Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 11 ...

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Terrorismo

«La excarcelación de los etarras no se ha hecho conforme a la Ley»

  • Escrito por Redacción

MINISTRO-INTERIOR-EXCARCELACION-ETARRAS

Esta semana ha sido una de las más intensas para el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, como consecuencia de la excarcelación de varios etarras y el trágico suceso que tuvo lugar el pasado domingo en Madrid entre los ultras del Deportivo y el Atlético de Madrid.

–¿Qué le parece la excarcelación de «Santi Potros» y el resto de los etarras?

–Me parece lamentable desde todos los puntos de vista, también jurídicamente. El hecho de que la propia sala de lo penal no haya sido capaz de tener un criterio compartido pone de manifiesto que, como mínimo, una elemental prudencia hubiera exigido no haber adoptado una decisión de esas características. Esa opinión se agrava si tenemos en cuenta que se ha tomado en vísperas de la entrada en vigor la ley aprobada por las Cortes que trasponía nuestro ordenamiento jurídico la decisión marco de 2008 de la UE de la que trae causa esta decisión. Conforme a la Ley, no podían haber tomado una decisión como ésta. Alguien puede pensar que esa decisión se ha tomado deliberadamente con el objetivo de no ajustarse en cuanto a su aplicación de lo que dice la Ley sino a la voluntad de los que han adoptado esa decisión. La grandeza del Estado de Derecho es que el poder judicial es independiente, pero al mismo tiempo los jueces tienen por misión aplicar la Ley, no la potestad de legislar. Me congratula y estoy totalmente de acuerdo con la decisión del fiscal y tengo plena confianza en la sala de lo penal del Tribunal Supremo en que clarifique una cuestión como ésta, que tanta indignación ha generado de manera justificada en las víctimas del terrorismo y en una parte muy mayoritaria en la sociedad española que no entiende ni acepta una decisión de estas características.

ADVERTISEMENT

–¿Por qué son tan diferentes los criterios de los jueces de la Audiencia? Las víctimas han llegado a apuntar que se trata de una decisión política...

– En mi opinión, la Ley, que es la que traspone esa decisión marco de la UE, no permite dictar un fallo de esas características.

–¿Los jueces estarían prevaricando?

–Yo no digo eso, pero si eso lo hubiera hecho una autoridad política o administrativa, quizá en estos momentos se le estaría acusando de un posible delito de prevaricación.

–¿Cree que los excarcelados volverán a prisión tras la revisión del Supremo?

–Confío plenamente en el TS y, como es evidente, respetaré y acataré lo que determine. No sería la primera vez que una decisión de la Audiencia Nacional ha sido casada por el Supremo y las consecuencias de la decisión de la Audiencia ya han sido irreversibles. Por ejemplo, cuando con la llamada ley de justicia universal se excarceló a narcotraficantes, esa decisión fue recurrida por la Fiscalía y por unanimidad de la sala segunda del Supremo fue casada la decisión. Pero los narcotraficantes ya se habían ido de nuestro país y hasta el día de la fecha no ha sido posible volverlos a detener.

–¿Cómo se puede explicar a la sociedad que en los dos últimos años hayan salido a la calle 67 terroristas? ¿No cree que se debería proteger más a las víctimas de ETA?

–Es muy difícil que las víctimas del terrorismo entiendan esto porque no lo entendemos nosotros tampoco. El Gobierno no lo entiende y yo, como ministro del Interior, no lo entiendo. Las víctimas del terrorismo merecen todo nuestro respeto, todo nuestro cariño y comprensión. Debo decir que el estatuto jurídico prestacional que tienen las víctimas en nuestro país es un referente. El secretario general de la ONU se ha referido en diversas ocasiones a España como país de referencia a la hora de crear un marco jurídico de protección para las víctimas del terrorismo. En ese sentido, podemos sentirnos orgullosos, pero todo lo que hagamos será poco. Por mucho que hagamos en el ámbito de las víctimas, decisiones de estas características producen un dolor inmenso que es muy difícil de reparar. La Audiencia Nacional es un órgano jurisdiccional que nació para luchar contra ETA. Creo que tenía todo el sentido, y todo el mundo entendió que el juez natural predeterminado no estaba en condiciones de tener la independencia necesaria para impartir justicia con las debidas garantías si ese juez predeterminado era uno del País Vasco. La Audiencia tenía todo el sentido y los jueces y fiscales han prestado un servicio extraordinario a la causa de la defensa de la libertad y de la derrota del terrorismo. Dicho esto, y cuando es irreversible ese proceso de derrota de ETA, hay decisiones como éstas que estamos comentando o como la que significó la aplicación de la derogación de la «doctrina Parot», que, cuando menos, generan perplejidad y sorpresa en la medida en que ha sido una constante tradición por parte de la Audiencia hacer un trabajo serio y riguroso para combatir contra ETA, como instrumentos de lucha implacable contra esa organización terrorista.

–Y el Gobierno, ¿qué puede hacer ahora? Porque a las víctimas siempre les queda esa sensación de que el Gobierno podría hacer más...

–El Gobierno hizo lo que tenía que hacer, promover una iniciativa legislativa que era de trasposición a los parlamentos para que no se pudiera hacer una cosa tan profundamente injusta como la que se ha hecho. Lo hizo el Gobierno con el apoyo del grupo parlamentario popular, que introdujo enmiendas que han permitido que el texto legal de esa decisión marco tuviera todas las garantías necesarias para que no se pudiera dar lugar a una interpretación como la que se ha dado. Eso, en el marco jurídico. En el ámbito de la protección y ayuda a las víctimas, ahora trabajamos en la puesta en marcha del centro memorial de víctimas del terrorismo, que va a ser una institución de referencia para preservar principios que deben informar todo lo que hace referencia a las víctimas del terrorismo: la dignificación de su memoria, la verdad del relato de lo que históricamente ha sucedido y la dignidad de las mismas. Para que esos principios perduren en el tiempo. Será un centro de referencia. Somos un Estado de Derecho, hay separación de poderes y hay un órgano que ha dictado un fallo y el Gobierno no puede hacer nada ante él, salvo decir que va contra lo que dice la ley, que lo acatamos, pero bajo ningún concepto lo compartimos, y que la incomprensión y el rechazo que tienen las víctimas lo comparte el Gobierno y yo como ministro del Interior.

–¿No da la sensación de que los jueces se están equivocando mucho con las víctimas y a favor de los asesinos? Porque ya tenemos el precedente en Estrasburgo con la derogación de la Parot, han salido muchos violadores que han vuelto a reincidir... ¿No habría que valorar también la alarma social?

–La alarma social ha sido tenida en cuenta recientemente por un juez a la hora de derogar determinadas decisiones adoptadas por la decisión penitenciaria. Debe ser tenida en cuenta en la medida en que esté recogida en la ley, pero lo que no se puede hacer es un uso alternativo al derecho y que sea tenida en cuenta sólo cuando conviene en virtud de unos determinados criterios. Creo que la seguridad jurídica exige que todos actuemos con plena sujeción a la ley y tengo pleno respeto a la Justicia y a los jueces como para que decisiones de estas características me duelan especialmente, porque las consecuencias que producen no sólo se proyectan en la desazón y el desconcierto que se generan en el conjunto de la sociedad, sino también provocan falta de confianza en las instituciones.

–¿Cuál es la situación de ETA en este momento?

–ETA está en una situación absolutamente agónica. El 20 de octubre, en la llamada declaración de Aiete, ETA anunció el cese definitivo de la actividad armada y quiero insistir en que no fue una decisión basada en razones éticas, sino porque la banda terrorista había sido derrotada por el Estado de Derecho. Tres años después, precisamente porque el Gobierno ha sido implacable por exigir su disolución incondicional y al mismo tiempo negarse rotundamente a ningún tipo de negociación, hemos continuado actuando con contundencia y hoy ETA no sólo está derrotada policialmente sino que está agónica o comatosa. Puedo garantizar como ministro de Interior que la vuelta de ETA es irreversible como organización armada. Me alegro de que la sociedad vasca y la española hayan querido pasar rápidamente de ETA como lo están haciendo. Tras décadas y décadas de terror, se pone de manifiesto que ETA forma parte de un pasado de sangre y de terror y que los españoles quieren vivir un futuro sin ETA y en eso estamos empeñados desde el Ministerio, en construir una nueva página del libro de nuestra historia sino sin ETA.

–¿Se equivocaron en la valoración de Bolinaga?

–Este terrorista está en situación de libertad condicional acordada cuatro veces por jueces o secciones de la Audiencia Nacional. Hay cuatro decisiones judiciales distintas, en las que tras sucesivos recursos de la Fiscalía la Audiencia ha confirmado su libertad condicional. Otra cosa es, como se dice comúnmente, que no hay enfermedades, sino enfermos, y es cierto. El pronóstico vital de esa persona era el que era. Desde el Ministerio de Interior pedimos que se revisara su pronóstico, cosa que se hizo y si cabía revisar su situación de libertad condicional y la Audiencia consideró no hacerlo.

–De nuevo los jueces...

–Tengo que decir que acato las decisiones de los jueces porque es mi deber y el Estado de Derecho se fundamenta en la división de poderes y en el poder judicial.

–¿Cómo valora los casos de corrupción que afectan al PP?

–Del PP y de cualquier otro partido, porque por desgracia, salvo los que no han tenido la oportunidad de gobernar, y ya vemos que se están incorporando también ellos a todos los efectos, la corrupción está aflorando en casi todos los partidos. Es injusto generalizar una percepción de corrupción en España en la política porque la democracia no está corrompida, ni el sistema; se han corrompido personas. Estamos en una auténtica batalla contra la corrupción que está siendo liderada por el Gobierno y junto a él estamos todos y la vamos a ganar entre todos.

–¿Por qué el Gobierno no aprobó antes el plan Anticorrupción?

–Porque creía que estaba plenamente justificado que hubiera un pacto con el principal partido de la oposición. La ciudadanía, que tiene esa indignación por los casos de corrupción, habrían visto bien que existiera un pacto de estado contra la corrupción. Esos dos proyectos de ley estaban en el Congreso esperando a que las conversaciones con el PSOE fructificaran, pero ha llegado un momento en el que no podíamos esperar más, porque dos no pactan si uno no quiere. Así que con la mayoría que disponemos vamos a sacar adelante esas medidas.

–¿Cree que esas medidas son suficientes para recuperar la confianza de los ciudadanos?

–Estoy convencido de que se tardará tiempo en recuperar la plena confianza de los ciudadanos, pero no tengo duda de que servirá para ello.

–¿Cómo valora la dimisión de Ana Mato?

–Me ha parecido un acto de generosidad y responsabilidad política absoluta. El juez dice que al haberla citado como beneficiaria a título lucrativo era como consecuencia de que no conocía ni había participado en la actividad delictiva que había generado ese lucro, porque si lo hubiera conocido hubiera sido imputada como responsable de esos delitos.

–¿Desde que apareció en el escenario político Podemos han disminuido las manifestaciones en la calle?

–Es un hecho fáctico que se produce así, no quiero decir que hay una relación de causa-efecto. Hay un fantasma que recorre ahora Europa que es el de los populismos, de extrema derecha e izquierda. Los populismos son un peligro para nuestros sistemas democráticos en la medida en que van contra la esencia de lo que es la democracia representativa y parlamentaria y están en una dinámica política más propia de otro tipo de regímenes.

–¿Qué falló en la reyerta que se saldó con la muerte de un ultra del Deportivo?

–Fundamentalmente, que había unas personas que quisieron actuar con absoluta violencia y, para conseguirlo, utilizaron toda la astucia de la que fueron capaces para que la Policía no se enterara. En segundo lugar están los clubes –con excepciones como el Real Madrid o el Barça–, que dan cobijo o amparo con tolerancia a ese tipo de personas. Esa tolerancia con grupos extremos unida a la naturaleza violenta es la que generó esa situación tan lamentable que acabó en tragedia el domingo pasado.

–¿La Policía activó el dispositivo correcto?

–Hemos hecho una investigación interna para saber si en el protocolo de transmisión correspondiente entre los responsables de seguridad del Deportivo de la Coruña y del Atlético de Madrid, y la Oficina Nacional del Deporte y la comisión contra la violencia en el deporte hubo la coordinación adecuada para que la Policía pudiera establecer los mecanismos de prevención necesarios para evitar que se consumara la lamentable acción. Es posible que se haya producido algún defecto de transmisión de la información, pero ésa no sería la causa principal y sería injusto poner el foco de la responsabilidad en la Policía cuando el foco de la responsabilidad está en esos violentos y en segundo lugar en los clubes.

–¿Se debería obligar a los clubes a prohibir la entrada de estos fanáticos en los campos?

–Se van a adoptar medidas que van a ir en esa dirección. El próximo martes comparecen de manera conjunta en el Congreso de los Diputados los secretarios de Estado de Deporte y de Interior para informar de lo sucedido y dar cuenta de las medidas que se van a implementar para evitar la repetición de este tipo de hechos. La Liga, la Federación Española de Fútbol, el Consejo Superior de Deporte y los clubes van a adoptar unas medidas en colaboración con el Ministerio para que erradiquemos definitivamente del ámbito del deporte y del fútbol estas conductas violentas.

–¿Qué medidas preventivas considera como las más urgentes?

–Algunas medidas ya se van a adoptar como la de impedir el acceso a los estadios de esas personas. Los clubes podrán ser sancionados con pérdidas de puntos e incluso descenso o pérdida de categoría. Impedir que se les vendan entradas a esas peñas o grupos, que se les niegue la ubicación en las zonas que tradicionalmente se les deja en los estadios deportivos... Todo eso se puede aplicar con absoluta urgencia y la prueba está en que ya los clubes han adoptado medidas.

–¿Qué puede hacer el Gobierno para que estos hechos no se vuelvan a repetir?

–Implementar todas estas medidas de la forma que jurídicamente proceda y garantizar su cumplimiento.

–¿Se ha identificado ya a alguno de los agresores?

–La Policía está trabajando, teniendo como máxima prioridad la localización y puesta a disposición judicial del autor o autores de esa tremenda agresión que significó la muerte de esa persona.

–¿Cómo valora que el juez dejara en libertad a todos los que participaron en la pelea pese a tener antecedentes?

–Comparto el criterio de la Fiscalía que pedía medidas de prisión provisional como medida cautelar y en todo caso también la orden de alejamiento y no aproximación al estadio de los hinchas del frente atlético.

–En otro orden de cosas, usted que está muy unido a Cataluña, ¿cree que Mas adelantará las elecciones?

–Me es absolutamente indiferente lo que pueda hacer el señor Mas en ese punto. No estoy dispuesto a hacerle el juego ni a él ni al señor Junqueras, porque en lugar de gobernar se están dedicando a dirimir quién es el que lidera el independentismo yendo contra los intereses de Cataluña y pensando sólo en los independentistas y quién de ellos está en condiciones de tener más capacidad de liderazgo.

–¿Cómo se entiende que siga financiando a Cataluña y éste lo destine a las embajadas?

–Entiendo que eso genere disgusto en una parte no menor de nuestra población. El presidente del Gobierno lo ha dicho con toda claridad; que es el presidente de España y también de los ciudadanos de Cataluña y por tanto se preocupa de los catalanes, con independencia de quienes sean sus dirigentes. Si luego las prioridades del Gobierno autonómico catalán no son las adecuadas, nosotros tenemos el deber de darlo a conocer a los ciudadanos. Conviene que estén bien informados y sepan bien a quién eligen en las urnas, qué uso han hecho de los recursos públicos y cuáles han sido sus prioridades.

–¿Debe el presidente Mariano Rajoy reunirse con Mas?

–El presidente del Gobierno sabe muy bien lo que tiene que hacer y me libraré muy mucho de decir en público lo que tiene que hacer o dejar de hacer. Creo que ha actuado con proporcionalidad, con serenidad y con firmeza e inteligencia. A medida que pasa más el tiempo desde el 9-N, con esa perspectiva, vemos que la decisión que tomó el presidente del Gobierno fue la más correcta y acertada que se podía adoptar.

–¿Ha percibido más violencia y crispación en Cataluña por el clima creado por la actuación de los Mossos el 9-N?

–No tengo nada que objetar por la actuación de los Mossos. Son un cuerpo profesional que merece todo mi respeto y que lo que hace es cumplir y hacer cumplir la ley como corresponde. Un cuerpo sometido como todos al principio de jerarquía y si hay que pedir responsabilidades, en todo caso sería a las autoridades políticas, pero no a los Mossos de Esquadra sino a los que mandan y ordenan que se lleven a cabo determinadas actuaciones. Y al margen de los Mossos, no tengo la sensación de que haya más crispación, quizá menos. No se puede mantener de manera continuada en el tiempo a una sociedad con la tensión de un monotema como es el que está manteniendo los señores Mas y Junqueras.

–¿Cuándo habrá una resolución de la comunidad europea sobre la inmigración y la invasión de las fronteras por las mafias?

–El nuevo comisario de inmigración, interior y ciudadanía es una persona con una sensibilidad especial hacia esta problemática. Ya he tenido un primer encuentro con él que ambos calificamos de útil, constructivo y amigable. Conoce perfectamente la problemático de la inmigración y vamos a tener comprensión y ayuda para hacer frente a una situación que es única. Ceuta y Melilla no son solo frontera exterior de España si no de la UE con una realidad económica, social y geográfica extraordinaria. Eso el nuevo comisario lo entiende, de hecho va a visitar Ceuta y Melilla en los primeros meses de este próximo año y yo le acompañaré. Además, vamos a reformar la reciente ley de extranjería del año 2000 para que recoja esa singularidad específica de Ceuta y Melilla de manera que no quede ninguna duda de que hay una absoluta seguridad jurídica en la labor que en circunstancias extremas realiza la Guardia Civil custodiando nuestras fronteras.

Sin consenso para una reforma

–Es el aniversario de la Constitución vigente. ¿Cree que hay que reformarla?

–En política, tan importante es lo que quieres hacer como el momento en el que lo haces. En este momento no hay el consenso necesario para abordar una reforma de estas características. Es evidente que cualquier reforma de la constitución se vincularía a la situación en Cataluña.

–¿Qué le parece la propuesta del PSOE?

–El secretario general del PSOE no ha estado muy afortunado cuando al tiempo plantea una reforma de la Constitución, quiere que se derogue el artículo 135 que fue la última reforma que se hizo precisamente a iniciativa de Zapatero hace tres años. ¿Qué garantía tenemos de que la reforma que nos plantea, dentro de dos o tres años diga que se equivocó?

«El presidente defiende el derecho a la vida. No tengo ninguna duda»

–La retirada de la ley del aborto ha puesto a obispos y asociaciones pro vida contra el Gobierno. ¿Qué le parece?

–El derecho a la vida lo seguiré defendiendo siempre. Es una convicción que no necesariamente es religiosa. No hay nada más progresista que defender al ser más vulnerable, que es el niño que va a nacer. A partir de ahí, cuando pasamos de las concepciones éticas y morales a las decisiones políticas, es verdad que su concreción suscitó controversia en el PP y estoy convencido de que la defensa de la vida saldrá adelante . El presidente defiende el derecho a la vida, no tengo ninguna duda. Quiero recordar que hay planteado ante el Tribunal Constitucional un recurso que firmamos muchos diputados de entonces, entre los que me encuentro y que encabezaba la firma de Rajoy, que ya dijo que ese recurso no se va a retirar. Confío en que cuando el TC falle, confirme la doctrina que ya estableció desde 1985; que hay dos derechos que deben ser conciliados: el derecho de la mujer y el del nasciturus.

–¿Tanto importan las encuestas?

–En democracia, los que gobiernan son elegidos por los electores y para tomar decisiones es conveniente saber qué opinan. Eso es una cosa y otra que gobiernes en función de las encuestas. Se debe gobernar en función de tu programa, de tus principios y valores.

LA RAZON

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones