Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Terrorismo

El 'arma mortífera' de la que huyen los temibles yihadistas

  • Escrito por Redacción

kurda

Las mujeres se incorporan al regimiento sirio para volver locos de terror a los islamistas: "Saben que si les matamos no irán al cielo". Los temibles yihadistas consideran a una luchadora femenina como 'haram', lo que significa 'maldición' o 'visión inquietante y aterradora'

"Cuando ven a una mujer con un arma de fuego, sienten tanto miedo que comienzan a temblar. Se retratan a sí mismos como chicos rudos para el mundo, pero cuando nos ven con nuestras armas, se escapan".

Lo relata Diren a la 'BBC', una adolescente kurda que acaba de alistarse en las filas del regimiento sirio, para luchar contra el Estado Islámico.

Los kurdos llevan dos años luchando en el norte de Siria contra el EI y, a diferencia de las tropas en Irak, ellos no cuentan con gran apoyo de EEUU.

Ante los pocos recursos bélicos, sus comandos han descubierto una estrategia psicológica singular para eliminar a los yihadistas y reclutar más voluntarios: convocan a mujeres al campo de batalla. Su teoría es que volverán locos a los islamistas. Todas ellas son muy jóvenes:

"Si los mata una mujer, ellos piensan que no podrán ir al cielo".

Alrededor de un tercio de estas soldados son aguerridas féminas que alzan un fusil para ir al campo de batalla, y arriesgan tanto como los hombres.

"El peligro es el mismo cuando pisas tierras invadidas por la sangrienta milicia".

"Las mujeres somos los luchadores más valientes", dice Diren refugiándose del calor abrasador en el fresco de un búnker subterráneo. Almuerza junto a otros tres compañeros. La comida es ligera: pan, queso y sandía.

"No nos asustamos de cualquier cosa Vamos a luchar hasta el final. Preferimos morir antes de ser capturadas por el EI."

PEDIODISTA DIGITAL

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones