hospimedica2

500 personas asistieron al Homenaje de la Asociación Marqués de las Amarillas a las victimas del terrorismo

 DSC 9939

La Asociación Nacional de Guardias Civiles "Marqués de las Amarillas" rindió homenaje, el pasado sábado 24 de marzo, en la localidad de Vera (Almeria), a las víctimas de las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Seguridad Privada, fallecidos tanto en un acto de servicio como a a manos del terrorismo. En esta ocasión se prohibió a los agentes de la Guardia Civil aisitir al acto de uniforme.

Los actos comenzaron a las 10:30 de la mañana con una Solemne Misa celebrada en la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación de Vera y que contó con presencia de la presidenta de la Asociación, Blanca Echazarreta, así como con una amplia representación de autoridades civiles y militares, entre ellas el Subdelegado del Gobierno, el alcalde de la localidad, representantes de la Legión, de Policía Nacional y de las distintas policias locales de la comarca que igualmente se dieron cita en este evento de recuerdo a los compañeros fallecidos en actos terroristas o en accidentes en acto de servicio. También presente el capitán de la compañía de Vera.

El oficio religioso concluyó con el tradicional besapiés al Santísimo Cristo de la Misericordia, tras el cual se celebró una ofrenda floral y el descubrimiento de una placa dedicada a la Memoria de las Víctimas en la fachada de la sede de la Real y Venerable Hermandad de San Juan Evangelista y Santísimo Cristo de la Misericordia.

La Hermandad de San Juan, ha sido también protagonista de la jornada, pues uno de los motivos principales de celebrarse estos actos de homenaje en Vera ha sido su condición de entidad hermanada con el cuerpo de la Guardia Civil por lo que ha sido reconocida por la Asociación "Marqués de las Amarillas"  la labor de la hermandad con la imposición de la Encomienda de Caballero de Santiago al Santísimo Cristo de la Misericordia.

Ya en el Auditorio ‘Ciudad de Vera’, la Asociación hizo entrega de las diversas distinciones y reconocimientos, agradeciendo en primer momento el apoyo prestado desde el Consistorio veratense para la celebración del evento y la acogida que el mismo había tenido por parte de los habitantes de la localidad, por lo que se nombró al Ayuntamiento de Vera mismo como ‘Socio de Honor’. Además, el alcalde, Félix López fue reconocido a nivel personal con la ‘Gran Cruz de Caballero de Santiago’, “por ciudadano singular, por su implicación personal con los más desfavorecidos, por su ayuda en las inundaciones de Vera de 2012 donde trabajó codo con codo para ayudar a los demás.”

La presidenta de la Asociación, Blanca Echarrazeta, este homenaje se realiza “con el único fin de que no caiga en el olvido el sufrimiento que ha causado el terrorismo en nuestro país y de preservar los valores institucionales de los distintos cuerpos policiales y del Ejército, especialmente el Cuerpo de la Guardia Civil”.

Félix López por su parte, agradeció el nombramiento y comentó que homenajes de este tipo sirven para “crear espacios de convivencia, de dialogo, de paz, donde no hay lugar para aquellos que cultivan el odio y desprecian la vida humana y a los servidores públicos”. En su intervención el alcalde reiteró “el compromiso de la institución que representa en defender las libertades fundamentales de los ciudadanos frente al sin sentido de la barbarie terrorista”

En esta ocasión se hizo entrega de la ‘Gran Cruz de Caballero’ de Santiago a dos guardias civiles víctimas de atentados de la banda terrorista ETA. Por un lado se homenajeó a Nazario López Salvador, guardia civil herido por quemaduras graves en 1988 al explotar un coche bomba al paso de patrullas del Cuerpo en las proximidades de Bergara (Guípúzcoa) y, por otro lado, se entregó la ‘Gran Cruz’ a Antonio Valenzuela Pérez, herido en un ataque con granadas en el cuartel de la Guardia Civil de la localidad navarra de Urdax en 2002. Ha sido este el acto de la Asociación en que más reconocimientos se han otorgado a los miembros de la Guardia Civil en activo.

El acto que contó con la presencia de unos 500 asistentes concluyó con la entrega del resto de distinciones y menciones: Encomienda de Caballero de Santiago, Cruz de Caballero de Santiago y Dama del Pilar, distinciones y nombramientos otorgados por la Asociación Marqués de las Amarillas, a quienes se han distinguido en la defensa de las víctimas, de los valores de la Guardia Civil y de la defensa de la Unidad de España.

NO SE AUTORIZÓ A LOS GUARDIAS CIVILES A ASISTIR AL ACTO DE UNIFORME

En este homenaje que como mencionó la presidenta de la Asociación Marqués de la Amarillas, se pretende principalmente "que no caiga en el olvido el sufrimiento que ha causado el terrorismo en nuestro país y de preservar los valores institucionales de los distintos cuerpos policiales y del Ejército, especialmente el Cuerpo de la Guardia Civil”, no se entiende que a los guardias civiles aisitentes al acto, que por una parte pretendían rendir homenaje con su presencia a los compañeros caídos y por otra parte se les iba a agradecer por parte de la sociedad civil su trayectoria, su entrega y su trabajo, no se les autorizase a vestir de uniforme en un acto solemne como es el del recuerdo a los compañeros víctimas del terrorismo o fallecidos en acto de servicio.

Y es que según ha podido saber Benemérita al Día, a los agentes se les prohibió expresamente desde la cabecera de la Comandancia de Almería, acudir a este homenaje de uniforme, prohibición que se hizo extensiva a guardias civiles destinados en otros puntos de la geografía española, así como a guardias civiles en reserva y retirados y que estaban invitados igualmente al acto que se celebró en Vera (Almería).

Mucho menos se entiende la prohibición, cuando durante el homenaje se agradeció tanto por el Subdelegado del Gobierno, como por el Alcalde de Vera, así como por las distintas autoridades civiles y militares que tomaron la palabra, la labor de los hombres y mujeres de la Guardia Civil, y se recordó con cariño el trabajo ejercido por estos en los ultimos sucesos acaecidos tanto en  Almería, con la labor de la Guardia Civil en la búsqueda y esclarecimiento de la muerte del pequeño Gabriel, como el fallecimiento del cabo de la Guardia Civil Diego Díaz en Guillena (Sevilla) al tratar de rescatar a dos personas atrapadas en el cauce del rio con su vehículo. Además de ser este acto en el que más guardias civiles en activo recibieron el agradecimiento de la Asociación Marqués de las Amarillas por su trabajo diario o por su trayectoria profesional.

No lo entendieron las autoridades, como no lo entiendieron los vecinos que asistieron al acto que vieron como agentes de Policía Nacional, de policias locales, de la Legión, incluso de Protección Civil iban de uniforme mientras los guardias civiles asistian al acto de paisano al haberseles prohibido el uso del uniforme. Como no se entendió que no hubiese ninguna representación oficial de la Comandancia de uniforme o de paisano, delegada o no, en un acto en el que estuvo presente el Subdelegado del Gobierno, los mandos de la Legión, de Policía Nacional y de los diversos cuerpos de Policía Local de la Zona.


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar