Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
LA GUARDIA CIVIL

LA GUARDIA CIVIL

Creo que fue un gr...

FALLECE NUESTRO SOCIO DE HONOR D. JOSE UTRERA MOLINA

FALLECE NUESTRO SOCIO DE HONOR D. …

Decía D. José Utre...

Podemos o la desvergüenza

Podemos o la desvergüenza

El diccionario de ...

EL CRISTO DE MENA, LA II REPÚBLICA Y EL JEFE DE LA LEGIÓN

EL CRISTO DE MENA, LA II REPÚBLICA…

‹‹Gracias por la l...

LA GUERRA NO HA TERMINADO

LA GUERRA NO HA TERMINADO

La entrega de las ...

NUEVE MENTIRAS DEL ANUNCIO DE DESARME DE ETA

NUEVE MENTIRAS DEL ANUNCIO DE DESA…

El propósito de la...

CARTA A LA EX-COMANDANTE ZAIDA CANTERO

CARTA A LA EX-COMANDANTE ZAIDA CAN…

Estimada ex compañ...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Terrorismo

Intervenidos 250 kilogramos de productos perecederos

  • Escrito por Redacción

Alimentos-intervenidos

La colaboración entre el Servicio de Sanidad de la Junta de Castilla y León y la Comandancia de la Guardia Civil ha permitido retirar del mercado más de 250 kilogramos de productos alimenticios dispuestos para la venta, los cuales han sido intervenidos de manera cautelar, al comprobarse irregularidades en el proceso de conservación, tras verificar que se había roto la cadena de frío de estos alimentos.

El SEPRONA de la Comandancia de Burgos tenía conocimiento de una posible irregularidad en la conservación de determinados productos, en un comercio del ramo ubicado en la capital burgalesa.

Agentes del Equipo de Investigación del Seprona (EPRONA) apoyados en todo momento por facultativos del Servicio de Sanidad de la Delegación Territorial de Burgos, inspeccionaban conjuntamente días atrás el establecimiento, cuya principal actividad es la venta de alimentos manufacturados o procedentes de la Europa del Este, levantado acta de las anomalías encontradas y precintando los productos dudosos.

A simple vista se observaba una serie de alimentos que se encontraban a temperatura ambiente, cuando debían conservarse en frío, mientras otros

que debían permanecer congelados lo hacían a temperatura de refrigeración.

En el interior de un congelador tipo arcón, se guardaban productos y derivados de porcino y ave, pescados y lácteos –preparados y presentados de varias maneras- en cuyos envases figuraba la temperatura de conservación a -18º centígrados, cuando en realidad la cámara se encontraba a 5º centígrados, temperatura que fue comprobada y ratificada por un segundo termómetro.

En el local, se localizaron quesos de vaca y oveja, más de 70 kilogramos, dispuestos en cajas y mantenidos a temperatura ambiente, cuando el nivel óptimo de frío para su correcta conservación, según figuraba en la etiqueta, era de 2º a 6º centígrados.

Productos hortícolas –pepinos salados y repollos- así como derivados de la leche (fueron precintados 11 envases de 8 kilogramos cada uno de este tipo de producto) también se hallaban en iguales niveles calóricos.

Más de cuatro kilogramos de guindas, distribuidas en dos bolsas de plástico, pretendían ser vendidas como producto congelado, sin ningún tipo de precintado o garantía.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones