Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Terrorismo

La niña-rehén de un comando de ETA en 2006: entendí rápido que eran malos

  • Escrito por Redacción

ETArobaArmas02

Una niña francesa que fue secuestrada cuando tenía siete años junto a su madre y a su hermana pequeña por un comando etarra, el 23 de octubre de 2006, contó a la policía que rápidamente entendió que "eran malos".

Los integrantes de ese comando comparecieron hoy ante el Tribunal de lo Criminal de París acusados de ese secuestro, cometido para robar en la empresa Sociedad de Importación y Distribución de Armas y Municiones (Sidam) de Vauvert (sureste de Francia), propiedad del padre de la niña, Emmanuel Manson.

De acuerdo con el testimonio leído hoy ante el Tribunal de lo Criminal de París que dio la niña poco después del secuestro, los etarras que irrumpieron en su casa, disfrazados uno de gendarme y otro de secretario judicial, y golpearon, a su madre que llevaba en brazos a su hermana, entonces un bebé de siete meses.

"Entendí que eran malos" dijo a los investigadores la niña Emma Manson, que precisó cómo los agresores la ataron con cinta aislante y le amordazaron la boca, además de ponerle unas gafas con cristales opacos para que no viera nada y no pudiera reconocerlos.

El padre, presidente de la empresa de armas de Vauvert, señaló hoy al tribunal que Emma ha tenido que recibir tratamiento psicológico durante años.

Emmanuel Manson, que estaba de viaje de negocios en Alemania cuando se produjo el robo, añadió que, cuando pudo reunirse de nuevo con sus hijas y su mujer, al día siguiente, las encontró "muy traumatizadas" y aún hoy "están todavía en reconstrucción".

El responsable de Sidam -una de la veintena de este tipo de empresas de armas que existen en Francia- explicó que no se han constituido en acusación particular porque por el dinero no tenían interés en hacerlo: "Lo que queremos es que quienes lo hicieron estén en prisión".

Preguntado por la fiscal, Maryvonne Caillibotte, sobre si su compañía era vulnerable a la vista de lo ocurrido, respondió que "sin toma de rehenes, hubiera sido muy difícil robarnos" porque "desde el punto de vista de la seguridad, teníamos todo lo que había que tener".

El comando etarra, que se llevó en total 404 pistolas y revólveres y casi 60.000 municiones, actuó un lunes por la tarde, después de que el viernes anterior Sidam hubiera recibido una entrega de armas Smith and Wesson que había servido para reconstituir sus reservas en un 80 %, según el anterior responsable, Alain Manson, padre del actual.

Tanto Alain Manson como Emmanuel Manson dijeron no haber podido determinar si la vigilancia de la que fueron objeto por parte de ETA había permitido a la organización terrorista estar al corriente de la llegada de ese pedido o si fue "fruto del azar".

El comando mantuvo como rehenes a la madre -que compareció ayer ante el tribunal- y a las dos niñas, y luego secuestró a la abuela, Marie Claude Manson, que fue quien le permitió introducirse en la empresa y abrir las cámaras protegidas donde estaban almacenadas las armas y municiones.

Los siete etarras que se sientan en el banquillo permanecieron en silencio y no tuvieron ningún gesto en dirección de la familia Manson.

Los sospechosos de haber formado parte del comando de Vauvert son cuatro de ellos: Mikel Carrera Sarobe, "Ata", disfrazado de gendarme, Zígor Garro Pérez, "Tonino", vestido de secretario judicial, Marina Bernadó Bonada, autora de un croquis manuscrito con el recorrido, y Borja Gutiérrez Elorduy.

Los otros tres acusados en este proceso, dedicado sobre todo a una serie de robos cometidos por ETA entre finales de 2005 y 2006, son Iurgi Mendinueta Mintegui, Oihan Barandalla Goñi y Ibón Goeascoetxea Arronategi.

LA VANGUARDIA

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones