hospimedica2

El exmilitar Octavio Miguel Cadelo, condenado a dos años por justificar sus insultos al edil Miguel Ángel Blanco

2017072522565584849

La Audiencia Nacional ha condenado a dos años de cárcel al exmilitar Octavio Miguel Cadelo por sus comentarios contrarios a los homenajes realizado a la víctima de ETA Miguel Ángel Blanco, del que dijo que era un “pepero de mierda”. Cadelo ya fue juzgado por el mismo órgano por difundir igualmente contenidos que ensalzaban el Estado Islámico si bien fue absuelto.

Durante la celebración del juicio, dijo que había publicado esos comentarios porque estaba “lleno de rencor” hacia el PP y debido a sus problemas con el alcohol y cannabis.

El tribunal considera que Cadelo es culpable de un delito de enaltecimiento del terrorismo y le impone la pena de cárcel de dos años y un día pese a que el Ministerio Público pedía para él dos años y ocho meses. Precisa en su sentencia que sus publicaciones se enmarcan en el “discurso de odio” que justifica la violencia de ETA y que acude a la figura de Miguel Ángel Blanco para “reforzar su argumentario” y con “repetitiva denigración” a esta víctima.

Cadelo publicó un vídeo sobre el asesinato del exconcejal de Ermua en el que aseguró que no había diferencia entre que lo hubiera matado ETA o hubiera fallecido en un accidente de moto y que le parecía “vergonzoso” que le dedicaran una calle; unos comentarios a juicio del fiscal Carlos Bautista “repugnantes” que suponen un abuso de la libertad de expresión y un “lamentable” discurso del odio, según dijo en el juicio. Sobre estas declaraciones la sentencia determina que se trata de un “inequívoco trato vejatorio” y hasta “despiadado” para esta “víctima emblemática” de ETA.

La Sala rechaza que el acusado tuviera mermadas sus facultades por adicción a bebidas alcohólicas o estupefacientes que le impidieran conocer el alcance de su comportamiento y recoge la conclusión del médico forense que concluyó que Cadelo no presentaba sintomatología psíquica como es el pensamiento acelerado, distrabilidad e insomnio.

En relación a la publicación también en sus cuentas de redes sociales sobre vídeos con el emblema del Estado Islámico y con yihadistas participando en un acto de juramento al califato, el exmilitar juzgado dijo ante el tribunal que no aceptaba “bajo ningún concepto” que se la acusara de defender este ideario y que era imposible asociarle con el yihadismo porque es cristiano y sionista.

El Ministerio Público retiró la acusación en lo relativo al vídeo titulado “Camisetas del Estado Islámico” que enlazaba con la página web RPG-7 sobre venta de camisetas serigrafiadas con los emblemas de organizaciones terroristas como Al Qaeda, el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), el partido-milicia chií Hezbolá, o el grupo armado peruano Sendero Luminoso.

Por hechos similares el exmilitar fue juzgado en octubre del año pasado. En esa ocasión el juicio estaba previsto para el mes de julio pero se aplazó hasta septiembre porque tampoco se presentó en las dependencias judiciales, motivo por el cual se ordenó, a petición del Ministerio Público, su ingreso en prisión.

El militar fue juzgado por difundir igualmente contenidos que ensalzaban el Estado Islámico en los que hacía referencia a decapitaciones por parte del mismo y por vender camisetas con imágenes del Daesh.
Su absolución fue confirmada en marzo por el Supremo al entender que los textos publicados en Facebook no tenían un sentido “unívoco e inequívocamente delictivos” para ser condenado.


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar