Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

hospimedicalpatrocinador

Noticias Ciencia y Tecnología

Los hombres que 'hablan' con los pájaros

  • Escrito por Redacción

hombres-pajaro

Perros, halcones o cormoranes. Son algunos de los animales que la Humanidad ha conseguido domesticar para encontrar comida. En el mundo salvaje, en cambio, es menos frecuente observar estos casos de cooperación, aunque no imposible. Un ejemplo es lo que sucede en Mozambique.

Allí, los recolectores de miel se ayudan de los llamados pájaros indicadores o guías de miel, que les señalan dónde se encuentran incluso las colmenas que están menos a la vista. Pero lo más sorprendente es que ambos logran comunicarse con éxito para solicitar ayuda y trabajar juntos. Todo gracias a un peculiar código de comunicación que se ha desarrollado sin necesidad de entrenar a estos animales. Así lo describe un estudio que recoge la revista Science.

Los ejemplares de Indicator indicator -nombre científico de estas aves- revolotean de árbol en árbol para señalar a los humanos dónde se esconden las colmenas. Sin embargo, su comportamiento no es tan altruista como podría parecer en un primer instante ya que, por sí mismos, son incapaces de abrirlas. Su estrategia es guiar a los humanos para que sean ellos quienes lidien con las abejas y, una vez recolectada la miel, disfrutar de la cera que éstos desechan pero que para estos animales es un auténtico manjar.

"Los humanos son buenos colaboradores por dos destrezas especializadas: el uso del fuego para doblegar a las abejas -y reducir sus picaduras- y el manejo de herramientas para abrir las colmenas y exponer sus panales de miel", cuenta a EL MUNDO Claire Spottiswoode, bióloga de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) especializada en el comportamiento de pájaros en África y autora del estudio. Las aves se aprovechan de estas habilidades, pero los beneficios también se producen en sentido inverso. "Estudios previos de Hussein Isack, en colaboración con la comunidad Boran en Kenia, y de Brian Wood, que trabajó con la población Hadza en Tanzania, mostraron que la gente pueden encontrar mucha más miel con la ayuda de estos pájaros que por sí mismos", añade esta científica.

Una llamada de ayuda

Para que estos beneficios sean una realidad, unos y otros deben dialogar. La comunidad Yao, en Mozambique, utiliza un reclamo especial para dirigirse a estas aves y solicitar sus servicios: un trino fuerte seguido de un gruñido, que los investigadores han intentado transcribir como "brrr-hm". El equipo de Spottiswoode entrevistó a 20 hombres que recurren a ese sonido; todos afirmaron que aprendieron esta técnica de sus padres y reconocieron que es la mejor forma de conseguir llamar la atención de estos pájaros. "Lo destacable de la relación entre los pájaros guía de miel y los humanos es que involucra animales salvajes que viven en libertad, cuyas interacciones con los humanos probablemente han evolucionado a través de la selección natural, a lo largo de cientos de miles de años", señala Spottiswoode.

Para confirmar la eficacia de esta relación de mutualismo, los investigadores siguieron a los recolectores de miel en su trabajo. Observaron que en el 75% de los casos, estos hombres conseguían encontrar, al menos, un nido de abejas. El siguiente paso era comprobar si los pájaros asociaban el sonido de reclamo con un significado específico -como una recompensa a la cooperación- y si eran capaces de distinguirlo de otros sonidos humanos, de modo que los científicos grabaron el reclamo y otras dos señales acústicas diferentes que reproducían cada siete segundos durante intervalos de 15 minutos. Con este experimento, llevado a cabo en la Reserva Nacional de Niassa, se comprobó que la llamada de los Yao incrementaba la posibilidad de ser guiados por estos pájaros entre un 33 y un 66% y eso aumentaba la probabilidad de encontrar un nido de abejas entre un 16% y un 54%.

No en todas partes el sonido que llama la atención de los pájaros guía de la miel es el mismo. "Es intrigante que la gente en otras parte de África usan sonidos muy diferentes para el mismo propósito: por ejemplo, nuestro colega Brian Wood ha mostrado que en Tanzania producen un silbido melódico para reclutarlos. Nos gustaría saber si los pájaros guía de miel han aprendido estas variaciones en el lenguaje en las señales que producen los hombres, permitiéndoles reconocer buenos colaboradores entre la gente local", apunta Spottiswoode. Surge entonces la duda de quién fue el primero en iniciar el diálogo en la historia de la evolución, aunque esta experta apuesta por que las aves tomaron la iniciativa: "La comunicación de humanos a pájaros no tendría sentido sin la comunicación de pájaros a humanos. Es decir, los humanos no tendrían razón para llamarles a menos que éstos tuvieran información útil que darles".

Amistades peligrosas

Los guías de miel se encuentran con facilidad en el África subsahariana, donde su plumaje pardo dificulta analizar sus interacciones con otras especies; no todas beneficiosas, por cierto. Por ejemplo, dejan sus huevos en los nidos de otras aves. "Con apenas unos pocos días de vida, los ejemplares de guías de miel matan a sus hermanos adoptivos tan pronto como salen del cascarón", cuenta Spottiswoode, que califica esta especie como "el Jekyll y Hyde del mundo de los pájaros".

A los humanos, por el contrario, les trata mejor aunque sólo sea por interés. "A pesar de que a otros animales como los grandes simios y los tejones de miel les encanta comer miel y a veces asaltan los nidos de abejas, no dominan el fuego y terminan con muchas picaduras; además, son menos efectivos a la hora de acceder a los nidos en el interior de los árboles. Sabemos que las abejas pueden picar a los guías de la miel hasta la muerte, así que el uso del fuego por parte de los humanos reduce en gran medida su riesgo de perder la vida", explica Spottiswoode.

Sea como sea, los Yao no han visto la necesidad de domesticar estos pájaros, según esta bióloga, porque "se pueden localizar fácilmente cuando se les necesita y no necesitan cuidados, al ser animales salvajes". Cada uno por su lado, juntos pero no revueltos. Pero un gran equipo cuando el hambre acecha.

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones