Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 05 de...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Cultura

Gary Cooper, aquel niño que dibujaba cowboys

  • Escrito por Redacción

GARY-COOPER

Frank James Cooper, Gary para el gran público, coloreaba, siendo niño, dibujos de vaqueros, sombreros, espuelas, caballos.

Garabateaba un sueño rural, pequeño, familiar: correr por las praderas de Montana, conquistar a una mujer, criar hijos. Las únicas estrellas de las que tenía noticia eran las de los sheriffs: las de Hollywood todavía no se habían ahormado. Luego, con algo más de 20 años, se largó hasta Los Ángeles. Llegó a una industria novedosa y en crecimiento. Con la grasa del camino en las manos, se coló en los estudios de las majors de la época. Primero en el de la Paramount; luego, en el de la Metro. Empezó en el cine mudo y acabó dejando su nombre en la mitología. Charles Laughton dijo: «Todos los demás parecemos, él es». Su andar casi patoso sostenía, allá en su huesuda altura, una mirada de hombre honesto, tímido, idealizadamente norteamericano. Hasta el próximo domingo, 1 de marzo, el festival de cine clásico de Granada (Retroback.info) dedica su séptima edición al actor. De su ingente producción, los organizadores de esta muestra, única en España en su temática han rescatado clásicos y otras piezas más olvidadas. En la lista están las dos películas por la que Gary Cooper fue galardonado con el Oscar al mejor actor: «Sargento York» (1941) y «Solo ante el peligro» (1952). Con esta última, rodada cuando ya tenía 50 años, construyó la imagen imperecedera del sheriff valeroso y encomiable.

Todas las proyecciones de Retroback se hacen en pantalla grande (aquel sabor del cine de una sola sala en el centro de las ciudades españolas puede recuperarse, aunque sólo sea por unos días, acudiendo al Teatro Isabel La Católica). El homenaje a Cooper se completa con un par de exposiciones de interés. En la Carrera del Genil, en el paseo, sobre una gran alfombra roja, se recorren cronológicamente los carteles de las producciones más destacadas en las que participó el intérprete; en la Fundación Caja Rural (Puerta Real) se expondrá hasta el 1 de marzo una muestra de fotografías personales y familiares del actor, a las que se añaden algunos objetos (ropa, calzado, dibujos) que le pertenecieron. Además, Retroback completa esta edición con una oferta cinematográfica paralela repleta de ciclos, debates y exposiciones.

LA RAZON

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones