Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Terrorismo

ETA prevé culminar el sellado de armas y la creación de un nuevo comité de desarme

  • Escrito por Redacción

comunicados-eta

ETA aspira a poder entrar en una nueva fase en 2016, sobre todo si cambia el Gobierno en España. Mannikalingam, actual responsable de los verificadores, podría integrar el nuevo grupo de expertos

 ETA lanza otra campaña, la enésima, en el que nuevamente el proceso de sellado de armas y explosivos, y el siempre prometido y nunca acabado desarme es el referente.

Para ello, la organización armada plantea la creación de un nuevo comité internacional de desarme que pueda hacerse cargo de los arsenales y actuar como una especie de fedatario ante los Gobiernos español y francés, para dar validez a todo el proceso.

Una iniciativa que busca, al parecer y según siempre de fuentes cercanas a la banda terrorista, desbloquear esta cuestión ante la negativa del Ejecutivo español a colaborar en el esquema que plantea la banda. Ese nuevo comité de desarme tomaría el relevo de la actual Comisión Internacional de Verificación liderado por Ram Mannikalingam, que lleva más de cuatro años tratando de dar validez al proceso. No obstante, es probable que el supuesto verificador de Sri Lanka, profundo conocedor de la situación siempre y unicamente desde el punto de vista de ETA, integre también ese nuevo equipo de expertos internacionales, según los medios consultados.

La banda es consciente de la existencia de un plan del Gobierno del PP para acelerar por vía policial el desarme antes de las elecciones generales de finales de año, como ya avanzó este periódico. La Policía francesa, en estrecha colaboración con las fuerzas de seguridad españolas, detuvo el pasado 7 de julio a dos de los supuestos máximos responsables del sellado (precintado de las armas) y desmanteló, un mes antes, un almacén donde acumulaban armas para su inutilización y posible uso en algún nuevo gesto de escenificación del desarme.

Pese a estos logros de las Fuerzas de Seguridad españolas y francesas, que la organización armada ya preveía, ETA sigue intentando continuar un supuesto proceso de sellado de las armas para dejar abierta una puerta al nuevo Gobierno que pueda salir de las urnas, sobre todo si está liderado por el PSOE o Podemos. La banda prevé que, si logra culminar en los próximos meses el sellado, el inicio de 2016 puede abrir nuevas expectativas para entrar en la segunda fase, el desarme, y culminarlo en dos o tres años, con la ayuda de intermediarios extranjeros y cierta aquiescencia de los Estados.

Para ello, plantea la creación de un nuevo comité de expertos internacionales, nuevamente buscados, homologados y pagados por la banda asesina, intentando seguir ejemplos como el de Irlanda o conflictos con guerrillas latinoamericanas, y que actúen como notarios de la supuesta entrega y certifiquen, de alguna manera, ante los gobiernos de España y Francia que ETA se ha desprendido efectivamente de sus pistolas y explosivos.

La hoja de ruta diseñada por los dirigentes etarras para el desarme no le ha dado a la banda asesina ETA los resultados que buscaban desde que arrancó el 21 de febrero de 2014 con la fallida y ridicula escenificación en el hotel Carlton de Bilbao, donde Mannikalingam mostró un vídeo con dos encapuchados en una casa de Toulouse que le entregaban una pequeña cantidad de armas y explosivos. La presión judicial sobre los verificadores ha sido constante desde entonces, dificultando su labor sobre el terreno, principalmente en Francia, donde se concentra el grueso de los zulos con pistolas y material para fabricar bombas.

Los propios miembros de ETA en la clandestinidad, con una estructura mermada cuantitativa y cualitativamente, gracias a la labor ininterumpida contra el terrorismo de las Fuaerzas de Seguridad, tienen problemas para acceder a ellos, al tratarse de escondrijos antiguos, muchas veces extraviados, y no tener la seguridad de que no están balizados por la Policía para poder detener a los integrantes de la banda terrorista.

Los golpes policiales han debilitado, además, el aparato logístico creado por la banda para trabajar en el sellado con vistas al futuro desarme, sobre todo con el arresto de Iñaki Reta y Xabier Goienetxea en la localidad vascofrancesa de Ossès.

El horizonte electoral en España puede ser clave para crear nuevas condiciones para el desarme. La izquierda abertzale, por ejemplo, cree que la salida del Gobierno del PP puede eliminar obstáculos. No prevé que una eventual entrada del socialista Pedro Sánchez, incluso aunque estuviera apoyado por Podemos, vaya a suponer un desbloqueo significativo e inmediato, ni mucho menos una negociación con ETA para el desarme, como lo atestiguan las últimas declaraciones del aspirante del PSOE a la Presidencia. Pero el sector independentista sí cree que se relajarían ciertas posiciones del actual Gobierno del PP, sobre todo en relación a la política penitenciaria, que podrían facilitar que la banda diera más pasos para deshacerse del armamento. Y es que los populares rechazan cualquier gesto mientras ETA no se disuelva o entregue las armas a la Policía. De hecho, aspiran a acelerar por vía policial el desarme para marcar el terreno al nuevo Gobierno, sobre todo si no es del PP, y cerrar filas ante los sectores más ortodoxos del partido y determinados colectivos de víctimas que le exigen más dureza.

Colaboración policial

El nuevo clima en España podría tener también su reflejo en Francia, en el convencimiento, por parte de la izquierda abertzale, de que el Ejecutivo francés apuesta por el «pragmatismo» para cerrar definitivamente el capítulo de ETA. No obstante, por una cuestión de lealtad, el Gobierno socialista galo se limita de momento a seguir la rueda que marca el gabinete de Mariano Rajoy. En este sentido se encuadra la colaboración policial en las dos últimas operaciones en Iparralde.

El Gobierno Vasco de Iñigo Urkullu también asiste con atención a los acontecimientos. También espera un cambio de gobierno en España para «avanzar», y por ello ha ofrecido ya al socialista Pedro Sánchez colaboración para la consolidación de la paz en Euskadi. No obstante, pone el foco de la responsabilidad en ETA, a la que reclama más pasos unilaterales y le advierte de la posibilidad de que sea el Gobierno del PP quien le desarme. El Ejecutivo del PNV, incluso, llegó a ofrecer en diciembre un Comité de Desarme para agilizar el proceso, aunque la propuesta ha sido descalificada en varios comunicados por ETA, que tiene otros planes al respecto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones