Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CARTA DE UNA MUJER GUARDIA CIVIL AL MINISTRO DEL INTERIOR DEL GOBIERNO DE ESPAÑA

CARTA DE UNA MUJER GUARDIA CIVIL A…

España, 31 de octu...

LA demoledora carta del hijo de Tejero contra los golpistas catalanes

LA demoledora carta del hijo de Te…

Ramón Tejero Diez,...

EL SABIO REFRANERO ESPAÑOL

EL SABIO REFRANERO ESPAÑOL

¿Alguien se ha par...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGOS BE...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADOS MES ...

Juntos contra España

Juntos contra España

A mediados de los ...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

IN MEMORIAM

  • Escrito por Redacción

antonio pose

Antonio Pose Rodriguez, guardia civil asesinado el 16 de Agosto de 1975 por el grupo terrorista FRAP

El Teniente de la Agrupación de Trafico de la Guardia Civil Antonio Pose Rodriguez, natural de Almonacid de Zorita (Guadalajara), fue asesinado en las inmediaciones de su domicilio el 16 de agosto de 1975 por un comando del grupo terrorista comunista del FRAP.

El día 16 de agosto de 1975 el integrante del FRAP Ramón García Sanz compró dos cajas de cartuchos del calibre 12, dirigiéndose con otros de los terroristas integrantes del comando, Manuel Cañaveras de Gracia, a una vaguada cercana a la carretera de Fuencarral a El Pardo, para probar la escopeta contra un árbol. Regresaron a Madrid y se separaron.

A la una de la tarde se reunieron Cañaveras, y José Luis Sánchez Bravo, que integraba igualmente dicho comando. Sánchez Bravo distribuyó los lugares que debían ocupar cada uno durante el asesinato y la misión que tenían que desempeñar.

Se trasladaron a las inmediaciones del lugar donde se iba a perpetrar el asesinato del teniente Pozas, la víctima escogida, tras dar una pequeña vuelta de reconocimiento por los alrededores, García Sanz extrajo de una bolsa que llevaba la escopeta y los cartuchos, y unas octavillas atribuyendo el hecho al FRAP que arrojaron al suelo tras el asesinato.

Una vez colocado cada uno de los integrantes del grupo en el lugar asignado para perpetrar el atentado, García Sanz, se apostó con la escopeta tras un coche al lado del lugar donde solía estacionar el suyo el teniente de la Guardia Civil.

Sobre las dos y media, uno de los integrantes del comando terrorista dio una voz de “ahí viene” al ver que llegaba el teniente de la Guardia Civil Pose Rodríguez. Cuando apareció el automóvil, y estando fuera del mismo el citado teniente, Proenza hizo la señal convenida y García Sanz sacó la escopeta y cuando el teniente Pose se encontraba a unos dos metros de distancia de su domicilio, sin posibilidad de defensa, le disparó un solo tiro que le alcanzó en el lado izquierdo del pecho produciéndole heridas gravísimas en pulmón y corazón, a consecuencia de las cuales falleció de forma instantánea.

García Sanz recogió la bolsa en la que guardó el arma, salió corriendo, dejando abandonados tres cartuchos huyendo los asesinos a través del paso inferior del paseo de Extremadura, donde tomaron un taxi trasladándose al otro extremo de Madrid, separándose luego. García Sanz se dirigió posteriormente a su domicilio, donde fue hallada la escopeta y las cajas de cartuchos.

José Luis Sánchez-Bravo pertenecía al grupo terrorista comunista de Baena. Su condena a muerte se debió a que fue el encargado de localizar y vigilar durante semanas al teniente de la Guardia Civil, adscrito Agrupación de Tráfico, Antonio Pose Rodríguez. Participó en la selección del objetivo, en la preparación de los planes desde el 2 de agosto y fue el responsable de la ejecución del asesinato que se produjo. El teniente de la Guardia Civil Antonio Pose Rodriguez estaba casado.

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones