Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
LOS OCHO "VALIENTES" DE ALSASUA

LOS OCHO "VALIENTES" DE …

Llegó el juicio y ...

La color no es buena…

La color no es buena…

Estamos viviendo e...

COMITÉS DEMOCRÁTICOS REPUBLICANOS

COMITÉS DEMOCRÁTICOS REPUBLICANOS

Ponen en peligro l...

EL DELITO DE OMISION DEL DEBER DE PERSEGUIR DELITOS – Análisis del art. 408 del Código penal

EL DELITO DE OMISION DEL DEBER DE …

En el artículo 408...

A José Ángel Hidalgo, funcionario de prisiones

A José Ángel Hidalgo, funcionario …

José Ángel, lo úni...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Terrorismo

Tras un error de la AN, la Policía investigó seis años para volver a llevar al asesino Troitiño a la cárcel por pertenencia a ETA

  • Escrito por ABC

1404738560 kr1G 1240x698abc

El 13 de abril de 2011 un error grosero de la Audiencia Nacional dejaba en libertad a Antonio Troitiño,un sanguinario terrorista con 22 asesinatos a sus espaldasy uno de los símbolos de ETA. Horas después huía de España. Aquello provocó un shock emocional en las víctimas del terrorismo y en el conjunto de la sociedad española.

ABC informa que desde ese mismo momento la Comisaría General de Información de la Policía comenzó a trabajar sin descanso para devolverlo a prisión. El 13 de febrero de 2014 el pistolero era detenido en un piso de Londres en el que vivía junto a Ignacio Lerin, también etarra y huido como él. Ahora, la Policía ha conseguido algo sin precedentes: la segunda condena de uno de estos asesinos por pertenencia a ETA, esta vez a seis años.

La Comisaría General de Información se había fijado como objetivo estratégico quitar de la circulación a los etarras más duros, con ascendencia dentro de la banda, que aún estaban huidos de España. Es cierto que para entonces ETA había comenzado un declive que el 20 de octubre de 2011 derivó en el anuncio del «cese definitivo de la violencia», pero también que si había alguien que podía asumir el mando y aglutinar a los terroristas que andaban sueltos para dar un golpe de mano era gente como Troitiño, con un largo historial de sangre y miembro de una saga de terroristas.

Diez minutos

Los comienzos fueron difíciles. ETA comenzaba a ser ya parte del pasado para muchos y además había que convencer al instructor y al fiscal de que era posible otra condena para el fugitivo por pertenencia a banda terrorista. Pablo Ruz, entonces titular del Juzgado de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional, estaba absorbido por el caso Gürtel, que copaba portadas y telediarios. En aquellos días frenéticos concedió diez minutos, desde las dos y veinte de la tarde hasta las dos y media -el encuentro se alargaría luego algo más-, a un inspector jefe que le explicó cómo veía la Policía el caso.

La gran dificultad estribaba en sortear el precepto que impide condenar a una persona dos veces por los mismos hechos. El planteamiento que la Policía hizo al magistrado fue el siguiente: al salir de prisión Troitiño dejó de pertenecer a la banda terrorista y en ese momento estaba su contador a cero. Por tanto, si se conseguía demostrar que una vez en libertad había reingresado en ETA con acciones concretas que se podían objetivar, la nueva condena por pertenencia era posible. Ruz abrió diligencias; el fiscal coordinador de terrorismo, Vicente González Mota, le apoyó.

La carga probatoria aportada por la Policía comenzó con el análisis de la presencia del pistolero en el piso de Londres junto a Ignacio Lerin. Lo primero que llama la atención es que se trata de individuos separados por generaciones y ámbito geográfico, por lo que nunca pudieron coincidir antes.

El segundo huyó en 2007 cuando cayó el comando Urederra, del complejo Donosti, y por esas fechas el primero estaba preso. ¿Por qué dos personas que no se conocen acaban viviendo juntos en un país extranjero? El segundo elemento clave fue la documentación intervenida en las detenciones. Ignacio Lerin tenía cartas recientes de la organización en la que se le daban instrucciones concretas sobre cómo actuar. Por tanto, era evidente que seguía en la banda. Si Troitiño no había reingresado en ETA, ¿por qué vivía precisamente con un etarra, además desconocido para él?

Pero había más pruebas. La Comisaría General de Policía Científica certificó, después de los necesarios análisis periciales, que la documentación que utilizaba Troitiño había sido fabricada por ETA, ya que sus características, técnicas de fabricación y hasta sus fallos eran exactamente iguales a otras intervenidas a etarras en países como Francia o Bélgica. Hay que tener en cuenta, además, que la banda documenta solo a sus miembros porque se trata de una organización cuya cohesión es solo de índole ideológica y que no permite a nadie que no abrace su ideología y métodos utilizar papeles fabricados por ella.

No solo eso; los documentos de identidad mejor falsificados, en los que incluso coincide con los originales la fecha de emisión del documento y el equipo que lo expidió, son de muy corta circulación y se reservan a militantes muy cualificados. Antonio Troitiño tenía en Londres uno de ellos.

Pero para lograr una sentencia estos elementos objetivos tenían que ser corroborados por la documentación intervenida a la banda, en la que se viera que todas estas circunstancias solo podían responder al seguimiento estricto de las órdenes de ETA. Los informes de Inteligencia de la Comisaría General de Información también han sido decisivos para la condena.

Papeles de Thierry

Especialmente relevantes fueron los papeles intervenidos en mayo de 2008 a Francisco Javier López Peña, alias Thierry, jefe del aparato político. En ellos se comprueba que la banda ya había comenzado a dar pasos para hacer realidad la decisión tomada en 2007 de modificar la estructura y funcionamiento del aparato de control de sus refugiados, dependiente del aparato político. Para ello creó un nuevo órgano dependiente del anterior, que llamó Ihesko. Su núcleo directivo está en el País Vasco francés. En cada zona geográfica donde hay etarras hay un enlace que tiene contacto con Ihesko, y éste se comunica con la dirección de ETA. Ésta decide quién se marcha o no a un tercer país, a cuál concretamente, y qué debe hacer allí. El refugiado debe mantenerse siempre bajo la disciplina de la organización.

Así se ha comprobado en otros casos y así sucedió con Troitiño. Necesariamente tras su huida entró en contacto con ETA, a la que explicó su situación. Luego pasó a manos del aparato de acogida, bajo cuya protección envió sus fotografías a la dirección para que le proporcionara documentación falsa de calidad. Recibió instrucciones de ir a vivir a Londres con Lerin y que como él trabajara para pasar inadvertido. El que la dirección le proporcionara un «lazarillo» -su compañero ya hablaba inglés y tenía experiencia en el país- demuestra hasta qué punto el asesino era importante para la organización.

El 28 de abril del año pasado, tras múltiples recursos y vicisitudes, el Tribunal Superior de Londres accedía la extradición del terrorista a España por su reingreso en ETA. El 5 de mayo llegaba a España y era inmediatamente encarcelado a la espera de juicio. El 17 de marzo pasado era condenado.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22  logo policia logoministeriodefensa logodiaper

grandes batallas

pronunciamimnetos militares2

LOGO BLOG

soy Radio 2018         beneméritaaldía

     OPF Investigation        Logo

logo-graciela e-mas

 

 

 

    EscudoRegulares     logo aispc     thumbnail LogoIPAMadrid

cabecera web 2      LOGO FINAL 1       

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones