Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 05 de...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

Especial 13 de mayo: Mi descubrimiento de la Guardia Civil

  • Escrito por Redacción

anguita

Como colofón a nuestro especial del día 13 de mayo les ofrecemos este artículo de opinión escrito por el fiscal y escritor Luis Anguita, colaborador de Círculo Ahumada.

 "¿Quién dijo que todo está perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón" (Fito Páez)

Hace años me planteaba que para una mayor eficacia policial era mejor unir nuestras dos fuerzas de seguridad estatales, la Policía Nacional y la Guadia Civil.

Cuando saqué las oposiciones a la Carrera Fiscal, recuerdo una investigación contra el narcotráfico, en la que se tuvo que adelantar una operación policial, cuando se tuvo conocimiento en base a unas conversaciones telefónicas intervenidas, que se había contratado a dos asesinos, que tenían el encargo de matar a un ciudadano camerunés, que había estafado al jefe de la organización, con el timo de los billetes tintados.

Se logró localizar la vivienda, donde se tenía retenido al ciudadano camerunés, en una intervención de película que no voy a detallar más y con una persecución en coche de más de cien kilómetros, en ella se logró salvar la vida de esa persona, que se encontraba malherida en el maletero del vehículo, después de recibir una paliza, y se consiguió detener a los dos asesinos a sueldo y a siete narcotraficantes.

El éxito de la actuación policial se consiguió gracias a que literalmente se jugaron la vida alguno de los guardias civiles que intervinieron en la operación, y a un trabajo inagotable que les supuso a alguno de ellos no dormir durante 48 horas. Cuando hablé con ellos después de las detenciones, se les notaba el cansancio en el rostro, pero seguían allí, dándonos detalles, ofreciéndose para mejorar en lo que fuera posible y con el orgullo de cumplir su obligación. No les importaba el cansancio acumulado, haber puesto en riesgo su vida, sólo les interesaba que todo saliese bien y lograr encontrar las pruebas para incriminar a esas personas.

En ese momento descubrí el amor al Cuerpo de estas personas, que lo dan todo por él, y que no dudan en poner su vida en peligro por el sentimiento que es sentirse Guardia Civil.

No les importa ser los que menos medios tienen, los peor pagados, los peor tratados por los dirigentes políticos, su amor a la Guarcia Civil, su entrega a la profesión lo suple todo, y consiguen ser los más eficaces en la lucha contra la delincuencia.

Desde aquella primera vez que me abrió los ojos, lo he vuelto a ver en multitud de ocasiones.

Nos demostráis cada día que vosotros llegáis donde no llega nadie. Gracias por ayudarnos a ser más libres, a vivir más seguros.

Sólo puedo mostraros mi reconocimiento y mi admiración, porque para vosotros no hay imposibles, nada está perdido, porque dais vuestro corazón.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones