Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

¿Negocia Arriola con la Generalidad la pregunta del referéndum catalán?

  • Escrito por Redacción

Anson

Luis Maria Anson

Artículo de opinión de Luís Maria Ansón, Socio de Honor de Circulo Ahumada -Amigos de la Guardia Civil-

TODAS las informaciones reservadas que se acumulan en mi mesa de trabajo coinciden en señalar que Pedro Arriola está negociando enmascaradamente con la Generalidad, por decisión de Mariano Rajoy, el texto de la consulta sobre el derecho a decidir.

El asunto me parece de tal gravedad que es necesario exigir luz y taquígrafos sobre un asunto que afecta y concierne a todos los españoles. El mero hecho de negociar el texto de una consulta, a todas luces anticonstitucional, el mero hecho de que Oriol Junqueras y su marioneta Arturo Mas consigan que se celebre el referéndum, significa una victoria para el secesionismo y una derrota sin paliativos para el Gobierno de Mariano Rajoy. Se comprende la actitud insobornable de José María Aznar ante las informaciones que empiezan a filtrarse y que demuestran la debilidad de Mariano Rajoy como resultado de una política de indiferencia, de falta de reacción, de que el tiempo resuelva las cosas. Y no. El tiempo no ha resuelto nada. El Gobierno se bate a la defensiva mientras el secesionismo cabalga a galope tendido.

Oriol Junqueras y su títere Arturo Mas avanzan en la creación de un clima soberanista en Cataluña. En lugar de responder a ese desafío con la creación de un clima nacional que haga vibrar a toda España en contra de cualquier fórmula que suponga la fragmentación de su unidad, Mariano Rajoy permanece agazapado en su madriguera monclovita y todo lo que se le ha ocurrido es encargar a su eminencia gris, el delicuescente Pedro Arriola, la responsabilidad de una negociación enmascarada cuando cualquier paso en este camino debería ser conocido y debatido por la opinión pública. Algunas informaciones revelan que Mariano Rajoy ha dado ya el sí a que Oriol Junqueras y su títere Arturo Mas hagan la consulta y lo que negocia Arriola es el texto de la pregunta, que sea cual sea, se matice como se matice, se presentará como un triunfo del secesionismo.

Oriol Junqueras y su guiñol Arturo Mas solo tienen un camino constitucional, el que siguió Ibarreche con su plan secesionista: presentar la propuesta en el Congreso de los Diputados y seguir el procedimiento que establece el artículo 168 de la Carta Magna para reformar los títulos y el articulado que una propuesta de semejante género exige. Si los secesionistas catalanes consiguen los dos tercios de los votos del Congreso y del Senado y, tras la convocatoria inmediata de elecciones generales, se alzan también con los dos tercios del nuevo Congreso y del nuevo Senado, entonces los catalanes tendrán derecho a decidir, junto al resto de los españoles, en un referéndum nacional.

A algunos de los dirigentes más responsables del Partido Popular se les han puesto los pelos de punta al filtrarse la noticia de que Mariano Rajoy ha encargado a su favorito, a su mentor áulico, Pedro Arriola, caudillo indiscutible de las tinieblas, la negociación de un asunto que afecta a la misma esencia de la nación española. El presidente del Gobierno está haciendo una certera política económica, una valerosa reforma laboral, que nos desembaraza ya de la atroz crisis económica dejada por el septenato zapatético. Hay que reconocerlo así, pero lo peor de la herencia de Zapatero, como escribí reiteradamente cuando el líder socialista estaba en el poder, no es la crisis económica sino la crisis política. La torpeza con que Mariano Rajoy se ha enfrentado desde el primer momento al desafío catalán –el País Vasco y otras regiones al acecho– ha levantado ya una alarma generalizada que José María Aznar ha sabido atizar con valor y sagacidad.

Luis María Anson es miembro de la Real Academia Española.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones