Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
LOS OCHO "VALIENTES" DE ALSASUA

LOS OCHO "VALIENTES" DE …

Llegó el juicio y ...

La color no es buena…

La color no es buena…

Estamos viviendo e...

COMITÉS DEMOCRÁTICOS REPUBLICANOS

COMITÉS DEMOCRÁTICOS REPUBLICANOS

Ponen en peligro l...

EL DELITO DE OMISION DEL DEBER DE PERSEGUIR DELITOS – Análisis del art. 408 del Código penal

EL DELITO DE OMISION DEL DEBER DE …

En el artículo 408...

A José Ángel Hidalgo, funcionario de prisiones

A José Ángel Hidalgo, funcionario …

José Ángel, lo úni...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

A José Ángel Hidalgo, funcionario de prisiones

  • Escrito por Redacción

img dduch 20180208 131734 imagenes lv propias dduch 21180208 73 kOkF U4420011836583LD 992x558LaVanguardia Web

José Ángel, lo único que entiendo cuando leo tu articulo, farragoso a pesar de que cuentas que eres periodista es que tu conciencia, tus principios y valores, tu vergüenza democrática tan solo vale 500 euros, y para desvelar eso has escrito un artículo en el que atacas, sientes al parecer envidia y mientes sobre la Guardia Civil y la Policía Nacional.

José Ángel, yo soy guardia civil retirado, y la mía si es una profesión dura, no digo que la tuya no lo sea, pero recuerdo mis primeros años destinado en una cárcel donde desde una garita a la que no se me permitía entrar, soportando el frío riguroso del invierno y el calor insufrible del clima manchego, sin un lugar donde resguardarme o cobijarme, os veía de lejos, deambular tranquilos sin pasar esos fríos intensos y ese calor extremo, y con un aire de superioridad en alguno de vosotros que ni siquiera os permitía darnos los buenos días, las buenas tardes o las buenas noches, cuando entrabais o salíais de vuestros turnos, cobrando entonces mucho más que nosotros y fijate yo nunca sentí el deseo de arremeter contra vosotros por tener un trabajo menos duro y un sueldo mucho más elevado que el mío, porque yo como tú elegí lo que quise ser, con la única diferencia de que yo jamás me arrepentí de mi elección.

Aprovechas el momento para hacer demagogia y arremetes contra mis compañeros, y lo haces cuestionando el Estado de Derecho, la legitimidad de nuestra Constitución y de nuestras leyes, que imagino que tú juraste respetar, o quizás no y por eso te crees con derecho a cuestionar todo y a todos.

Como funcionario de prisiones, como Funcionario de Instituciones Penitenciarias, que trabajas al servicio de la Administración Civil del Estado, en la que por cierto también trabajamos policías nacionales y guardias civiles, aunque evidentemente para ti no somos compañeros y yo no tengo interés alguno de serlo tuyo, tienes unas funciones que realizar, entre las que dudo que estén cuestionar las decisiones y las resoluciones judiciales, sean las que sean.

Ignoro el puesto en que desempeñas en tu trabajo, no sé si serás jurista, psicólogo, sociólogo, pedagogo, trabajador social, personal sanitario, educador, personal de interior y vigilancia…, en cualquier caso tus funciones son únicamente retener y custodiar a los detenidos, reos y penados, encargarte de la reinserción y la reeducación social de los sentenciados, realizar la asistencia social de los internos, liberados y de sus familiares, deja que jueces y magistrados hagan su trabajo y que nosotros hagamos el nuestro.

Dicho esto me permitirás que me centre en lo que me ha molestado de tu artículo, en tus mentiras hacia la Guardia Civil y Policía Nacional, y que deje a un lado el hecho de que tú seguramente no respetes las resoluciones judiciales cuando no te interesen, en este aspecto eres igual que esos “gatazos catalanes” a los que aludes y posiblemente como ellos te quejarás de tu suerte si alguna resolución judicial o disciplinaria te afecte, ya has empezado a protegerte argumentando en Espejo Público que tienes libertad de expresión para escribir como periodista y escritor, pero el artículo lo has escrito como funcionario de prisiones y a un funcionario de Instituciones Penitenciarias voy a contestar.

Te quejas de que tu profesión es anónima, ¿y qué?, anónimos son la mayoría de los servicios que cada día hacen los guardias civiles y policías nacionales en aras de favorecer la libertad y la convivencia pacífica entre los ciudadanos de este país, que por cierto no merece funcionarios como tú, yo realmente no sé con qué lógica sentirán sus actos tus compañeros, los míos tienen claro que sus actos tienen la lógica de respetar y hacer respetar las leyes, de dar seguridad y protección a la sociedad a la que servimos, la lógica de que lo que hacemos repercute en el beneficio del total de la sociedad, me da lástima que hayas equivocado tu profesión y te sientas tan mal ejerciendo aquello que tú mismo y de forma voluntaria decidiste hacer, lo siento pero no es mi caso ni el de mis compañeros, porque nosotros si nos sentimos orgullosos de lo que somos y de lo que hacemos.

Nosotros también hablamos y comentamos, como en muchas ocasiones nuestras acciones humanitarias, nuestras acciones solidarias se obvian, cuando nos jugamos la vida para rescatar a una familia de un incendio, tras un accidente, durante una inundación, y a veces la perdemos, vosotros, tú dirás que es nuestro trabajo, y lo es, nosotros sin embargo lo hacemos sin intención de que deje de ser anónimo lo que hacemos, ni que se nos agradezca nada, lo hacemos porque es nuestro trabajo, es nuestra vocación y es nuestro destino, y no te voy a hablar de las veces que han intentado pincharnos durante una intervención, durante una detención, las que han intentado atropellarnos al dar el alto a un vehículo en la carretera, o cuando hemos resultado heridos en un servicio cualquiera.

Has querido "contextualizar", como tú mismo has dicho y lo has hecho poniendo en duda las resoluciones judiciales, dictadas por un magistrado, no es tu misión cuestionar esas resoluciones, tan solo cumplirlas, el que lo hagas a título particular me parece bien, pero repito tu artículo lo haces desde tu visión como funcionario de prisiones, así al menos firmas tu artículo, eres un hipócrita cuando aseguras “Oh –comentamos entre nosotros–, fíjate en cambio la que se monta cuando a unos guardias civiles les dan un par de tortas en un bar. ¡Terrorismo! ¡500 euros limpios más de salario al mes, que todo es poco, pues todo se lo merece el benemérito cuerpo! Claro que sí”, un hipócrita por no llamarte algo peor, pues tu sabes que el caso del que hablas ha sido definido por la justicia, no por la Guardia Civil, por la justicia José Ángel, como un acto de terrorismo perfectamente orquestado y por eso permanecen en prisión quienes agredieron a los guardias civiles y a sus parejas.

A tus anécdotas carcelarias, con o sin etarras por medio, puedo yo añadir cientos de anécdotas con etarras dispuestos a asesinarte por la espalda, con delincuentes armados, que a ti te llegan ya cacheados y sin armas, no me seas Antoñita la Fantástica. O quieres que te cuente yo las veces que podría haber reposado sin vida, las veces que lo hicieron mis compañeros, unas veces a manos de terroristas, otras a manos de delincuentes, intentando ponerlos ante la justicia y otras muchas simplemente por nuestro afán de ayudar a los demás.

Vuelves a hacer demagogia, vuelves a encararte con quienes deben hacer que se cumpla la ley, con quienes deben poner a buen recaudo a quienes la incumplen, a quienes como tú dices tienen que atrapar “al malo”, al parecer te molesta que lo hagan, te molestan sus operativos, te molesta que vayan armados, quizás te gustaría que fuesen desarmados o que no detuviesen a nadie para hacer tu trabajo más fácil, porque al final todo esto va de eso, de trabajo y de dinero, de querer hacer menos y cobrar más.

Y si quieres también podemos hablar de llantos, de meados, de vómitos, de sangre, del malestar constante que al parecer sufres, porque no es patrimonio tuyo unicamente y  podemos hablar también de horas de noche interminables dando consuelo a un accidentado, acompañando a los familiares de un fallecido, de inclemencias, de carretera o de montaña, de horas y días de búsqueda de personas perdidas, de horas interminables de investigación para detener a un delincuente, a un terrorista que está sembrando el terror, o para encontrar a un desaparecido, tu acabas tu turno y te olvidas de todo hasta el siguiente turno, que puede ser al día siguiente o no, nosotros nunca abandonamos a un desaparecido, nunca dejamos un trabajo, una investigación sin terminar, eso sí que va laminando poco a poco las pequeñas ilusiones de los hombres y mujeres que forman parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, pero al contrario de lo que tu haces, a pesar de todo, ellos nunca abandonarán, y seguramente como tú, solo quieren volver esa noche a su casa con el cuerpo y el alma sin arañar, pero al contrario tuyo no abandonaran, no se quejarán y aguantarán hasta lo indecible. 

Decirte José Ángel, que no solo las operaciones que te molestan se hacen siempre con cien o ciento diez agentes, la mayoría de las veces basta con dos, en muchas otras con un solo agente para ayudar a quien necesita ayuda o detener al delincuente y son muy pocas las veces en que se usan las armas, nuevamente te sale la vena demagoga, y la mentira, dime cuantas acciones policiales en España conoces tú, que se salden con disparos por parte de policias nacionales o guardias civiles.

Te molestan hasta los uniformes de policías y guardias civiles, nosotros nos sentimos orgullosos de vestirlos, no porque sean “pintureros” o “espectaculares”, como tú los llamas, sino por lo que representan, y si también son “juncales” como tú dices, no sólo por esbeltos, algunos ya por edad no podemos decir que lo seamos, pero si por airosos y gallardos, con buen aspecto y presencia, valientes, atrevidos, excelentes, aunque debo decirte que eso no lo da el uniforme sino la persona que lo viste, es muy triste oírte hablar como lo haces de tu uniforme, en tu caso el pecho no adorna el vestido, pero a lo que leo, tampoco el vestido adorna el pecho,  permíteme un consejo, sobre todo para combatir lo que tú mismo confiesas, “esa anónima infelicidad, la mía, la que acarrea mi profesión”, búscate algo que te haga feliz, personalmente nunca trabajaría en algo que me hiciese infeliz.

Y no José Ángel, nadie ha utilizado a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, porque nadie tiene que utilizarnos para que hagamos nuestro trabajo, persigamos los delitos y a quienes los cometen, demos seguridad y tranquilidad y me impresiona tu bajeza moral al decir que “a ellos se lo van a compensar con los 500 euros limpios del ala al mes” según tú porque “ese dinero prometido es para que tengan buena disposición de ánimo, digo yo, por si hay que volver a romper la crisma a los que quieran cometer el pavoroso crimen de votar”, porque es sencillamente mentira y tú como Julio Iglesias “lo sabes”, los guardias civiles y policias nacionales a los que te refieres no le rompieron la crisma a nadie que quisiera votar, cumplían mandatos judiciales, judiciales José Ángel.

Mientes y dice muy poco de ti como funcionario de prisiones cuando decides, por encima de lo que ha dictado la justicia que hay “cinco hombres atrapados en prisión por “crímenes” políticos”, porque es radicalmente mentira, el que tu digas eso implica que ya estás predispuesto a decidir quién debe estar en la cárcel y quien no, por encima de las decisiones judiciales, imagino como tratarás a los que tú hayas decidido que si merecen estar en prisión cuando estos lleguen a la cárcel de Estremera donde estas destinado y cuando creas que alguien no debería estar encarcelado, imagino tu imparcalidad en el trato a unos y otros.

Pero todo esto, todo  tu artículo, al final va solo de dinero, de 500 euros que es lo que al parecer vale tu conciencia y tus principios, 500 euros, tú mismo lo has dicho, “Por eso quiero que al menos me den esos 500 euros, porque ver a esos gatazos encerrados en Estremera me supone morirme de una vergüenza absoluta; es una vergüenza tal que me hace insoportable acercarme cada día a cumplir con mi turno de trabajo”, bastan 500 euros para que tu conciencia democrática deje de sufrir vergüenza por el “espectáculo de ver a cinco hombres atrapados en prisión por “crímenes” políticos”; es lo que cuesta acallar tu vergüenza y tu conciencia, ya ves se trata solo de dinero, con 500 euros esos “gatazos de Cataluña” no serían para ti nada más que lo que son, delincuentes, políticos sí, pero delincuentes, como hay otros políticos no catalanes, como los hay carpinteros, mecánicos, obreros, bancarios y banqueros, maestros de escuela, también guardias, policías o funcionarios de prisiones..., delincuentes al fin y al cabo que cometieron un delito. 

Y por cierto, te voy a dar una mala noticia, para ti seguramente muy mala, para algunos guardias civiles y policías nacionales no serán 500 “pavos” al mes, sino algunos más, otros no llegarán, son las cosas de equiparar, y como dices que eres periodista infórmate un poco, no es por ir a Cataluña, sino por equiparar salarialmente a policias y guardias civiles con mossos y ertzainas, es una reivindicación justa, que determinará que todos los agentes de España, nacionales o autonómicos, cobrarán lo mismo por el mismo trabajo. Y debo decirte que no es de forma inmediata como tú haces ver en tu artículo, sino al cabo de tres años.

Creo que lo que buscas es tu minutito de gloria para vender un libro que al parecer has escrito, no te escondas en tu condición de escritor o de periodista, aún siendo verdad, que lo ignoro, lo que has hecho para escribir tu artículo es abusar de tu condición de funcionario de prisiones, y como funcionario deberías dar las explicaciones que te exijan desde Instituciones Penitenciarias.

Por cierto José Ángel, poco favor haces a esos presos catalanes al denominarlos "gatazos catalanes", tú, los que trabajan en prisiones, los presos y nosotros que alguna vez estuvimos destinados en la seguridad de alguna prisión, sabemos para que se usan los gatos en algunas prisiones, espero que a los tuyos aún le queden dientes.

Antonio Mancera Cárdenas, guardia civil retirado

Artículo de José Ángel Hidalgo, funcionario de prisiones en el Centro Penitenciario de Estremera (Madrid VII).

http://ctxt.es/es/20180328/Firmas/18682/catalu%C3%B1a-junqueras-forn-estremera-PP-funcionario-prisiones.htm

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22  logo policia logoministeriodefensa logodiaper

grandes batallas

pronunciamimnetos militares2

LOGO BLOG

soy Radio 2018         beneméritaaldía

     OPF Investigation        Logo

logo-graciela e-mas

 

 

 

    EscudoRegulares     logo aispc     thumbnail LogoIPAMadrid

cabecera web 2      LOGO FINAL 1       

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones