Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Terrorismo

Otra etarra seguirá libre porque el fiscal no recurrió su rebaja de pena

  • Escrito por Redacción

ETARRA-SUELTA

Guisasola, excarcelada en noviembre por los mismos motivos que 'Santi Potros' y Plazaola. Interior culpa de la fuga de Plazaola a la filtración y el Supremo lo investigará

 Plazaola no es el único etarra que sigue en libertad pese a la decisión del Tribunal Supremo de que se le redujo erróneamente la condena. También Carmen Guisasola seguirá fuera de prisión, y en su caso sin la preocupación de que la Justicia anule la decisión que la puso en la calle.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional no llegó a presentar un recurso de casación contra la decisión de la Sala de lo Penal de restar de su condena el tiempo de prisión cumplido en Francia. Eso supone que, a diferencia de lo que ha ocurrido u ocurrirá a otros etarras beneficiados como Santi Potros, Plazaola, Caride Simón y Pakito, su situación penal no puede ya modificarse y seguirá libre en cualquier caso.

La Fiscalía de la Audiencia se opuso desde el principio a descontar las penas cumplidas fuera de España del tiempo máximo de prisión efectiva. Cuando el año pasado el Supremo abrió la vía a ese descuento, la Audiencia examinó diversas peticiones de etarras que corrieron distinta suerte: a unos se les aceptó y a otros se les rechazó.

El fiscal designado para coordinar este asunto se opuso a todos los descuentos de condena, incluso el de Guisasola, y recurrió todos los casos en que fue concedido... excepto el de Guisasola.

Puesto que los argumentos jurídicos en ese caso eran idénticos al del resto, la ausencia de recurso puede obedecer a dos cosas: o bien se trató de un despiste en los plazos, o bien se quiso actuar de forma diferente con una etarra que ha encabezado la llamada vía Nanclares, que acoge a presos que han renunciado expresamente a la violencia y han salido de la banda terrorista. Precisamente, por su desvinculación de ETA y su rechazo a la violencia Guisasola ya disfrutaba de un régimen de tercer grado por el que sólo debía regresar a dormir a la cárcel de Zaballa (Álava).

La Sección Tercera de la Audiencia -compuesta por Guillermo Ruiz Polanco, Antonio Díaz Delgado y Ángeles Barreiro- ordenó la excarcelación de Guisasola el pasado 24 de noviembre. Para ello descontaron las redenciones conforme al criterio de Estrasburgo sobre la doctrina Parot y, sobre todo, descontaron los 10 años de prisión que había cumplido en Francia por delitos cometidos en ese país. Con esas cuentas, al tribunal le salió que debía haber quedado libre en junio del año pasado. En enero el Supremo dijo que esas cuentas eran erróneas, pero la audiencia de recurso las ha hecho inamovibles.

Guisasola integró varios comandos de ETA entre 1982 y 1989 y fue condenada a decenas de años de cárcel por participar en cuatro asesinatos (un comerciante, un policía municipal, un marinero y un sargento de la Guardia Civil). Fue detenida en Francia en 1990 y condenada en 1994 por el Tribunal de Gran Instancia de París a 10 años de prisión por asociación de malhechores.

Sobre el caso de Plazaola, otro etarra al que la Audiencia aplicó erróneamente el descuento de penas, el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, anunció ayer que investigará la filtración de la decisión del Supremo que implicaba su regreso a prisión. La orden de detenerlo no se firmó hasta más de cuatro horas después de que se difundiera la noticia de que debía volver a la cárcel. Cuando la Guardia Civil fue a buscarlo, ya no estaba en su casa.

Por su parte, el Ministerio del Interior se sacudió ayer cualquier responsabilidad por la fuga, esgrimiendo el tiempo que pasó entre la decisión del Supremo y la firma de la orden de detención por parte de la Sección Primera de la Audiencia. «Es preocupante, pero en cualquier caso esto no tiene que ver con la actuación de la Policía ni con la falta de medios de la Policía, sino con una filtración que viene de otros estamentos», se defendió el ministro Jorge Fernández Díaz.

EL MUNDO

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones