Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 11 ...

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

El arbitro ciego

  • Escrito por Redacción

 

CARRASCAL

José María Carrascal

      Articulo de opinión de Jose María Carrascal, Socio de Honor de Circulo Ahumada -Amigos de la Guardia Civil-, publicado ayer 28-10-2013, en el diario ABC.

Árbitro ciego

Rajoy no puede embarcarse en un proyecto federal que rompería España aún más de lo que está

 

 NO estoy hablando del último Barça-Madrid, sino de Rubalcaba, convertido en mediador entre Rajoy y Mas para quitar la espoleta a la bomba catalana. Una gran noticia… si fuese verdad. España necesita más que ninguna otra cosa aproximación de posiciones, diálogo, espíritu de concordia, proyectos comunes, política de Estado en vez de política de partido o partida. Pero da la casualidad de que el menos indicado para llevarla a cabo es Alfredo Pérez Rubalcaba.

 

Desde que el pasado julio el líder del PSOE anunció la rotura de todo tipo de colaboración con el PP por el caso Bárcenas, su acoso, rechazo, crítica y ataque a las posiciones del Gobierno han sido tan fieros como ininterrumpidos. No ha habido sesión del Congreso, lance en la calle o iniciativa gubernamental que no la aprovechase para atacar con auténtica saña y anunciar que la revertiría en cuanto llegase al poder. Y miren ustedes por dónde, las lanzas se tornan cañas, Rubalcaba pide audiencia a Rajoy, le informa de su intención de ir a Barcelona para desactivar aquella crisis y le promete tenerle al corriente de lo que logre. Parece un sueño convertido en realidad.

La realidad, sin embargo, es bastante más prosaica. La realidad es, primero, que el PSOE no ha renunciado a su política de acoso y derribo al Gobierno en todos los frentes, incluido el de la crisis económica, y, segundo, que lo que Rubalcaba ha llevado a Barcelona no resuelve la crisis catalana e incluso había sido rechazado de antemano por ambos interlocutores. Mas no cambia la consulta de autodeterminación por el federalismo, y Rajoy no acepta la reforma de la Constitución para crear un Estado Federal. Así se lo han reiterado, como era de esperar. Ni siquiera podrían aunque quisieran. Rajoy no puede embarcarse en un proyecto federal que rompería España aún más de lo que está y a Mas, el federalismo le parece ya poco, pues él y los suyos buscan la independencia. Eso lo sabía Rubalcaba antes de emprender el viaje a Barcelona.

¿Qué busca entonces? Pues busca, diría desesperadamente, una salida. Una salida para él, no para España ni para Cataluña. Rubalcaba se encuentra al frente de un partido hecho jirones, sin programa, sin rumbo, sin alternativas. Acosado por la vieja guardia, cuestionado por los jóvenes delfines, emprende una huida hacia delante, que más bien es hacia atrás, pues el proyecto federalista es del siglo XIX, no del XXI, y si falló entonces, no quiero decirles cómo fallará ahora, cuando el mundo tiende a la concentración, no a la disgregación. Eso lo saben los socialistas mejor que nadie.

A quien debería haber ido a ver Rubalcaba en Barcelona no era a Artur Mas, sino a Pere Navarro. Es su partido el que necesita diálogo, aproximación de posiciones, proyectos comunes. Pero cuando uno se encuentra en la posición de Rubalcaba, se agarra a un clavo ardiendo.

Como el Estado Federal.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones