Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 11 ...

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Cultura

11 lecturas para olvidar (u odiar con gusto) la Navidad

  • Escrito por Redacción

11-lecturas-navidad

A estas alturas lo más revolucionario sería amar estas fechas de armonía y empacho gastronómico-emocional, pero hay quien sigue en sus trece y decide odiar, un año más, las luces, los arbolitos, los belenes y etcétera. O a quien le encantaría obviar todo lo anterior y pasar un diciembre en paz imaginando que está en febrero, por ejemplo. Si es su caso o el del nombre del familiar/amigo/compañero de trabajo, tome buena nota de las propuestas literarias que nos regalan estos editores y libreros.

Publicidad

Raúl Sánchez-Serrano, de BLACKIE BOOKS

Para amantes de la herejía.
Si entendemos Navidad por fiesta religiosa, La Tournée de Dios (del grandísimo Enrique Jardiel Poncela) es una "herejía" sencillamente fenomenal y cargada de ese humor único e irrepetible tan "Jardiel".
Para cínicos ilustrados.
Cándido de Voltaire (ilustrado por Quentin Blake en este caso) es la antítesis de todo ese pastel gratuito sobre la bondad del ser humano que tanto se estila en estas fechas con un fundamento arrollador: ¿y si este no fuera el mejor de los mundo posibles?
Para 'outsiders'.
Y para saltárselo todo a la torera y no querer participar de la Navidad, nada mejor que ponerse con unos cuantos ejercicios intimistas e introspectivos de filosofía cotidiana, de la mano del profesor Roger-Pol Droit y sus 101 experiencias de filosofía cotidiana, que te mantendrán ocupado, reflexivo y alejado de la fiesta y la gresca mundanal y banal.

Enrique Redel, de IMPEDIMENTA

Para los que sufren una crisis existencial.
Un cómic que, como ninguno, retrata la crisis de los cuarenta, el espejismo de la vida familiar y la exasperación propia de aquellos que, con la vida teóricamente resuelta, se dan cuenta de que todo lo que han hecho ha sido una pérdida de tiempo. De que hasta ese momento han estado en garantía, pero que a partir de un cierto punto empiezan las reparaciones. El libro se llama, muy gráficamente, Cuarentón, y lo ha dibujado el canadiense Joe Ollmann. Disparatado y cruel como la vida misma, muy triste pero a la vez hilarante.
Para sobrinitos que 'pasan' de la veta Disney.
La maravillosa medicina de Jorge, de Roald Dahl. Uno de los títulos que me marcaron en mi infancia y el libro que todos los niños aprendices de brujos deberían leer. De una capacidad transgresora antinatural. Jorge vive en una granja. Harto de la estúpida de su abuela, una mujer realmente insoportable, decide mezclar todos los medicamentos y productos químicos que encuentra por la casa (laca, detergente, curry, polvos antipulgas, píldoras para caballos con ronquera, aceite de motor, anticongelante, betún, cera para el suelo, entre otras muchas cosas), y endilgárselos. La anciana crece y crece y se queda atascada en la chimenea de la casa. Puros valores tradicionales, como se ve. Y un antídoto emocional a los familiares pesados que pueblan nuestras navidades.

Sergio Bang, de SWINTON&GRANT

Para los que pasan solos la Navidad.
¿Qué celebrar cuando tus amigos están muertos? Pues sobre todo tratar de vivir con humor una circunstancia tan triste. Todos mis amigos están muertos (Jory Jon y Avery Monsen) consigue que lo hagas. Es el libro de humor más triste y el libro triste más gracioso que puedes leer jamás. Vale, la soledad navideña seguirá pareciéndote un asco, pero por lo menos te podrás reír de ello.
Para laicos amantes del fanzine.
¿No te gusta la Navidad y quieres justificar ese mal rollo que te da celebrar, en principio, un evento religioso como es el nacimiento de Jesús? Aquí tienes Inquisición y Auto de Fe (Alberto Blázquez y Raff Feijóo), dos historias unidas en un fanzine donde nos cuenta cómo se las gastaban para redimir a todos aquellos a los que, hace unos siglos, tampoco les gustaba estas entrañables fiestas.

Álvaro Llorca, de LIBROS DEL KO

Para consumidores responsables (también en estas fechas).
Día de mercado, de James Sturn, publicado por Astiberri. Mendleman es un artesano que se dedica a la confección artesanal de alfombras. La tienda a la que acostumbra a vender sus creaciones ha cambiado de propietario, y éste ya no las quiere. Mendleman no encuentra otro lugar donde valoren su trabajo, ya que todos los comercios están inundados de mercancía barata, por lo que se ve obligado a malvender sus alfombras. Las oscuras perspectivas económicas de Mendleman repercuten inmediatamente en su vida privada. La lectura de este cómic nos parece especialmente interesante durante estas fechas para recordarnos que deberíamos tener en cuenta de dónde procede y cómo se ha elaborado cada una de nuestras compras. Cada una de las alfombras de Mendleman era el fruto de un intenso proceso de reflexión, cada una de ellas tenía su propia historia. Si regalas un producto artesanal, en cierta medida también estás regalando una pequeña historia, frente a la despersonalizada producción en masa.
Para los que no confían en el espíritu de la Navidad para acabar con la pobreza.
Los pobres, de William T. Vollman, publicado por Debate. El autor entrevista a gente pobre de todo el mundo y le plantea preguntas del tipo: "¿Por qué eres pobre?", "¿Por qué crees que hay ricos y pobres?". La construcción del discurso sobre la pobreza ha estado casi siempre en manos de gente adinerada, y este libro saca a los pobres de su invisibilidad. Vollman lo explica con una frase que, después de leer el libro, no puede resultar más obvia: "Cualquier fuente primaria es preciosa, al estar cerca de la propia realidad". En estos días en que los cuentos navideños nos traen una mirada azucarada de la pobreza, no estaría mal echar un vistazo a este libro, donde no caben muchos milagros.

Enrique García-Ballesteros, de VENIR A CUENTO

Para 'haters' navideños muy militantes.
Edward Gorey es el maestro de lo siniestro, de sacar punta morbosa a lo cotidiano, de la representación gráfica más escalofriante. Por eso nadie mejor que él para ilustrar este clásico de John Updike que ahora publica Rayo verde: Los doce terrores de la Navidad. Para quienes odiamos la Navidad, doce son pocos, pero son suficientes para hacerse preguntas incómodas sobre lo más espeluznante de esta tradición: ¿por qué queremos fotos de nuestros hijos con esos extraños señores con barbas postizas? ¿De qué vive realmente Papá Noel y por qué entra a hurtadillas y de noche en las casas? ¿Cuando se rebelen los elfos correrán ríos de sangre? ¿Por qué nos convertimos en sujetos hipnotizados por el consumismo, felices ante el inminente empobrecimiento? Perturbador.
Para los que se preguntan cómo es Papá Noel cuando no está de servicio.
Extraordinario álbum ilustrado el de Valérie Dayre y Yann Fastier La otra Navidad de Papá Noel, editado por Libros del Zorro Rojo, en el que se flagela al lector con la humanidad de quien representa el papel de Papá Noel, de su rutina, de su familia, de su cotidianidad, de sus problemas económicos y laborales... Una invitación a reflexionar sobre la crisis y la sociedad de consumo.

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones