Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 11 ...

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

IN MEMORIAM

  • Escrito por Redacción

in-memoriam-gabriel-cristobal-vozmediano-15-02-79

IN MEMORIAM

GABRIEL CRISTOBAL VOZMEDIANO, guardia civil asesinado por el el 15 de febrero de 1979

Gabriel Cristóbal Vozmediano, Guardia Civil de la Agrupación de Trafico, natural de Ciudad Real, de 40 años de edad y de estado soltero; es asesinado por los disparos realizados por dos individuos del GRAPO (Grupos Revolucionarios Antifascistas Primero de Octubre), en una acción perfectamente premeditada y planeada hasta sus últimos detalles.

Hacia las tres menos cuarto de la tarde del jueves 15 de febrero de 1979, cuando Cristobal regresaba de su trabajo y se disponía a entrar en su casa, situada en el número 31 de la calle Pajaritos, en la ciudad de Madrid, los terroristas que le esperaban o le habían seguido durante algún tiempo, se acercaron a él por detrás y le dispararon dos veces a quemarropa. Uno de los impactos le alcanzó en la cabeza y le produjo la muerte instantanea. Mientras los terroristas huian en dirección a la calle Valderribas, donde les esperaba un tercer individuo al volante de un vehículo, con el cual emprendieron la marcha en dirección a la M 30. La primera persona que llegó junto a la víctima fue su propia madre (con la que vivía desde hacia unos veinte años), que al escuchar los disparos salió a la calle gritando, aún antes de ver lo sucedido: "¡Ay!, hijo mío, te han asesinado, te han asesinado." Tras permanecer más de veinte minutos tendido en el suelo en medio de un gran charco de sangre, sin que nadie le prestase auxilio, fue recogido y trasladado por un "jeep" de la Policía Armada, que fue avisada por el dueño de un bar próximo al lugar de los hechos, a la Sección de Urgencias de la Ciudad Sanitaria Francisco Franco de la capital. Donde el médico de guardia sólo pudo certificar su defunción.

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones