Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
LOS OCHO "VALIENTES" DE ALSASUA

LOS OCHO "VALIENTES" DE …

Llegó el juicio y ...

La color no es buena…

La color no es buena…

Estamos viviendo e...

COMITÉS DEMOCRÁTICOS REPUBLICANOS

COMITÉS DEMOCRÁTICOS REPUBLICANOS

Ponen en peligro l...

EL DELITO DE OMISION DEL DEBER DE PERSEGUIR DELITOS – Análisis del art. 408 del Código penal

EL DELITO DE OMISION DEL DEBER DE …

En el artículo 408...

A José Ángel Hidalgo, funcionario de prisiones

A José Ángel Hidalgo, funcionario …

José Ángel, lo úni...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

La color no es buena…

  • Escrito por Redacción

hervas 3

Estamos viviendo el ocaso de la democracia como sistema político. Lo vimos en Inglaterra con el Brexit, En Estados Unidos con el populismo de Trump, en Rusia con el nacionalismo de Putin, en Francia con la rebeldía de Macron y de la populista de extrema derecha Marine Le Pen, en Austria con la ultraderecha y los conservadores, en Alemania, con un gobierno que no puede gobernar, pues se basa en una alianza contra natura, en Italia con el aumento de radicalismos y populismos de todo tipo e incluso en Hungría, hace unos días, con el giro hacia la derecha y abandono del voto a la social democracia. Y en muchos otros países, incluido el nuestro. La democracia, tal como la entendemos ahora, parece que se acaba, porque todos los partidos convencionales han fracasado.

hervas 1

La cosa viene de antiguo. Churchill ya decía que la democracia es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre, con excepción de todos los demás. Pero no era un iluso, pues también, con su fina ironía decía que el éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo. Lo que pasa es que el entusiasmo no es eterno y se está perdiendo en los sistemas democráticos por culpa de dos cosas: la incultura creciente y la también creciente falta de principios éticos. Y es que, esta vez siguiendo a Cicerón, podemos decir que la evidencia es más decisiva que la demostración. Por eso, ese afán por lucrarse la clase política, ese gran deseo de establecer “cortijos de poder económico” (el otro les importa mucho menos), es algo que progresa entre los gestores de la cosa pública de casi todos los partidos convencionales. Y el problema es que verdaderamente no saben bien lo que quieren, ni tampoco nosotros. Las sociedades democráticas van sin rumbo y, tal como decía Séneca, no hay viento favorable para el que no sabe a que puerto se dirige.

El pueblo es cada vez más inculto y de ello se aprovechan los nuevos populismos, tal como ya indicara platón hace miles de años: los sabios hablan porque tienen algo que decir; los tontos hablan porque tienen que decir algo. El inculto es facilísimo de manejar, no hay más que prometerle dinero y te lo llevas de calle. Es una promesa que jamás se cumplirá, pero basta decirle a un inculto lo que quiere oír para tener un votante seguro, aunque sea todo mentira. Como bien decía el bueno de Aristóteles: el ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona. Porque, siguiendo con Aristóteles, es obvio que un estado es gobernado mejor por un hombre bueno que por unas buenas leyes. Y eso es lo que nos está pasando, que no hay muchos hombres buenos entre los dirigentes de los partidos convencionales. No siempre por avaricia, sino que a veces es solamente por falta de preparación, pues se suelen dedicar a la política los menos capacitados, aunque sean honrados. Y no solo en el aspecto intelectual, sino en el carácter, la capacidad de tomar decisiones pronto y bien, el espíritu de sacrificio, etc. Otras veces no; otras veces son delincuentes camuflados, algunos incluso con condenas cumplidas, lo que no debiera permitirse, en mi opinión.

El norteamericano James Russell Lowell (1819-91), nacido en Cambridge (EEUU) y formado en Harvard, que fue poeta, crítico, editor y diplomático, y que llegó a ser embajador de su país en España, decía irónicamente que la democracia tiene por lo menos un mérito, y es que un miembro del parlamento no puede ser más incompetente que aquellos que le han votado. Bueno, a mi esto me genera algunas dudas, pero pudiera ser cierto.

Pero lo cierto es que esto se acaba, al menos tal como lo entendemos ahora. Platón, el gran estudioso de las ideas de la antigüedad, no creía en la democracia, sino que era un acérrimo defensor de la aristocracia, aunque no la aristocracia de la sangre, sino la de la capacidad. Para Platón era imprescindible que los gobiernos fueran elegidos entre los mejores, entre los más capacitados, porque la incultura daña muy seriamente la convivencia, pues el inculto carece de puntos de referencia y es muy fácil engañarlo.

Y eso es lo que está sucediendo, el gobierno de los incapaces. O mejor dicho, el gobierno de los deshonestos basado en el voto de los incapaces, a los que han engañado con suma facilidad. Pero hay un país en el que esto sucede de otra manera: la China.

La China es un país comunista, sin duda, pero evolucionado hacia un modelo de capitalismo muy fuerte. Atrás quedaron Mao y su revolución cultural, con el libro rojo, del que se han impreso más de 900 millones de ejemplares (el segundo libro más impreso, tras la Biblia), pero que cayó en desuso en 1978, tras la llegada al poder de Deng Xiaoping, con su victoria sobre la famosa banda de los cuatro (la viuda de Mao Tse Tung, fallecido en 1976, y tres colaboradores) y la consolidación de la apertura económica, con libertad de mercado. Hoy en día, la China dirigida por el presidente Xi Jinping y el primer ministro Li Keqiang es el único país marxista con buenos resultados globales económicos, un aumento constantemente elevado del PIB y un gran mercado internacional. Hay gente riquísima en la China actual, pero también hay gente extremadamente pobre, que vive en la esclavitud, prácticamente. Y ello es debido a la corrupción creciente en primer lugar, muy difícil de atajar, porque es siempre una secuela de la liberalización económica y la falta de una moral clara y universal, así como a las diferencias geográficas y de materias primas por regiones, e igualmente a la variable emigración, que es quien en buena medida envía recursos a su tierra. Todos los restantes sistemas políticos marxistas del mundo han fracasado, al no consentir la libertad económica, como en China.

Pero China fracasará también, pues acabará siendo pasto de los fundamentalismos de todo tipo, dado que no pueden expresarse libremente las ideas. Sin embargo, una cosa es buena: el descubrimiento del fracaso de las ideologías y del triunfo de las ideas. Al fin se cumple lo que Platón promoviera: el gobierno de los más capaces. Claro, que eso es en la teoría, pues un macropartido como el comunista chino es ingobernable, pues se te cuelan – como en los restantes partidos comunistas del mundo – toda suerte de golfos que solo buscan enriquecerse, y más ahora en que ello es posible. Además, yo creo que fracasará porque se están acrecentando las diferencias económicas entre los ciudadanos y las regiones de la China, que en realidad no es más que un conjunto de diversos países, con distintos modelos de vida, sujetos por un régimen político. En pocas palabras: parece que el imperio de China ha retornado. Y los imperios siempre producen revoluciones internas, por motivos económicos básicamente.

hervas 2

El caso es que tenemos dos grandes peligros en la actualidad. Por un lado, el retroceso medieval que propugnan los fundamentalismos islámicos, que van con 600 años de retraso en ideas, lo que condiciona enormemente el desarrollo económico y crea pobreza por doquier. Y por otro lado, la creciente tendencia a la incultura, la promoción de la barbarie y el terror en aras del beneficio propio de unos pocos, que juegan con la ignorancia de las gentes. A esto hay que añadir el marcado interés de los grupos de control ideológico mundiales por disminuir la población. Ello lo hacen promoviendo la excentricidad sexual y demás comportamientos sexuales que impiden procrear, como los de la famosa LGTB, buscando una disminución progresiva de la población, salvo en pequeños clubs dirigentes que se ocupan de que eso no suceda entre sus miembros, para que sus descendientes sigan marcando la pauta y dominando la sociedad. Claro, los países islámicos, que no pasan por ahí, pues están en el medioevo ideológico, se van a ver envueltos en guerras permanentemente hasta que hociquen y acepten el nuevo orden mundial: disminuir la población. De hecho, ya se está preparando otra guerra en el oriente medio, entre chiítas y sunnitas. Pronto lo veremos. Y esta guerra va a ser mucho más agresiva que las anteriores. Solo hace falta disminuir el consumo de crudo, que pronto se hará, con los nuevos modelos de coches y sistemas de aporte energético. El petróleo podía ser ya una reliquia, pues hay tecnología sobrada para sustituirlo, pero hay que reconvertir todas las empresas petroleras y eso lleva su tiempo.

En definitiva, que debemos irnos olvidando de la política convencional actual e ir pensando en los nuevos modelos políticos. Se ha terminado el universo de las ideologías, inventado en el siglo XIX para dominar el mundo, y se abre paso el mundo de las ideas, que tampoco son siempre buenas. Por eso, pensemos muy bien lo que vamos a hacer cuando nos toque votar, porque en un calentón podemos ir a la ruina. No nos dejemos llevar de los modelos tribales, los modelos nacionalistas o independentistas, pues ello supondría un retroceso evolutivo importante, con un aumento evidente de los niveles de pobreza y malestar. Busquemos modelos abiertos, no ideológicos (aunque sea con disfraz) y realmente estimulantes de la convivencia de todos y no de un solo grupo, sojuzgando a los demás. Y sobre todo, dejemos ya de una vez los modelos obsoletos, marxistas o tribales, que a nada conducen.

En fin, esto me recuerda lo que decía un colega, cuando le llamaron a ver un enfermo que no se movía y es que estaba muerto. No sabiendo como darles la noticia, el galeno decía: “la color no es buena”. Pues eso, en la política europea y tal vez mundial, la color no es buena.

Francisco Hervás Maldonado

Coronel Médico (r)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22  logo policia logoministeriodefensa logodiaper

grandes batallas

pronunciamimnetos militares2

LOGO BLOG

soy Radio 2018         beneméritaaldía

     OPF Investigation        Logo

logo-graciela e-mas

 

 

 

    EscudoRegulares     logo aispc     thumbnail LogoIPAMadrid

cabecera web 2      LOGO FINAL 1       

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones