Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
LA GUARDIA CIVIL

LA GUARDIA CIVIL

Creo que fue un gr...

FALLECE NUESTRO SOCIO DE HONOR D. JOSE UTRERA MOLINA

FALLECE NUESTRO SOCIO DE HONOR D. …

Decía D. José Utre...

Podemos o la desvergüenza

Podemos o la desvergüenza

El diccionario de ...

EL CRISTO DE MENA, LA II REPÚBLICA Y EL JEFE DE LA LEGIÓN

EL CRISTO DE MENA, LA II REPÚBLICA…

‹‹Gracias por la l...

LA GUERRA NO HA TERMINADO

LA GUERRA NO HA TERMINADO

La entrega de las ...

NUEVE MENTIRAS DEL ANUNCIO DE DESARME DE ETA

NUEVE MENTIRAS DEL ANUNCIO DE DESA…

El propósito de la...

CARTA A LA EX-COMANDANTE ZAIDA CANTERO

CARTA A LA EX-COMANDANTE ZAIDA CAN…

Estimada ex compañ...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Ciencia y Tecnología

Los robots podrían jubilar a los profesores en un futuro no muy lejano

  • Escrito por Redacción

robot-humano thumb 615

La Universidad Tecnológica de Georgia -Estados Unidos- llevó a cabo un sorprendente experimento: permitir que un profesor ayudara a sus alumnos con sus dudas durante el curso a través de una plataforma 'online'. Tras meses de clases, los alumnos descubrieron que al otro lado de la pantalla no había ningún ser humano sino una máquina.

 Jill Watson era el nombre de la nueva profesora de la Universidad Tecnológica de Georgia, una joven que ofrecía un curso 'online' a través de una plataforma virtual, respondía desde su ordenador a las dudas de los alumnos, hablaba con ellos, les daba explicaciones... ¡Hasta una de las pupilas la iba a nombrar como mejor profesora de la Universidad!

Todo normal hasta este momento. Lo curioso fue cuando -seis meses más tarde- los estudiantes descubrieron que su profesora era en realidad un robot. No había nadie al otro lado del ordenador, se trataba de un asistente virtual dotado de inteligencia propia y capaz de comunicarse de una forma muy parecida a como lo haría un humano.

Cómo era Jill Watson

La idea, desarrollada por IBM, era que esta máquina sirviese como asistente virtual de 300 alumnos durante los seis meses que duraba el curso. Eso sí, ellos no debían saber nada del experimento.

Los investigadores del Georgia Tech dotaron al robot de la formación necesaria para que ésta pudiera responder a las preguntas relacionadas en base a las respuestas anteriores. Tanto fue lo que aprendió a relacionarse que su forma de expresarse y sus respuestas eran como las de un ser humano.

Este tecnología que se suele denominar como chatbots es muy utilizada por muchas empresas -como las operadoras telefónicas- pero en su mayoría operan a nivel principiante sin grandes capacidades de desarrollo. Watson no es un chatobot en realidad ya que sólo responde si tiene una seguridad en su respuesta del 97%. Pero, de un modo u otro, lo que está claro es que los robots pueden tener muchas más prestaciones de las que algunos creen.

ONE MAGAZINE

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones