Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

Carta abierta al obispo emérito de San Sebastián

  • Escrito por Redacción

 

uriarte

Reproducimos un artículo de opinión de nuestro colaborador, Antonio Mancera Cárdenas, guardia civil retirado por accidente en acto de servicio.

Hace poco leí en el País, claro no podía ser en otro diario, que usted señor Uriarte, obispo emérito de San Sebastián, criticaba duramente la doctrina "Parot", incluso se permitia "usted" decir: "Espero que el Tribunal de Estrasburgo, que en algún caso ha dictaminado ya en contra de ella, la declare jurídicamente inaceptable, porque equivale en muchos casos en la práctica a una cadena perpetua encubierta", y la verdad no me extrañó, usted siempre ha estado al lado de los asesinos.

Comprobará que le he quitado el tratamiento que correspondería a su cargo, no se lo merece, le trataré con educación por su edad, porque así me lo enseñaron, pero únicamente por eso, por "mi" educación. Dice el Código de Derecho Canónico de 1983 en su canon 378 que, para ser o acceder al cargo de Obispo es necesario que el candidato sea "insigne por la firmeza de su fe, buenas costumbres, piedad, celo por las almas, sabiduría, prudencia y virtudes humanas", sabiendo esto le retiro el tratamiento porque, no quiero dudar de su fe, pero sabiendo como piensa, a quien apoya y con quien se junta si que dudo de sus buenas costumbres, de su piedad, de su celo por las almas, de su sabiduría, pero sobre todo de su prudencia y de sus virtudes humanas.

"Usted" "señor" Uriarte, cuando era obispo de Guipúzcoa, se negaba a enterrar a nuestros compañeros, "usted" y otros religiosos como "usted", apoyaban abiertamente a ETA y nosotros teníamos que enterrar a los nuestros a escondidas, así que de piedad, de celo por las almas, de virtudes humanas, tiene "usted" muy poco.

"Usted" es una deshonra para la Iglesia, debería estar al lado de los que sufren y no de los verdugos. Donde queda aquel mandamiento de "no matarás", o ese solo deben cumplirlo los demás y no sus amigos etarras.

Pero además a "usted" se le exige prudencia y sus declaraciones prudentes no son, mas bien todo lo contrario, sobre todo cuando habla "señor" Uriarte, de una "reconciliación entendida como un entablar relaciones de afecto y confianza" o de un "proceso por el cual los enfrentados renuncian a una relación destructiva para establecer una relación constructiva. En el caso que nos ocupa, esta relación es costosa pero posible y saludable", cada vez que leo esto me cabreo, como pretende que se entablen relaciones de afecto y confianza con los asesinos, usted seguramente que se mueve en ese entorno puede sentir afecto por esta gentuza, pero yo solo siento odio y asco por los etarras, por su secuaces y ahora también por "usted" También habla de los "enfrentados", le recuerdo a "usted", que no existe enfrentamiento en las Provincias Vascongadas, solo existen unos asesinos que mediante bombas y tiros en la nuca, tratan de imponer su voluntad y unos defensores de la Ley, que lo único que hacen, su único pecado es velar por la seguridad de todos, garantizar el bienestar y la libertad de los demás, detener a los asesinos y ponerlos a disposición judicial, y por eso son asesinados, donde ve usted el enfrentamiento, siguiendo con sus declaraciones, lo que verdaderamente es saludable para la sociedad en general, es que los asesinos y quienes los apoyan, "usted" incluido, paguen por sus crímenes, sean estos los que sean, también dice "usted", en su estado de iluminación, que "todos los que real o potencialmente se sentían amenazados por ETA se sienten liberados de un peso enorme. Por otro lado, la presión policial tiene menos ocasiones de ejercerse y propasarse cuando no tiene que enfrentarse a actividades terroristas", quiero decirle "señor" Uriarte, o lo que "usted" quiera que sea, que yo y muchísimas personas de bien, se sentirían liberados de un peso enorme, tal y como usted proclama si todos ustedes, etarras asesinos, acabasen en la cárcel, su medio natural, a la vez que le recuerdo que la Policía o la Guardia Civil, no ejercen presión sino a los delincuentes y asesinos, y que aquellos a los que "usted" defiende, que han asesinado incluso a niños, son "señor" Uriarte los que en todo caso se propasarían.

Siento decepción de que un miembro de la Iglesia, a la que yo pertenezco, hable, apoye y se relacione con semejante gentuza, sólo espero que su apología abierta del terrorismo, su apoyo a los asesinos y todo aquello de carácter delictivo que aquí en la tierra, ni la Fiscalía, ni la Justicia, ni la Conferencia Episcopal le han demandado, le sea reclamado en el Cielo, le sea reclamado por la Justicia Divina, porque allí no podrá "usted" esconderse tras unos hábitos, esconderse tras su supuesta dignidad de ministro de la Iglesia, que ya ha mancillado, allí sí "señor" Uriarte, allí todos seremos juzgados por lo que hemos hecho aquí en la Tierra, "usted" también y "usted" no tendrá mucho que decir, allí ya le conocen bien, y saben cual es realmente su lugar.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones