negra es indignante», aseguró.

Con todo, resaltó el acuerdo entre la Diputación de Málaga y el Ayuntamiento de la capital de esta provincia para crear un centro de interpretación en 2018, que contará con un presupuesto de cinco millones de euros y se convertirá en «un referente de las relaciones entre España y Estados Unidos», según Olmedo. Además, señaló que se han presentado dos proposiciones no de ley en el Congreso y el Senado españoles para seguir el ejemplo de EE.UU. con Bernardo de Gálvez.

Mientras, Borja Cardelús abogó por difundir la huella española en aquel país a través de «los medios actuales», como la televisión y las exposiciones itinerantes. En este sentido, avanzó que se está trabajando en la creación de una fundación que, a través de «productos eficaces», permita que «España recupere el puesto que moralmente le corresponde».

«Si hay tribus indias en Estados Unidos es gracias a España» Borja Cardelús, divulgador

Cardelús también destacó el tratamiento que los españoles dieron a los nativos de Norteamérica, poniendo como ejemplo que al oeste del Misisipi, «hay comunidades cada vez más prósperas». A su juicio, «si hay tribus indias en Estados Unidos es gracias a España» y, en concreto, se refirió al papel de las numerosas misiones que se extendieron por aquellos territorios. Ciudades como San Francisco y San Diego en California o San Antonio en Texas tienen su origen en antiguas misiones españoles, recordó.

Por su parte, el director del Instituto Franklin, Julio Cañero, abogó por promover en la propia España el conocimiento de la historia española en EE.UU. En su opinión, aquel país «vive el presente, aspirando al futuro». Lo que hace falta es «que nos vean como un país amigo y fiable» y criticó la actitud del «señor que no se levantó al paso de la bandera» de EE.UU., en referencia al ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, en lo que coincidió con Manuel Olmedo. «Restablecer los lazos ha costado mucho», apuntó.

Durante el debate con el público, intervino Elizabeth Wise, regent (presidenta) del capítulo de España de las Hijas de la Revolución Americana, entidad sin ánimo de lucro que se dedica a promover la historia de EE.UU., entre otros fines, que animó a los españoles a «rascar e investigar más» sobre el legado hispano en ese país. «Estamos haciendo vuestro trabajo», llegó a decir.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones