Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
No es falta de democracia, es delincuencia

No es falta de democracia, es deli…

No señores polític...

EXCLUSIVA: Ante la pasividad de los Mossos, la Guardia Civil daba como hora limite las 2:00 de la madrugada, para actuar y rescatar a sus compañeros asediados en la Consejería de Hacienda

EXCLUSIVA: Ante la pasividad de lo…

El porqué esperaro...

¡Es la nación, estúpidos!

¡Es la nación, estúpidos!

Desde que el pasad...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGOS BE...

POR LA UNIDAD DE TODOS LOS ESPAÑOLES

POR LA UNIDAD DE TODOS LOS ESPAÑOL…

Nací hace 53 años ...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Terrorismo

Pamplona: vuelve la kale borroka.

  • Escrito por Periodista Digital

kale borroka pamplona

Los sucesos de este fin de semana en Pamplona solo pueden calificarse de extremadamente graves, tanto por la violencia exhibida con quema de contenedores, destrozo de cajeros, lanzamiento de piedras a las FFyCCSE, como por la intencionalidad política que nos recuerda desgraciadamente a otros tiempos que creíamos superados.

Una renacida “kale borroka” (guerrilla urbana) protagonizada por grupos independentistas pro etarras que han tomado a Navarra como su principal pieza a cobrar, ahora que tienen garantizados la impunidad y el poder en El País Vasco gracias a la legalización de sus formaciones políticas y la radicalización de un PNV que mantiene un discurso moderado, mientras con los hechos se posiciona del lado de los secesionistas. Navarra está fracturada en lo social y en lo político, también gracias al auge de las fuerzas independentistas. Hoy en Navarra gobierna un cuatripartito conformado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

El que una activista independentista como Uxue Barcos, partidaria de la anexión de Navarra por el País Vasco esté presidiendo la Diputación Foral, da una idea de hacia dónde ha derivado la vida política en esa Comunidad histórica, parte esencial en la construcción de España como nación. Un hecho que lo confirma es la incorporación de las cadenas de su escudo en el de la bandera de España. Una comunidad de una riqueza indudable que se encuentra entre las primeras de la UE en desarrollo y, sobre todo, en calidad de vida de sus ciudadanos. Y esa comunidad, ahora en manos de los secesionistas radicales pro etarras apoyados por la ultra izquierda de PODEMOS e I-E, está sufriendo el acoso de hordas de violentos como medio de presión para justificar, - mejor decir obligar-, a que se plantee un referéndum sobre la integración con El País Vasco en el primer cimiento de la nueva Euskal Herria.

Y es que, en esta comunidad, al igual que ha sucedido en la de Cataluña, los diferentes Gobiernos de España han permitido de forma negligente, no exenta de cobardía, que esas formaciones pro etarras queden legalizadas y hayan conseguido implantar su ideología y odio hacia lo español usando las ikastolas y el euskera como medio de euskaldinización (perdonen este palabro) de las nuevas generaciones. Lo que era en los años setenta del siglo pasado una minoría ruidosa y violenta sin implantación social, se ha convertido en una fuerza considerable, igual o más violenta, cobijada por unos partidos políticos que solo pretenden forzar la integración de Navarra con El País Vasco.

Pamplona siempre ha sido objetivo prioritario de los de la kale borroka. Lo que comenzó como respuesta a la dictadura y represión posterior durante los años de plomo de ETA, se ha convertido en un movimiento secesionista que ha pasado por diversas fases de implantación social. Cada Aberri Eguna (día de la Patria Vasca) que se celebra el Domingo de Resurrección, Pamplona ha sido elegida por formaciones etarras como HERRI BATASUNA, con sus diferentes apellidos hasta su ilegalización, y las nuevas formaciones pro etarras como SORTU, BILDU, EUSKADIKO ESKERRA, etc. como base de sus operaciones reivindicativas de independencia. Líderes históricos de la Mesa Nacional como Jon Idigoras, Tasio Erkizia y más actuales como Arnaldo Otegi, se han paseado portando pancartas, carteles a favor de ETA e ikurriñas encabezando manifestaciones hasta el monumento de los Fueros en pleno corazón de Pamplona. Unas calles que han visto y soportado durante años las mismas imágenes de violencia que nos han mostrado este fin de semana.

No basta con condenar estos actos vandálicos y hacer declaraciones sobre “búsqueda de espacios de convivencia”. Hay que erradicar a estos violentos sin contemplaciones y condenar a aquellos que defienden la violencia como medio legítimo de reivindicación. Cualquier tipo de coacción es violencia. Deja mucho que desear la actitud de la Presidenta de la Comunidad al recriminar a las víctimas de ETA que no acudiesen a los actos de condena por los atentados terroristas, mientras no recrimina nada a EH-BILDU por no condenar los atentados terroristas de ETA. Una hipocresía que delata el sectarismo ideológico de esta dirigente abertzale.

He de reconocer que esas imágenes del sábado en Pamplona me trajeron recuerdos y vivencias de una etapa que creía erróneamente superada, pero que puede ser solo un avance de lo que está por llegar en esa mi muy querida Navarra.

¡Que pasen un buen día!

UN PAIS A LA DERIVA-PERIODISTA DIGITAL

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones