Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Cultura

Replica de un “aficionado de la historia” al profesor Roberto Muñoz Bolaños

  • Escrito por Redacción

Portada-General-Balmes comprimida

Escribió Don Antonio Machado que “en España de cada diez cabezas, nueve embisten y una piensa” y ahora les contaré el motivo por el que traigo esta cita a colación.

A rebufo de mi último libro “En Busca del General Balmes “(Librería Hispania 2015)" he recibido una serie de criticas que en buena lid debo aceptar.

Ahora, una de esas críticas me ha llamado mucho la atención pues proviene, nada más y nada menos, que del mundo académico español y eso es novedad. Que de un mundo tan encapsulado y endogámico viertan unas palabras hacia mí es todo un honor. La critica la realiza del Profesor de la Facultad de Ciencias Sociales y Educación de la Universidad Camilo José Cela, D. Roberto Muñoz Bolaños al que debo agradecer que al menos se haya leído parte del libro. Eso también es novedad.

Este caballero sale rebrincado. Embistiendo por todas partes a este humilde servidor. Utiliza para su crítica un tono agresivo y crispado -diría yo casi guerra civilista- alejado de la ciencia histórica y más cercana al jaleo portuario. No entraré en ese juego ni por supuesto me pondré a su nivel pero debo rebatir, de forma sosegada, algunas de sus afirmaciones que parecen y tienen apariencia de veracidad pero que como comprobaremos no son tan rotundas ni tan absolutas como pretende presentarlas al lector.

He de expresar, para que no quepa lugar a la menor duda, que el pasado día 26 de Octubre de 2015 intenté ponerme en contacto con este señor a través del buzón para lectores del blog Anatomía de la Historia, donde escribió su crítica: “El General Balmes… ¡no encontrado!”. No insistiré por insustancial en este asunto. Debe quedar constancia en su base de datos de esta petición. Hasta la fecha no he recibido respuesta por lo que debo hacer un ejercicio de reconvención en este espacio de libertad dado que no se me ha dado la oportunidad de contrarréplica en el lugar donde fui criticado.

Yendo a la harina del asunto. En primer lugar me mete, sin más, dentro de la cajita de la historiografía revisionista de la ultraderecha. Curiosamente otro Historiador Prestigioso, D. Francisco Espinosa Maestre, que desde luego no es dudoso por su posición ideológica, expresa lo siguiente sobre el diciente:

“Con Moisés Domínguez ocurre algo especialmente llamativo. Es probable que haya que poner en su haber las fotos de Portugal, lo cual es digno de agradecer. Recientemente publicaron otra cosa y también se aportaba alguna foto de interés, concretamente una sobre los asesinatos realizados por los fascistas el 20 de Agosto, hecha por unos australianos que andaban casualmente por Badajoz. Lo llamativo es que todo lo que encuentran(sic) va en contra de sus tesis , o sea que manifiesta lo que en realidad fue aquello, una orgía fascista, lo cual no deja de tener su lado cómico. Ánimos desde aquí para que sigan (sic) investigando …A NUESTRO FAVOR”

No sé si el señor Muñoz Bolaños plantea el tema del revisionismo de la misma manera que el Señor Espinosa. Es fácil hacer una raya en el suelo: la Memoria de la Anti-España (ellos) contra la auténtica Historia de España (nosotros). Deberían de aclararse un poco. Pero, por favor que no me adscriban a ningún bando. La verdad no entiende de banderías.

Intenta desacreditarme profesionalmente contraponiendo mi figura de “Aficionado de la Historia” a la del veterano economista D. Ángel Viñas y hace una declaración de intenciones muy curiosa con respeto a ese ilustre profesor:

“Viñas sólo pudo argumentar su tesis sobre pruebas circunstanciales e indicios, no sobre fuentes escritas u orales directas… Como también se puede discrepar intelectualmente con su autor (Viñas), cuya visión de la II República es diferente a la nuestra”. ¿La de Vd. señor Roberto Muñoz Bolaños y la de quien más? La del Sr. Viñas, la de Santiago Carrillo, la del Campesino y la Pasionaria… .Ahí acaba todo el ejercicio crítico hacia su colega. Conmigo se explaya algo más.

La disertación del Sr. Muñoz Bolaños, es “per se” pretenciosa, larga y farragosa. Deja en el tintero aquello que no le interesa. Por ejemplo, nada dice de la prensa de izquierda que ponían al General Balmes como hoja de perejil ¿Por qué será?

Por no extenderme mucho en este asunto en un panfleto de la época podemos leer:

“No puede tragar a la República y haciendo abuso de su autoridad no se conforma CON SEGUIR SIENDO MONARQUICO…SINO QUE EN CONTRA DE AUTORIDADES SUPERIORES QUIERE IMPONER SU MONARQUISMO A SUS SOBORDINADOS”.

Esta denuncia se hace pública el 24 de Octubre de 1931 en una Carta Abierta a Manuel Azaña, entonces Ministro de la Guerra, publicada en la gacetilla Justicia Social. Terminaba la carta con unas palabras durísimas contra el General:

“No dudamos que V.E (Azaña)… atará corto a este inadaptable General , que además que nos repugna por su reaccionarismo ES UN PELIGRO PARA LA REPUBLICA QUE TALES BORBONISTAS ASUMAN LA MAXIMA AUTORIDAD MILITAR EN UNA ISLA COMO LA DE MENORCA”

Como bien expresa el profesor y el que suscribe “Sin comentarios”.

a) Desde el punto histórico intenta desacreditarme poniendo al general Balmes como un profesional puro y disciplinado, de 58 años en el momento de su muerte (el Señor Muñoz Bolaños por error expone que tenia 59 años cuando fallece) SUPONE –que es mucho suponer – que el General no se sumó a la sublevación por sus antecedentes militares y nada más . No aporta , sensu contrario, ningún documento ni legajo en el que apoye esta teoría . Si este señor profesor tiene a bien en contactar conmigo le paso las memorias de uno de los enlaces que utilizó Balmes para contactar con Franco . Un documento que para él no tendrá valor ,“supongo “ por “ fascista “, pero que aclara cual fue la participación de Balmes en el levantamiento militar y que si Dios quiere saldrá publicado en la 2ª Edición de mi libro pues no me dio tiempo a meterlo en la 1ª Edición.

b) Dice que utilizo datos erróneos. Como que el General Balmes no pertenecía a la UME. Lo que en realidad expreso es que posiblemente estuviera “vinculado”en razón de un estudio que hizo Frank Jellinek . Aunque por estatutos no se pudiera pertenecer, se puede estar vinculado porque tus inferiores militen en la agrupación y te hagan partícipe de sus actividades, por ejemplo. Especialmente si compartes los intereses y la forma de pensar de ellos. Yo no pongo negro sobre blanco que perteneciera a la UME.

c) Expresa que utilizó fuentes secundarias de nulo valor. Para el historiador de combate, espero que este señor no esté entre estos, las fuentes “fascistas “carecen de valor. La mentira es un arma revolucionaria.

Me echa en cara que utilizo como fuente un libro de 1937 supervisado por el General Mola. Exponiendo su autor, José Mª Iribarren, que se trataba de un “asesinato en circunstancias misteriosas” y por supuesto el Sr. Muñoz Bolaños lo eleva a categoría de verdad absoluta. Lo que no expresa el señor Bolaños es que el autor de esa obra no define ni identifica la ideología de los presuntos asesinos. La muerte del General siempre estuvo sumida en la más absoluta nebulosa y achacaron esa muerte a facciones anarquistas, comunistas… Ahora sí, como al Señor Muñoz Bolaños le interesa la fuente “fascista” da a la obra de José Mª Iribarren fiabilidad absoluta. Curiosa forma de discriminar las fuentes.

d) Que interpreto libremente los testimonios. Pues claro, cuando uno es libre puede actuar con libertad .Cuando uno es esclavo de su ideología y apriorismos está sometido al yugo. Sr. Muñoz Bolaños, ¿usted actúa libremente o al dictado?

e) Que rechazo las fuentes que no se ajustan a mis tesis. Ya está nuevamente prejuzgando y para ello trae a colación lo que manifestaron tres extranjeros (Cecil Bebb, Diana Pollard y Hugh Pollard) que tenían dificultades para expresarse en español.

Ruego al Sr. Muñoz Bolaños que antes de hacer juicios de valor y si su nivel de inglés se lo permite oiga la entrevista que concedió en Diciembre de 1982 Diana Pollard, sobre los sucesos que vivió en Julio de 1936.

La audición es accesible a cualquier lector en la página web del Imperial War Museum de Londres bajo el epígrafe 7371.

Por cierto, en inglés “has been killed” no significa literalmente “ha sido asesinado” . Pero es que además me apoyo para traducir esa entrevista en un experto militar que ha vivido largos años de su vida en EEUU y Gran Bretaña y del que no me cabe duda que se expresa en ingles mejor que algunos profesores universitarios.

Lo dicho: oiga la grabación y después hablamos.

f) No somete a crítica los testimonios de los subordinados de Balmes. Si el señor Muñoz Bolaños conoce el mundo de la empresa y de las organizaciones laborales, sindicales, políticas y sobre todo en la Administración, esas listas ilegales están al orden del día. De sotto voce lo conoce todo el mundo. Así actúan muchos politicullos del tres al cuarto para ascender en su carrera política. Durante la Guerra Civil los comunistas fueron los primeros en hacer ese tipo de listas y en el mundo castrense ni le digo. Con esas listas se repartían los castigos y las prebendas.

¿En que se basa este Historiador para negar la existencia de ese comprometido listín? En nada. Por qué lo dice él y punto. Por ello ruego que dado que en toda su crítica no aporta un solo documento contradictorio al menos tenga la gentileza de en este caso aportar esa prueba definitiva de la inexistencia del listado que estaba confeccionando el General Balmes.

Me crítica porque he localizado al único testigo presente en el momento del fatal desenlace. Me refiero al chofer del General Balmes. Don Manuel Escudero Diez (No Díaz como el buen Historiador expresa en su crítica –esto podría confundir a más de un lector- .También confunde mi apellidos y utiliza datos erróneos. Me llamo Moisés Domínguez no Moisés Fernández).Por otro lado si no es capaz de contrastar y comprobar un dato como el curriculum de un profesor -a mano del más profano- que hará con otros que duermen en los archivos y registros de nuestra Guerra ¿Quién le habrá informado?

Seguimos, deja caer que este señor saco algún tipo de beneficio, que posiblemente mintiera…Habría que preguntarse ¿Obtuvo dinero, recomendaciones, cargos o prebendas? ¿Los malvados franquistas o fascistas se lo quitaron de en medio para que no hablara? Va a ser que no. Terminó de teniente del Ejército del Aire y haciendo cursos de perfeccionamiento profesional en Estados Unidos. Fue por tanto un ejemplo destacado de las posibilidades de ascenso social que ofrecía el franquismo en los años cuarenta y cincuenta. Ascendió por el escalafón a lo largo de los años. Para mí es un testimonio fiable. Además rogaría al historiador Muñoz Bolaños que viera la fecha en la que dicho testigo depone su versión de los hechos.

Por otra parte el profesor al que todos los españoles pagamos su sueldo vuelve a precipitarse. Y sin ton ni son, ni encomendarse a Dios ni al diablo suelta que debería haber sido yo quien buscara los legajos de la causa civil 177/36 en la Audiencia Provincial de Las Palmas –como supuesto especialista en el tema– Y como supuesto especialista en el tema, es lo que hice.

Si le valen estas respuestas de los Archivos judiciales del ARCHIVO HISTÓRICO PROVINCIAL DE LAS PALMAS cerramos este asunto:

“Estimado señor:

Lamento comunicarle que hemos realizado la búsqueda que nos solicita en el fondo de la Audiencia Provincial de Las Palmas, expediente 177/1936 procedente del Juzgado de Instrucción de Triana y no lo hemos encontrado. De ese año se conservan sólo siete expedientes.También hemos mirado los sumarios del Juzgado de Instrucción de Triana con el mismo resultado negativo. Tenemos los libros de sentencias de la Audiencia Provincial; he mirado hasta 1939. No ha aparecido nada. La semana que viene sigo un par de años más pero me temo que el asunto fuera por lo militar.Atentamente”

“Estimado señor:

La nueva información que me da del sobreseimiento de la causa me vale para no seguir mirando los libros de sentencias posteriores al año 1939 donde lo había dejado. Ahora miraré los autos, que son los que recogen los sobreseimientos, a ver si hay suerte.
Lamentablemente en el Juzgado de Instrucción de Triana, el único expediente que hay no es el que a usted le interesa.

Atentamente”

“Estimado Moisés.

Siento Estimado comunicarle que no tenemos el auto de sobreseimiento tampoco. Del año 36 sólo había uno y ninguno del 37.
Lamento no haberle servido de ayuda.
Atentamente”

Y ahora reitero y le agradecería que Usted que seguramente tenga más medios humanos y materiales que este humilde servidor siga rebuscado en esos Archivos por si tuviera más suerte que yo. Le puedo dar una pista de quien pudo sustraer ese importantísimo expediente judicial y le facilito el camino si quiere.

En cuanto a la pensión que le dieron a la viuda del General Balmes le recomiendo se apoye en al algún experto en Clases Pasivas o Habilitado pues se hace un lio monumental. El tema es bien sencillo, a la viuda de Balmes le reconocen una pensión extraordinaria de viudedad desde el mismo momento en que muere su marido. Es decir ,empezó a cobrar desde 17/07/1936 con “motivo de la preparación del alzamiento” o “Habiendo fallecido el citado General en ACTO DE SERVICIO, DURANTE EL ENSAYO Y MANEJO DE ARMAS DE GUERRA, está de lleno comprendido en el párrafo agregado por Real Decreto de 19 de Noviembre de 1927, art.65 del Estatuto de Clases Pasivas del Estado”. Lo demás es hacer conjeturas irrelevantes para el caso.

Me acusa de fraude al exponer una carta escrita por Doña Julia Balmes, hija de Amado Balmes, en 1978 y pone en duda que haya contactado con la familia del General. Si quiere, le paso los emails que he intercambiado con esta familia y comentamos el caso. También he hablado con Doña Julia Balmes, una mujer encantadora al igual que sus hijas y que me autorizó a usar unas fotos del General Balmes para un artículo publicado en la prestigiosa Revista Ares. Para rematar le expreso lo que me comentó la familia de Doña Julia Balmes:

“Hola:
Mi madre ya ha leído el libro y le ha gustado mucho. Te da la enhorabuena por tu trabajo.
Un saludo Pilar y Julia”

Con esto me doy por satisfecho. ¿A Usted le vale?

En cuanto, a los comentarios que me hicieron los expertos debía ser honesto conmigo mismo y no podía hurtar al interesado en el tema, historiador o investigador las manifestaciones que me hicieron y que podían aclarar de alguna manera los sucesos que acontecieron en las Isleta aquella mañana del 16 de Julio de 1936. ¿Señor Muñoz Bolaños, Usted que hubiera hecho? ¿Los habría o no habría publicado en función de sus tesis?

No quiero olvidarme de un comentario que hace en su crítica. No será este “Aficionado a la Historia “quien caiga en esta burda celada”. Si tiene hombría que lo haga él o Usted. Ya me entiende.

Sr. Muñoz Bolaños espero que algún día, no muy lejano, tenga el valor suficiente para realizar una crítica de la misma extensión e igual de constructiva al libro que el señor Ángel Viñas dedicó a un gran patriota y militar español como fue el General Balmes. Que Dios lo tenga en su gloria.

Saludos cordiales.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones