20170823 104749 1 1440x808

La Asociación Dignidad y Justicia denunciará ante la Audiencia Nacional a la agrupación de Comparsas, Bilboko Konpartsak por exhibir imágenes de presos de ETA en varias de sus casetas o txosnas durante las fiestas de la capital vizcaína. También el PP ha manifestado su profundo malestar por las fotos de etarras que se pueden ver en varios de los locales festivos, en especial por las 32 imágenes de etarras que centralizan la decoración de la txosna de la comparsa ‘Txori Barrote’, que ya fue suspendida en 2009 por el mismo motivo.

El portavoz de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, ha anunciado que presentará una denuncia en la Audiencia Nacional por la decoración del citado local entre cuyas 32 imágenes figura la del asesino de su padre. La caseta está decorada con bidones blancos, que simula trasladar “hacia la libertad” un pájaro carpintero, logo de la comparsa. En cada uno de ellos se puede ver la imagen de un preso de ETA, si bien sus ojos han sido tapados con una franja negra y en ello no aparece ninguna referencia explícita a ETA. Bajo el mural de bidones se puede observar la camiseta de la comparsa, compuesta por franjas negras y blancas, simulando unos barrotes.

En 2009 Txori Barrote, junto con otra comparsa, ‘Kaskagorri’, ya fue inhabilitada por dos años por idéntico motivo, la instalación de fotografías de presos de la banda, prohibida por la ordenanza de fiestas municipal. Ese año se procedió a la retirada de imágenes de presos e incluso se llegó a imputar delito de enaltecimiento de terrorismo a 18 personas. Sin embargo, la federación de comparsas recurrió la medida y el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco revocó la inhabilitación, tres años después y una vez cumplida, al considerar que el ayuntamiento aplicó una infracción que entonces no estaba contemplada en la normativa munciapal.

Ahora, desde el PP también se ha instado al alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, del PNV, a que haga cumplir la ordenanza municipal que en su artículo 27 recuerda que la instalación de los locales está condicionado a la autorización de una licencia municipal. Esta advierte de que éstas podrán ser revocadas si se incurre en “circunstancias de riesgo” como la “utilización de carteles y/o símbolos que atenten contra la dignidad de las personas, apoyen el terrorismo y puedan hacer con ello peligrar la convivencia o normalidad de los actos festivos”. Este punto autoriza a los agentes municipales a adoptar las medidas que consideren oportunas.

El vicesecretario de Derechos y Libertades del PP en Vizcaya, Carlos García, ha señalado que la ordenanza “no puede dejar de aplicarse” y ha urgido al alcalde Aburto a hacerlo para que “no se humille a las víctimas del terrorismo de forma gratuita e innecesaria delante de miles y miles de jóvenes que ven a esos terroristas como héroes”. García recuerda que algunas comparsas, como ‘Txori Barrote’ ya fueron sancionadas anteriormente, como en 2004, cuando se le prohibió salir al desfile de carnaval con una carroza decorada con imágenes de presos de ETA, “entre ellas de de Iñigo Mugerza que intentó asesinarme a mi”, recuerda. El PP denuncia que además de ‘Txori Barrote’ existen imágenes de presos de la banda en otras comparsas como ‘Askapeña’, a la que pertenece la Txupinera de las fiestas de Bilbao, y Kaskagorri.

En el recinto festivo de la capital vizcaína existen además numerosas referencias a la situación de los presos de ETA, pancartas en favor del final de la dispersión de los presos de la banda e incluso decoración en actividades infantiles con el logo en contra de la dispersión. Al inicio de la Semana grande ya fue retirada la decoración de la comparsa Hontzak, que bajo el título “Carnicerías Vaticanas” reprodujo la imagen de un Cristo crucificado y despiezado cuyas partes se vendía en la carnicería recreada. La denuncia posterior del obispado de Bilbao por considerar “blasfema” la decoración hizo que cuatro patrullas de la Ertzaintza procedieran el lunes pasado a retirarla. En solidaridad, numerosas txosnas han optado por reproducir la imagen del cristo crucificado retirado.

También desde la delegación de Gobierno en el País Vasco se ha intervenido para hacer llegar a la Fiscalía de la Audiencia Nacional una comunicación en la que se le informa de la exhibición de las citadas imágenes de presos de la banda. Se ha remitido el escrito por si la Audiencia estima que se ha podido incurrir en un delito.

Esta mañana también desde los servicios de la Policía Municipal de Bilbao se ha levantado un informe tras una inspección ocular del área festiva en El Arenal bilbaíno, donde está instalada la treintena de casetas o ‘txosnas’, en varias de las cuales se exhiben imágenes de miembros de ETA.