Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Terrorismo

Desmontando a Arnaldo

  • Escrito por Redacción

otegui-funeral-etarra-ceberio

Un poco de historia sobre ETA

Es probable que a veces demos por supuesto que todo el mundo sabe lo que es ETA. Sin embargo, es probable que estemos equivocados. En este sentido quizá interesa recordar este párrafo extraido del apartado de “Hechos Probados” de la sentencia que condena a Otegui.

Es un buen resumen de la estrategia de desdoblamiento entre ETA y Batasuna (y sus siglas sucesoras):

En 1974, previendo el próximo advenimiento de la democracia, se aprobó la ponencia Etaren Agiria, atribuida a José Miguel Beñarán Ordeñana (alias Argala), en virtud de la cual la faceta política de la organización terrorista salió de la clandestinidad y se separó de la militar, en evitación de los inconvenientes extensivos que suponía la desarticulación de comandos y en aras del aprovechamiento de las ventajas económicas y de introducción ideológica que deparaba la participación en la vida democrática; separación que era ficticia, puesto que la parte militar de la organización seguía ejerciendo el control y tutelaje de la parte política, en cuyo seno se conformó el complejo de formaciones denominado Movimiento de Liberación Nacional Vasco, en el que se fueron agrupando como corrientes ideológicas las diferentes organizaciones sectoriales que se denominan globalmente como la Izquierda Abertzale.

Aquella separación táctica y meramente aparente suponía la aplicación práctica de la llamada teoría del desdoblamiento, que es explicada en la ponencia Otsagabia, atribuida a Eduardo Moreno Bergaretxe (alias Pertur), donde se trataba de la vinculación entre la lucha armada y la lucha política desde la perspectiva de la sociedad democrática, y donde se propugnaba la fundación por ETA de un partido revolucionario de izquierdas que actuara dentro de la democracia burguesa. La concepción de esta naturaleza dual y ambivalente legal/ilegal, con claro predominio interno de la segunda sobre la primera, ha sido una constante en la estructuración de ETA desde entonces, si bien por motivos estratégicos y de utilidad táctica en dicha organización terrorista se ha dado prevalencia externa a una o a otra modalidad de actuación (políticamilitar) según lo han ido aconsejando las concretas circunstancias de oportunidad política.

.A Otegui no se le ha encarcelado por sus ideas

Una vez leído el anterior párrafo de la sentencia, resulta evidente que a Otegui no se le ha metido en la cárcel por sus ideas, sino por militar en una organización con dos vertientes: una que iba a las instituciones a exponer sus exigencias, y otra que se encargaba de liquidar a quienes se las discutían.

La defensa de Otegui, además, no se ha basado en intentar desmentir esa realidad, sobradamente probada en multitud de documentos y multitud de sentencias en las últimas dos décadas, sino en pretender que él estaba intentando trabajar desde dentro para acabar con la actividad de la vertiente violenta de la organización.

Durante el juicio, Otegui intentó atribuir el “cambio de estrategia” de la izquierda abertzale para “pasar de una estrategia que combinaba la violencia armada con la lucha política a una estrategia de corte sólo pacífico y democrático”. Es decir, el propio Otegui reconoce la existencia de esa estrategia que combinaba la violencia con la política.

En cuanto a que él estuviera tratando de cambiar esa estrategia histórica, se trata de una pretensión bastante ridícula.

Por un lado, en la sentencia se detallan los documentos en los que ETA describe todos y cada uno de los pasos que había que dar para una acumulación de fuerzas separatistas y una revitalización de la izquierda abertzale, sin renunciar a la violencia. Otegui y el resto de condenados simplemente ejecutaron fielmente, paso por paso, su parte en ese plan, hasta ser detenidos. La correspondencia entre el plan de ETA y los pasos de Otegui son milimétricos, como se detalla en la sentencia.

Por otra parte, que Otegui pretenda estar en ETA-Batasuna para acabar con la violencia es como si Capone hubiera argumentado que justo en el momento de ser detenido a lo que se estaba dedicando es a tratar desde dentro de que la mafia abandonara sus actividades ilegales.

No olvidemos que la militancia de Otegui en ETA data ya de 1977, formando parte de un comando dedicado a los secuestros. Posteriormente Otegui pasa a la vertiente política y llega a la Mesa Nacional de Batasuna en 1997. Es decir, que Otegui no sólo es un histórico de ETA, sino que ha estado tanto en la vertiente militar como en la vertiente institucional de la organización. Obviamente Otegui era un dirigente de Batasuna cuando él mismo reconoce que la estrategia de la organización a la que pertenecía era mandar a gente como él a lanzar proclamas a las instituciones y a los pistoleros a liquidar a quienes se las discutían. Tal es la calaña del “hombre de paz” y del “preso político” Arnaldo Otegui.

.En España no hay presos políticos, a los que no se debe confundir con los políticos presos

Si un político mata a su mujer y le meten en la cárcel, no le meten en la cárcel por sus ideas sino por matar a su mujer. No es un preso político, como mucho un político preso. Lo que sucede es que, mientras sería aberrante e impensable que un político condenado por matar a su mujer o por corrupción fuera recibido como un héroe a la salida de la cárcel, eso es presumiblemente lo que va a suceder con Otegui.

Finalmente, por aquello de que una imagen vale más que mil palabras, también merece la pena rescatar de la hemeroteca estas dos imágenes de Otegui.

    otegui castresana otegui funeral etarra ceberio

Una es de 1998, del entierro de la etarra Ignacia Ceberio Arruabarrena, muerta en un enfrentamiento a tiros con la Ertzaintza.

La otra es del año 2007 y corresponde al entierro de la etarra Olaia Castresana, muerta al hacerle explosión la bomba que ella misma estaba preparando para cometer un atentado. Con ocasión del funeral de esta terrorista Otegui pronunció frases como las siguientes:

“Nuestro aplauso más calurosos a todos los gudaris que han caído en esa larga lucha por la autodeterminación”.

“Se nos ha ido a sus 22 años como tanto gudari de ETA, con la dignidad silenciosa y la muerte solidaria”.

Sobre la tapa de los ataudes que porta Otegui, se observa el anagrama de ETA.

La labor de esos “gudaris” era matar a quienes llevaban la contraria a Otegui.

Todos esos gudaris que Otegui enterraba tras haber sido seducidos por su discurso, sin embargo, eran para él sólo carne de cañón. Los que eran enterrados tras ser asesinados por esos “gudaris”, para Otegui, no eran ni eso.

El “preso político”…

El “hombre de paz”…

Lo terrible, con todo, no es que haya un Otegui, o un De Juana, o un “Txeroki”. Lo terrible es la cantidad de gente que les ha respaldado. La que no les ha condenado. Que no sólo es mucha, sino que ahora además puede estar en el gobierno.

NAVARRA CONFIDENCIAL

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones