Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Terrorismo

Carta de una víctima de ETA: "Nadie te aplaude en el cementerio"

  • Escrito por Redacción

14569988973314

Marina Salvá Lezaun es hermana del agente de la Guardia Civil Diego Salva, asesinado por la organización terrorista ETA junto a Carlos Sáenz de Tejada en un atentado perpetrado en Palma de Mallorca. A continuación reproducimos una carta enviada al periódico tras la puesta en libertad de Arnaldo Otegi.

'Nadie te aplaude en el cementerio'

A ella nadie le aplaudió cuando llegó esa llamada de teléfono con la peor noticia de su vida. No es que lo hubiera perdido una vez, es que lo perdió dos veces. Sí, perdió a su hijo dos veces. Una cuando Diego se despertó del coma del accidente de tráfico y no se acordaba de la cara de su madre, y otra cuando, directamente, le dejaron sin cara por una bomba.

No recibió ni una palmadita en la espalda cuando el ataúd estaba cerrado. Ya sabes, quizás ni estaba entero. No es que nadie le aplaudiera, es que ella ni siquiera quiso llorar, ni dejó llorar a sus hijos, para que esos a los que algunos llaman presos políticos se regocijen en sus celdas.

Fíjate lo que te digo, que ella solo quería aplaudirle a su hijo después de su primer día de trabajo después de la baja, pero no tuvo la oportunidad. Y mientras otros con manifestaciones y banderas porque no les va bien hacer las visitas a la cárcel. Pero, eh! Ella tiene que coger el coche para ir al cementerio y para eso no hay bandera.

A ella nadie le aplaudió cuando adoptó a dos niños más después de eso, porque sigue creyendo que en el pasado está la clave, pero nunca la llave. Y tampoco recibió nada cuando su hijo de 4 años no entendía porqué mataron a alguien por hacer su trabajo.

Tampoco le recibió una multitud con pancartas por seguir con su vida, por seguir creyendo en lo que cojones se pueda uno creer después de que alguien te arranque un hijo, por seguir creyendo que siempre hay esperanza.

A ella nadie le aplaudió cuando pasó todo esto. Pero es que ella no lo necesita. No, a diferencia de ti, que es lo que esperas cuando sales de la cárcel. Pero deja que te diga, que esos aplausos no significan ni que seas un héroe ni que lo estés haciendo bien, porque, como ya te he explicado los aplausos más fuertes son los que no se oyen.

Marina Salvá Lezaun a su madre Montserrat Lezaun Portillo, tras la salida de prisión de Arnaldo Otegui.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones