Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Cultura

Cómo salvar el miedo a escribir (20 recomendaciones)

  • Escrito por Redacción

miedo-escribir-850x468

Todos tenemos miedo a escribir. Quién diga lo contrario miente. Enfrentarse a una hoja en blanco sea en el ordenador o en un papel siempre impone. Aunque solo sean unos segundos.

En 2016 cumpliré 20 años de forma ininterrumpida como periodista de prensa escrita. Uff, cómo pasa el tiempo. Todos los días escribo uno o dos textos para el periódico. He publicado una novela de 250 páginas. Llevo más de 200 artículos en este blog y unos cuantos más para otros y, lo confieso, aún siento un cosquilleo cuando tengo que empezar un texto. Lo mismo me sucede antes de darle al botón de publicar del blog.

No tengo miedo a escribir. Pero sí me asaltan otros miedos. La pregunta que siempre me hago cuando me siento delante de la hoja en blanco es ¿seré capaz de poder transmitir con las palabras lo que quiero contar?

Mi objetivo con este artículo es ofrecer algunos consejos y recomendaciones que a mí me funcionan para tener controlado ese miedo a escribir. Me han salido una veintena.

El titular, lo primero

miedo escribir maquina

En este apartado cada maestrillo tiene su librillo. Unos lo escriben antes de empezar a redactar y otros, después. Yo soy de los primeros. Tener el titular antes de arrancar es como contar con un asidero del que agarrarte para ayudarte a escribir. Porque tu objetivo mientras redactas el texto es defender esas palabras que has puesto como titular.

Tener un esquema

Ya lo decía Hannibal Smith, de El Equipo A, “me encantan que los planes salgan bien”. A mí también. Y para que salga bien ¿qué hace falta? Tener un plan.

Los que se quejan de que se bloquean delante de un papel en blanco es porque no saben lo que tienen que escribir.

Para evitar que te bloquees y que no sepas de qué escribir es fundamental tener un esquema de lo que vas a contar. Como si fuese un guión.

Prepara un guión

Coge una hoja en blanco y garabatea las ideas que quieres contar y por el orden que quieres que aparezcan. Es clave organizar el contenido.

Hace casi cuatro años publiqué el libro La princesa de los apóstoles. Tiene 250 páginas. Antes de empezar a escribirlo me pasé seis meses recabando información y pensando qué iba a contar en cada uno de los siete capítulos. Y ese esquema/guión lo hice en un cuaderno que me acompañó durante todo el proceso de creación. Aún lo conservo.

Ordena el contenido antes de empezar

miedo escribir ordenar

En muchas ocasiones nos vamos a enfrentar al problema de que tenemos muchas ideas que contar y no sabemos por dónde empezar. En este punto tener un esquema nos va a desatascar y va a poner orden en toda esa vorágine de ideas que tenemos en la cabeza.

Un ejemplo es este artículo. Tengo muchas ideas que quiero desarrollar, así que tengo un folio a mi lado con algunos tachones donde antes he escrito lo qué quería redactar y por qué orden lo iba a hacer.

Tampoco hay que ser muy estricto. Cuando tengamos escrito el texto puede ocurrir que una de las ideas tenga más fuerza si la cambiamos de orden. No pasa nada si lo hacemos.

El arranque es clave

En el blog ya he escrito sobre la importancia de arrancar con fuerza un artículo. Pero cuando hablamos del proceso de creación de un texto es muy importante saber cómo vas a empezarlo.

Debes tener en mente cómo arrancarás el artículo. Las dos primeras frases son claves y si ya las tienes en tu cabeza antes de escribir te ayudarán a que las palabras fluyan mejor a partir de ese momento. Pruébalo.

Usa Word

Escribe en un Word. Por una parte te olvidas de cualquier distracción y por otra te subraya una palabra si has cometido alguna falta o no hay una concordancia. Y es un buen cinturón de seguridad ante posibles errores.

40-45 minutos escribiendo sin interrupciones

miedo escribir tiempo

Una vez que ya has escrito el titular y ya tienes el esquema (o viceversa) llega el momento más importante. Resérvate 40-45 minutos. No más. A partir de ese tiempo disminuye nuestra capacidad de atención.

Busca un momento en el que sepas que nadie te va a molestar.

Desconecta todas las notificaciones del móvil. Esos 40-45 minutos deben ser el gran momento de creación.

Escribe del tirón

Ya sabes lo que debes escribir en cada párrafo. Tienes las ramas del árbol. Solo falta colocar las hojas. Ponte a escribir, empieza por las 2-3 frases del arranque que ya tenías en mente y no pares.

No corrijas nada

En este momento de creación no te detengas. Y nunca, nunca, vuelvas a releer mientras estás escribiendo. Está prohibido. No corrijas nada. Solo tienes que estar concentrado en escribir y escribir. Del tirón. A mí me funciona.

Palabras repetidas

Si te das cuenta de que has repetido una palabra, no te preocupes. Cuando acabes, y vuelvas a releer el texto, podrás hacer todas las correcciones que quieras. Ya habrá tiempo después para ponerlo bonito.

Si consigues entrar en ese torbellino de creación, donde no existe nada más, aunque solo sea durante 20 minutos, es impagable.

Las xxxxxx

miedo escribir preguntas

Muchas veces queremos escribir una palabra, pero no nos sale. No pasa nada. Pon unas xxxxx y sigue escribiendo. La clave está en no parar durante esos 40-45 de máxima creación. Después ya tendremos tiempo para encontrarla.

Escribe como hablas

No intentes utilizar un lenguaje rebuscado ni construyas frases artificiosas. Nada de palabras rimbombantes. Escribe como si se lo estuvieses contando a tu madre. Eso sí, al acabar y cuando lo releas párate un poco para que no haya errores y la sintaxis de las frases sea la correcta.

Si no se lo quieres decir a tu madre, invéntate un lector al que le quieres contar lo que estás escribiendo. Funciona pensar que te estás dirigiendo a una sola persona. Visualízalo, dirígete a él y escribe lo que le quieres contar.

Lo bueno si es breve…

Una idea por párrafo. Usa frases cortas y párrafos cortos. Utiliza los puntos. Evita los gerundios y los adverbios acabados en mente. Si puedes decirlo en cuatro palabras en lugar de cinco, mejor.

Un buen final

Si es importante el arranque, también es muy importante el final. Debes saber con qué idea quieres terminar tu texto. Y debes tenerla ya en el esquema que has preparado con antelación.

Fase de corrección

miedo escribir goma

Has conseguido escribir tu texto, pero por el camino te has dado cuenta de que queda bastante por pulir. No importa.

Es la hora de releerlo por primera vez y ver los errores y las modificaciones que debemos hacer.

En este punto siempre tengo a mano el diccionario online de sinónimos.

Si he repetido alguna palabra y no encuentro un sinónimo, está página es una buena ayuda.

Deja reposar el texto

Una vez que has acabado de escribir y corregir, lo ideal sería dejar reposar el texto, al menos, un día.

En el periódico me es complicado poner en práctica esta recomendación, pero cuando acabo el texto suelo ponerme con otra historia y vuelvo sobre el artículo al cabo de media hora o una hora. Siempre aparecen nuevas ideas que mejorar.

La mayoría de los textos del blog los suelo dejar reposar un par de jornadas antes de publicarlos y cada día vuelvo sobre ellos, los releo y siempre salen correcciones nuevas.

Corrige en voz alta

llamada-a-la-acciónFoto de Mickyroo en Pixabay.

Lee en voz alta. Ayuda a saber si una frase es muy larga. Si te quedas sin aliento, ya sabes: vuelve a redactarla y hazla más corta. La puedes partir en dos. Seguro que es posible.

Dale a alguien el artículo para que lo lea. Verá algunos errores que no has visto tú.

Y repasa, repasa y repasa el artículo.

No hay un texto perfecto

Llega un momento en el que tienes que dejar volar el texto y publicarlo, aunque creas que no está perfecto. No hay nada perfecto en esta vida. No te obsesiones con conseguir un texto impecable, porque entonces nunca lo publicarás.

Empieza por lo fácil

Primero escribe artículos cortos. Empieza por 500-600 palabras. Después, si quieres, ve aumentando la longitud

La inspiración no existe

Ya lo dijo Picasso: “No creo en las musas…, pero si llegan que me pillen trabajando”. La inspiración no existe. Existe el trabajo. Habrá textos que te saldrán mejor que otros, pero no se deberá a la inspiración, sino a que le has puesto más pasión.

Escribir no es más que técnica. Cuanto más escribamos, mucho mejor.  Como en cualquier deporte lo más importante es entrenar.

Y acabo como empecé. ¿Tienes miedo a escribir? ¿Tienes miedo a no gustar? No te preocupes. A todos nos pasa. No conozco a nadie que le hayan metido en la cárcel por escribir mal. Como mucho nadie te leerá, pero ¿y si a la gente le gusta lo que escribes?

MANOLO RODRÍGUEZ

http://desenredandolared.com/2015/09/21/como-salvar-el-miedo-a-escribir-20-recomendaciones/

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones