Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Terrorismo

Los yihadistas belgas pretendían atacar una comisaría de policía

  • Escrito por Redacción

Operacion-a-gran-escala-contra-yihadismo

Los sospechosos tenían cuatro kalashnikovs y uniformes de policía falsos en el piso en que fueron localizados. Bélgica eleva a tres, en una escala de cuatro, el nivel de alerta terrorista. "El miedo debe cambiar de bando", dice el primer ministro, Charles Michel

 El ataque terrorista abortado ayer en Verviers (Bélgica) tenía como objetivo atentar contra las fuerzas policiales, según ha confirmado este mediodía un portavoz de la fiscalía belga. La operación policial se saldó con dos presuntos terroristas muertos y un tercero herido, que pudo ser arrestado; ningun agente policial resultó herido. El posterior registro a la casa donde se encontraban los sospechosos, que abrieron fuego de inmediato contra los policías, permitió anoche encontrar cuatro kalashnikovs, una granada de mano, abundante munición, documentación falsa y varios uniformes de policía falsos.

De acuerdo con las escuchas realizadas y que llevaron a la policía belga a lanzar la operación antiterrorista, su plan era atentar contra agentes de policía en la vía pública y entrar en comisarías -se sospecha en especial que aspiraban a atacar la central de Bruselas- y acabar con la vida de todas las personas que se encontraran en su interior. Este extremo, apuntado por varios belgas en sus ediciones de esta mañana, ha sido confirmado por la fiscalía. Sin embargo han respondido con un 'no comment' a todas las preguntas sobre la información que publica en exclusiva el Het Laatste Nieuws, que ofrece una versión más dramática de los planes de los presuntos terroristas: su objetivo era secuestrar a una prominente figura pública belga (un alto cargo policial o un magistrado) y decapitarla ante cámara para luego difundir el vídeo con fines propagandísticos, afirma este diario citando fuentes judiciales.

"Se han evitado atentados terroristas de envergadura y que iban a ser cometidos de inmediato", aseguró ayer por la tarde en Bruselas el portavoz de la Fiscalía federal belga al dar cuenta de la espectacular operación. A la intervención en Verviers, una pequeña localidad al este del país, cercana a la frontera con Alemania, le siguieron varias redadas en una docena de pisos de Bruselas y ciudades de los alrededores, donde se sospecha que puede haber cómplices que facilitaran apoyo logístico a los presuntos terroristas. Hoy ha trascendido que, en total se ha detenido a trece personas.

La prensa belga afirma que los tres hombres, de joven edad, tienen la nacionalidad belga y se cree que forman parte del grupo de 101 personas que han vuelto al país después de pasar un tiempo en Siria, participando en la yihad. La policía vigilaba sus pasos desde hace "varios semanas", ha dicho el portavoz oficial; es decir, antes por lo tanto de que se produjeran los atentados de París de la semana pasada. La fiscalía sostiene que no hay pruebas de que esta célula belga este relacionada con otros grupos terroristas en Francia o Alemania, ni que tengan lazos con organizaciones terroristas internacionales.

La vigilancia de las comisarías de policía se ha reforzado en todo el país, al tiempo que el gobierno federal ha elevado de dos a tres, en una escala de cuatro, el nivel de alerta terrorista en el país. Se trata de una medida de precaución aunque, según un portavoz del Ministerio de Interior, no hay "ningún nuevo elemento de amenaza". Las escuelas judías de Bruselas y Amberes han optado por suspender hoy todas las clases.

La operación "demuestra la determinación del gobierno belga de combatir a aquellos que quieren sembrar el terror", declaró anoche el primer ministro belga, Charles Michel. "El miedo debe cambiar de bando", afirmó tras mantener una reunión del gabinete de crisis del gobierno para evaluar la situación. El consejo de ministros del ejecutivo federal ya tenía previsto discutir hoy varias medidas para hacer frente al problema del retorno de los 'combatientes extranjeros', como se denomina a los europeos que han ido a Siria o Iraq a participar en la Yihad.

Entre esas medidas que baraja el gobierno belga figura permitir al ejército participar en las labores de vigilancia pública en caso de amenaza terrorista, convertir en delito la participación en un conflicto armado en el extranjero y retirar la nacionalidad a los potenciales terroristas. Proporcionalmente, Bélgica es uno de los países europeos de los que más simpatizantes yihadistas han salido, en parte gracias al adoctrinamiento y el apoyo logístico de la organización Sharia 4 Belgium, actualmente sometida a juicio por estas actividades.

LA VANGUARDIA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones