Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 25 de...

NUEVE MENTIRAS DEL ANUNCIO DE DESARME DE ETA

NUEVE MENTIRAS DEL ANUNCIO DE DESA…

El propósito de la...

The End

The End

Están acabados des...

Cerrar las heridas de la violencia

Cerrar las heridas de la violencia

¿Es posible?. ¿P...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Terrorismo

La Audiencia condena a Idoia Martínez por asesinar a un militar

  • Escrito por Redacción

etarra-IDOIA-HP

La etarra puso una bomba lapa en mayo de 1994 en el coche de Miguel Peralta Utrera, teniente del Ejército y padre de cuatro hijos

La Audiencia Nacional ha condenado a 30 años de cárcel a la miembro de ETA Idoia Martínez García, alias Alba, por el asesinato el 23 de mayo de 1994 del teniente del Ejército Miguel Peralta Utrera, de 47 años y padre de cuatro hijos.

El asesinato, cometido con una bomba lapa cargada con dos kilos de amosal colocada en los bajos del Seat 124 del militar, se produjo en la carretera de Extremadura después de que la víctima hubiera dejado en el instituto a su hija, de 15 años.

La sentencia considera probado que fue Idoia Martínez la integrante del comando Madrid de ETA que colocó el artefacto bajo el asiento del conductor minutos antes de que el teniente saliera de su casa en la calle Linneo de la capital para dirigirse al cuartel de Ingenieros, donde prestaba sus servicios. Tras dejar a su hija en el colegio, el coche enfiló la carretera de Extremadura. Al frenar para tomar un desvío hacia la carretera de Boadilla, el mecanismo de la bomba se activó. La deflagración causó la muerte instantánea del teniente Peralta y lesiones a otros dos conductores que circulaban por la misma vía.

Idoia Martínez fue detenida en 1999 y extraditada a España en noviembre de 2003. Sin embargo, el auto de procesamiento no se dictó hasta el 21 de marzo de 2012. Para la condena, el tribunal se ha basado fundamentalmente en la declaración ante la policía de su compañero de comando Mikel Azurmendi, quien ante el juez de instrucción se desdijo alegando que había sido objeto de torturas. También ha sido relevante para la condena el hallazgo de huellas de la terrorista en el piso franco que ocupaba el comando.

EL PAIS

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones