hospimedica2

Tres marroquíes detenidos por yihadismo en Barcelona y Valencia

yihadistas detenidos roda ter

Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos personas en Roda de Ter (Barcelona) en el marco de una operación contra el terrorismo yihadista que se ha iniciado esta madrugada. y Policia Nacional ha detenido a un tercer hombre, todos ellos captadores de combatientes para ISIS.

La operación, protagonizada por los Mossos d'Esquadra en Roda de Ter (Barcelona) comenzó hacia las cuatro de la madrugada y sigue abierta, ha supuesto hasta el momento la detención de dos personas por presuntos delitos de captación y actividad en la red y un total de tres registros, según fuentes de los Mossos.

Estas fuentes han informado de que la operación se realiza a instancias del Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional.

Captación yihadista en Valencia

La Policía Nacional ha detenido en Benetússer (Valencia) a un hombre de 45 años que intentó captar a través de Internet a combatientes para viajar a zonas de conflicto y colaborar con el ISIS.

Según ha informado el Ministerio del Interior, el hombre, de origen marroquí y nacionalidad española, publicaba en la red, de forma reiterada, mensajes sobre adiestramiento en tácticas de combate, utilizaba distintos perfiles virtuales y ensalzaba los atentados terroristas cometidos por el ISIS en Europa, Siria y otros países.

"La yihad es un deber ineludible", como lo es también "la imposición de la 'sharía', de la lucha y de la acción contra el enemigo", son algunos de los mensajes que divulgaba el detenido, un hombre muy integrado en la comunidad musulmana de su localidad de residencia.

El arrestado, según un comunicado de Interior, es un miembro activo de la denominada "yihad de la palabra", que difundió centenares de publicaciones con contenidos terroristas con el fin de captar y reclutar al mayor número de personas para viajar a zona de conflicto y llevar cabo la "yihad violenta".

Sus actividades, asegura el Ministerio, "le habían convertido en una amenaza real contra la seguridad pública" al emplear las redes sociales para llevar a cabo "un efectivo adoctrinamiento terrorista, fundamentado en la difusión de contenidos violentos, inicialmente en favor de Al Qaeda y, en la actualidad, del grupo terrorista Dáesh".

El presunto yihadista se encontraba muy integrado en la comunidad musulmana de su localidad de residencia, según los investigadores, aunque desarrollaba las labores de adoctrinamiento y captación a través de Internet.

Durante la investigación, los agentes fueron constatando todas las fases del proceso de radicalización, como la exaltación del victimismo con difusión de contenidos sobre supuestos padecimientos de la población musulmana, mensajes de odio hacia la sociedad occidental y la búsqueda de la solución en "la auténtica fe".

En esta última fase instaba a sus seguidores "al cumplimiento estricto de los dictados religiosos" y al activismo, alentando a la comisión de atentados terroristas y ensalzando los llevados a cabo por Dáesh como ejemplo a seguir, detalla el comunicado.


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar