Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Cuerpos Policiales

La Ertzaintza limita a 20 años la permanencia como antidisturbios

  • Escrito por Redacción

ertzaina-helicoptero

Beltrán de Heredia entiende que son puestos que tienen una elevada exigencia. Los miembros de Intervención y Rescate y los escoltas también tendrán tope. Esta novedad se hará oficial en los próximos días con la nueva estructura.

 La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha decidido que ningún agente permanezca más de 20 años en la unidad de antidisturbios de la Ertzaintza (Brigada Móvil). También se establece esa misma limitación temporal para las unidades de Rescate (Mar, Montaña y Buceo) y para el servicio de escoltas. Finalmente, plantea que nadie pase más de 15 años en el grupo de intervención de elite (GEI en castellano o BBT en euskara). Es la primera vez que se adopta una medida de estas características en la Policía vasca y entrará en vigor en pocos días cuando se apruebe la nueva estructura de la Ertzaintza.

Beltrán de Heredia argumenta que estas unidades especiales «exigen una capacitación psico-física que aconseja limitar el tiempo de permanencia en esos puestos». La medida no sólo afectará a los agentes, sino también a sus mandos intermedios, aunque en su caso la permanencia máxima permitida será algo mayor (25 años en Brigada Móvil, por ejemplo). La carrera de un ertzaina puede tener una duración máxima de 47 años (de los 18 a los 65), aunque la jubilación a los 60 está ya autorizada y los tribunales deben determinar ahora si abren la puerta a que los mayores de 35 puedan ingresar en el cuerpo también.

Por el contrario, la nueva estructura de la Ertzaintza exigirá también un mínimo de permanencia en ésas y en otras unidades especializadas, sobre todo en aquéllas que requieran una cualificación o titulación específica. Aunque en el documento no se hace mención a ello, se fija un mínimo de 8 años para amortizar la inversión realizada en la formación. Los servicios afectados incluyen los de Investigación e Inteligencia (unidad antiterrorista). En esta última, por ejemplo, se prescindió hace unos años de los pocos policías que sabían árabe, algo esencial para luchar contra «radicalismo islámico». Los especialistas de la Policía Científica también deberán comprometerse a permanecer al menos ese período en su puesto.

La nueva estructura o relación de puestos de trabajo fija la dotación de agentes a cada una de las unidades y comisarías de la Er-tzaintza. Como ya publicó este periódico, con estos cambios se promete que Bilbao y Vitoria ganen 23 y 58 agentes respectivamente, aunque la otra cara de la moneda es que bajará la dotación de San Sebastián en 15 efectivos. Se incluyen también 100 puestos para la Policía foral de Álava (Miñones) y 10 y 2 para las de Bizkaia y Gipuzkoa (Miqueletes).

Aunque hay algunos detalles de subgrupos de Investigación como Eten (encargado de la vigilencia de las carreteras de la zona fronteriza y que tendrá 9 agentes), la relación de puestos de trabajo no permite conocer, por ejemplo, dentro de los equipos antiterroristas cuántos agentes hay dedicados al «radicalismo islámico». O cuántos inspectores de la Policía Judicial están especializados en la lucha contra la corrupción (antes eran sólo 4).

La nueva estructura regula también cuántas plazas exigen conocimiento de euskara y la fecha de preceptividad, es decir, el límite temporal para acreditar el dominio de la lengua vasca. Ertzainas consultados por este periódico se quejan de que no haya ninguna exigencia lingüística a los mandos de la Ertzaintza y que la preceptividad sólo afecte a cuatro oficiales intermedios. El reciente plan de euskara fijó este idioma como «prioritario», especialmente en el ámbito administrativo interno. «Está claro que hay dos varas de medir. Se ve que el euskara sólo es importante para la tropa», protesta un agente.

Tras la aprobación definitiva de estos cambios, la previsión es que se convoque el pertinente despliegue o concurso de traslados, con un mínimo de 1.600 plazas, para que los ertzainas puedan elegir un nuevo destino. Se estima que la nueva asignación de puestos pueda producirse o a finales de 2015 o a principios de 2016.

EL MUNDO

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones