Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Cultura

Florida celebra con un «viva España» los 450 años de la primera ciudad de EE.UU.

  • Escrito por Redacción

Agustin--644x362

La ciudad más antigua de Estados Unidos ha abierto al grito de «¡viva España!» los actos de su 450º aniversario. El asturiano Pedro Menéndez de Avilés, uno de los marinos más notables de la historia naval española, surcó el Atlántico en 1565 para fundar en Florida San Agustín, el primer asentamiento europeo en lo que hoy es territorio bajo la bandera de las barras y estrellas.

Ahora, cuatro siglos y medio después, la población se viste de gala para conmemorar la efeméride. Y no es sólo una frase hecha.

Una procesión por el centro histórico, encabezada por un actor vestido de Menéndez de Avilés e integrada por más de cien figurantes, abría las celebraciones hace unos días. Desde la calle Córdova, a pocos metros del imponente castillo de San Marcos que los españoles erigieron para defenderse de piratas y tropas inglesas, el colorido desfile pasó al ritmo del tambor entre edificios de inequívoco sabor hispano. Banderas rojigualdas ondeaban desde balcones de estilo asturiano y locales con nombres como el café Mi Casa o del Hidalgo jalonaban el itinerario.

«¡Viva San Agustín! ¡Viva España!»

Tras rodear la antigua casa del gobernador de la Florida, Menéndez y su nutrida comitiva desembocaron en el elegante museo Lightner, donde tuvo lugar la gala anual con la que se celebra cada año en este rincón estadounidense el cumpleaños del fundador. En el interior, la crema de la sociedad local, vestida de etiqueta y a casi 200 dólares el cubierto, se daba cita para festejar con una cena los 498 años del nacimiento de Pedro Menéndez, aunque en esta ocasión servía además como pistoletazo de salida para el 450º aniversario. «¡Viva San Agustín! ¡Viva España!», proclamaba el reencarnado fundador.

Intercambio de regalos

A la gala asistió, junto con las autoridades locales, una delegación de Avilés, cuna del fundador de San Agustín. Sólo dos días antes, los avilesinos entregaron a su ciudad hermana la réplica en miniatura del galeón San Pelayo, en el que Menéndez llegó a Florida en 1565. La maqueta, realizada en el Museo Marítimo de Asturias, en Luanco, es una fiel reproducción, hecha de forma artesanal pieza a pieza, en la que se han invertido cinco años de trabajo.

La alcaldesa de la localidad asturiana, Pilar Varela, admitió que se trataba de un momento «muy emocionante» que simbolizaba los 450 años de historia compartida entre las dos ciudades y entre EE.UU. y España. La regidora de San Agustín, Nancy Shaver, que agradeció el regalo en castellano, declaró a ABC que esta efeméride debe servir para «contar al mundo» que, décadas antes de la llegada de los ingleses a Norteamérica, los españoles ya habían fundado la primera colonia en este suelo y plantaron las raíces de lo que hoy es la nación estadounidense.

San Agustín es todo un ejemplo de éxito de la Marca España. Rezuma orgullo por su pasado español y, en la actualidad, el turismo basado en su historia es, como señala la alcaldesa, «el motor de su economía». Entre dos y cuatro millones de visitantes acuden aquí cada año buscando los orígenes españoles de los Estados Unidos.

El próximo abril, una delegación de San Agustín devolverá la visita a los asturianos. Entonces le donará un regalo también muy especial: una reproducción, esta vez a tamaño natural, del obelisco existente en una plaza de la ciudad floridana dedicada a la Constitución española de 1812. Se trata del único monumento dedicado a «La Pepa» que se conserva en toda América, testimonio de la época en que los españoles todavía ejercían su dominio en aquella parte de Norteamérica.

Los actos se extenderán a lo largo del resto del año. Ese mismo mes de abril se inaugurará en San Agustín la exposición «Tapiz: los hilos culturales de la primera América», que explicará cómo la combinación de hispanos, africanos y nativos puso los cimientos de la actual cultura estadounidense.

Los principales eventos, no obstante, se reservan para septiembre, cuando se cumplen exactamente los 450 años de la fundación de San Agustín. Entre los días 4 y 8 de ese mes, las calles se llenarán de música, danza y representaciones teatrales con sabor español.

La primera cena de acción de gracias, a base de cocido

El origen de las celebraciones del Día de Acción de Gracias se suele situar en la llegada de los peregrinos del Mayflower a Massachusetts en 1620. Sin embargo, 55 años antes ya hubo otra celebración de este tipo.

Pedro Menéndez de Avilés avistó Florida el 28 de agosto de 1565, día de San Agustín de Hipona, y once días después, el 8 de septiembre, bautizó con el nombre de este santo el primer asentamiento europeo en lo que hoy son los Estados Unidos. Ese día, tras improvisar un altar, el padre Francisco López de Mendoza Grajales ofició la primera misa en el ahora territorio estadounidense y a continuación se celebró una cena de acción de gracias, el primer thanks- giving al norte de México. Según se cuenta, por los productos que llevaban los expedicionarios, la cena bien pudo ser un cocido, a base de productos de cerdo y garbanzos, acompañado de galletas y vino.

Más allá de la anécdota, la fundación de San Agustín supuso el inicio del cristianismo en lo que sería EE.UU. Con la creación allí de la misión Nombre de Dios, se emprendió una labor evangelizadora que se extendería hasta las costas del Pacífico, en la actual California. Solo en Florida, llegó a haber más de doscientas misiones durante el periodo español.

Por eso la Iglesia estadounidense también celebra este 450º aniversario. Según el actual director de la misión Nombre de Dios, Eric Johnson, la llegada de Menéndez fue «realmente importante», ya que llevaba órdenes de Felipe II de «establecer misiones para mostrar a Jesucristo al pueblo nativo» y difundir en esta tierra de la palabra de Dios.

Entre otros actos, el 8 de septiembre se prevé una gran misa de acción de gracias en la basílica catedral de San Agustín, a la que acudirá como enviado del Papa el cardenal Sean O’Malley, de Boston.

ABC

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones