hospimedica2

La Policía Nacional desmantela una red de tráfico de ciudadanos chinos y detiene a 155 personas

fotonoticia 20180313092601 640

La red captaba a sus víctimas en China y les prometía llegar hasta Reino Unido a cambio de 20.000 euros, con los que se les proporcionaba pasaportes falsos. Las víctimas se alojaban en España en "pisos patera" hasta que volaban a Reino Unido.

La policía ha detenido a 155 personas y ha desmantelado una red internacional de tráfico ilegal de ciudadanos chinos en una operación en varias localidades españolas, entre ellas Barcelona, donde han sido arrestados los cuatro presuntos líderes de la organización.

La organización captaba a las víctimas en China y les prometía llegar hasta Reino unido a cambio de una "tarifa plana" de 20.000 euros por persona. Con esta cantidad se les proporcionaba los pasaportes falsos que fueran necesarios y la colaboración para el cruce de fronteras.

Tras ser introducidos en espacio Schengen, y hasta volar a Reino Unido, los migrantes eran alojados temporalmente en "pisos patera" en la provincia de Barcelona, donde les retiraban la documentación ya utilizada y esperaban la llegada de los documentos de viaje "fabricados" en China y enviados a través de empresas de paqueteria.

Esta red "tenía un carácter extremadamente hermético", así como estructurado y jerarquizado, con miembros que operaban tanto en España como en terceros países. Se adaptaba continuamente a las nuevas situaciones e innovaba las rutas y procedimientos cada cierto tiempo en función de los éxitos o fracasos obtenidos.

Para ello, contaba por un lado con "pasadores" que se encargaban de acompañar, guiar y controlar a los migrantes al objeto de minimizar los riesgos de ser detectados por las autoridades. Por otro, disponía de "los maestros", que instruían a los ciudadanos traficados en lo necesario para poder pasar los controles fronterizos, incluso entregándoles fichas con las frases en inglés más habituales que les podrían preguntar en un control policial aeroportuario.

Durante los tres años de investigación, los agentes lograron que cinco migrantes declarasen contra la organización bajo la figura del testigo protegido, hecho que destaca la Policía Nacional por "el idioma, el carácter hermético de la red y el miedo a posibles represalias".

Se realizaron tres diligencias de entrada y registro en localidades de Barcelona -dos de ellas en Santa Coloma de Gramanet y una en Badalona- y se detuvo a los cuatro máximos responsables de organización.

Fruto del operativo se han incautado medios informáticos, terminales móviles, numerosos documentos de identidad falsificados, 11.250 euros y 16.000 yuanes en metálico y dos sellos elaborados artesanalmente que eran utilizados para simular estampas de entrada en el espacio Schengen.

El resto de las detenciones practicadas por delito de falsedad documental se han distribuido de la siguiente manera: 111 en el Prat de Llobregat (Barcelona), 19 en el Aeropuerto de Adolfo Suárez de Madrid-Barajas, 6 en Alicante, 5 en Ibiza, 3 en La Línea de la Concepción (Cádiz), 2 en Avilés (Asturias), 2 en Bilbao, 2 en Castellón y 1 en Málaga.


Imprimir   Correo electrónico