Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Ejércitos

El primer robot artificiero español puede con bombas y guerra química

  • Escrito por Redacción

ROBOT-EJERCITO

Cuenta con herramientas opciones customizables según la misión a la que se enfrente. Los ministerios de Defensa e Interior trabajan en la compra de varios aparatos. Se trata de un modelo homologado por el Ejército de Tierra, tras dos años de trabajo

 Inspeccionar artefactos explosivos sospechosos, desactivar bombas, el reconocimiento de zonas de peligro en entornos hostiles y la identificación de posibles agentes nucleares, químicos y batacteriológicos son algunas de las misiones a las que deberá enfrentarse Avatar One, el primer robot artificiero de fabricación 100% española diseñado para uso militar y policial.

Un aparato manejado por control remoto ya listo para entrar en acción desde principios de este mismo año, gracias a su licitación por parte del Ministerio de Defensa Español, que tiene tras de sí un desarrollo de más de cuatro años de trabajo de un equipo de 10 personas.

«La pasión por la robótica de todos los miembros del equipo se juntó con la necesidad del Ejército Español de robots ligeros, aquellos que pesan menos de 50 kilos, para misiones desactivación de explosivos, NBQ (Nuclear, Biológico y Químico) y de reconocimiento del entorno», explica Ángel Alejandre, director general Robomotion, la empresa que lo ha desarrollado y producido integramente.

«Montamos la empresa en el año 2011 y hemos pasado los dos últimos años trabajando con el Centro Internacional de Desminado (CEI) del Ejército de Tierra hasta conseguir la validación final del robot», añade.

A pesar de su reducido tamaño (652 x 424 x 154 milímetros) Avatar One es capaz de levantar cargas de hasta 10 kilos con su brazo portátil y de 20 kilos con sus palas frontales. Debido a su bajo peso y sus dimensiones compactas, este robot «puede ser transportado y desplegado por una sola persona en un transporte ligero o incluso en una mochila», asegura Alejandre. «Es el primer y único robot de este segmento probado por el Ejército», añade

Otra de las características de Avatar One es su customización y adaptación en función del competido concreto que vaya a desempeñar. «Puede personalizarse para tres tipos de misiones de riesgo: desactivación de explosivos, reconocimiento y lucha NBQ», señala Alejandre. Una cualidad que hace que los accesorios del robot cambien en función de las necesidades.

La configuración Avatar One EOD (siglas inglesas correspondientes a 'desactivación de artefactos explosivos') se emplea para la manipulación de paquetes-bomba y otros objetos susceptibles de ser detonados, bien a distancia o bien por temporizador. «Dispone de un brazo robot puede ser usado para la manipulación de objetos peligrosos, como los bultos sospechosos que aparecen en las estaciones transporte público. Además, está equipado con un cañón disruptor para deshacer el sistema detonador del explosivo o con una carga para detonar el artefacto de manera controlada», indica Alejandre.

Mientras tanto, la configuración Avatar One EOR (siglas inglesas correspondientes a 'reconocimiento de artefactos explosivos') se emplea para «las misiones de reconocimiento de zonas peligrosas gracias a sus cuatro cámaras: gran angular, visión de día y de noche y con un zoom de 30 aumentos», señala Alejandre.

Finalmente, la configuración Avatar One NQB se emplea para misiones con posibles materiales nucleares, biológicos y químicos. Esta versión cuenta con «sensores integrados que detectan las sustancias peligrosas que envían a una unidad de control. Además, también es descontaminable empleando un chorro a presión de una solución de agua y lejía para que pueda utilizarse varias veces», explica Alejandre.

Operado por control remoto, Avatar One es «un producto, que no un prototipo», índice Alejandre, «que es capaz de operar en campo y cumplir los requisitos militares más exigentes en un robot compacto». «Puede soportar temperaturas extendidas, resistencia al polvo, al agua, a los impactos y puede subir escaleras y adaptarse a cualquier entorno», añade.

Un robot que dentro de pocos meses veremos en manos de la policía, la benemérita y el Ejército de tierra puesto que, según comenta Alejandre, «se ha iniciado el proceso de adquisición con los ministerios de Defensa e Interior», tras haber contado con parte de financiación proveniente de otros organismos públicos como el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial y el ministerio de Economía y Competitividad.

EL MUNDO

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones