Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Opinión

Lo de España no es democracia

  • Escrito por Redacción

boyabalet

A continuación les ofrecemos un artículo de opinión escrito por el columnista Ángel Boya Balet, esperamos que lo disfruten.

En efecto, el régimen político constitucional existen en España no es democrático aunque los que se benefician de él nos quieren convencer de que lo es.

Democracia política es la organización en la que el poder político está fraccionado y son designadas separadamente por órganos distintos sus tres partes: Poder legislativo, Poder Ejecutivo y Poder Judicial. Siendo cada uno de ellos independiente de los otros dos. Para que haya democracia también se exige que el pueblo esté representado en el poder legislativo, Las Cortes, y debe elegir al ejecutivo.

Funcionamiento Teórico
El Poder legislativo (compuesto por personas que REPRESENTAN al pueblo) dicta las leyes, especialmente las que establecen los impuestos.
El Poder Ejecutivo, elegido por el pueblo, actúa respetando las leyes.
El Poder Judicial aplica las leyes, cuando es menester.
Dado que unos y otros son independientes entre sí puede presumirse que actuarán con autonomía y libertad.

La democracia se degrada en la medida en que un poder condiciona a otro. La máxima corrupción se encuentra cuando un mismo organismo designa al Legislativo, al Ejecutivo y al Judicial (caso de España, como veremos).

Funcionamiento en la práctica española

PODER LEGISLATIVO
En España el poder legislativo está compuesto por 350 diputados/monigotes, designados por las ejecutivas de los correspondientes partidos, que bailan al son que toca en cada momento su ejecutiva, la que les designó.

El pueblo español sólo designa el número de diputados que va a tener en cada legislatura cada partido. Al acabar cada una de las elecciones el pueblo queda relegado al silencio, y debe limitarse a pagar los impuestos y los precios que fijan a su capricho respectivamente los parlamentarios y las empresas de los oligopolios.

En España ningún diputado representa a ningún grupo de ciudadanos y ningún ciudadano sabe qué diputado le representa ni por lo tanto a qué miembro de Las Cortes dirigirse para hacerle llegar sus quejas y/o solicitudes (La representatividad supone poder pedir cuentas). Para mejor marear la perdiz un mismo grupo de electores puede estar simultáneamente representado por diferentes diputados con probabilidades altas de que pertenezcan a diferentes partidos y por lo tanto que voten de manera contradictoria. Por ejemplo los electores de la provincia de Huesca, tras las elecciones del 20-N 2012 están simultáneamente representados por 2 diputados del PP y 1 del PSOE. ¿A quién dirigirse? ¿A quién responsabilizar? ¿Quién representa?

La falta de democracia en España es algo en lo que poca gente repara, porque LA PRENSA se cuida muy mucho de ocultarla. Se ignora que los diputados en Las Cortes, los senadores, los diputados autonómicos, los eurodiputados y los humildes concejales no son otra cosa que simples robots de las ejecutivas de los partidos políticos que los incluyen en sus listas cerradas para cada elección. A su vez las ejecutivas de los partidos lo son de las multinacionales representadas en las empresas oligopolísticas, que se reparten los distintos sectores de la Economía Nacional, (la energía, la banca, las telecomunicaciones, grandes superficies, medios de comunicación, etc. etc.), a través de la financiación de los partidos políticos. Como en la cueva de Alí Babá: tuyo mío; mío tuyo.

De manera que el PUEBLO ESPAÑOL está hoy en día tan antidemocráticamente gobernado como lo estaba en cualquier época "no democrática". En la práctica se ha sustituido el poder de una persona, el general Francisco Franco, por el poder de unos partidos esencialmente antidemocráticos y entregados a servir los intereses de las empresas multinacionales y muy especialmente de las financieras.

Para que el PUEBLO DE ESPAÑA esté representado en su órgano legislativo (Las Cortes) no cabe otra alternativa que la elección directa y por mayoría simple de un y único representante (con nombres y apellidos) por un conjunto de electores identificables (distrito local). De ese modo "se clarifican" al diputado elegido los intereses y los puntos de vista de sus electores. De otra manera se nos ROBA al PUEBLO ESPAÑOL la capacidad y la dignidad de estar representado políticamente. Para la configuración de los distritos electorales debe tenerse en cuenta que un mismo municipio puede dividirse en varios distritos electorales y que un distrito electoral puede incluir varios municipios.

PODER EJECUTIVO
Simultáneamente, como ya ocurre en otros países (Francia, USA, etc.) el PUEBLO ESPAÑOL debe poder elegir cada X años al jefe del poder ejecutivo (Gobierno) para evitar que sea el parlamento (Las Cortes) quien lo elija y condicione la actividad del Gobierno posibilitando que unas minorías impongan en ese parlamento su voluntad al PUEBLO ESPAÑOL, como ocurre actualmente.

Hoy en día, en España la VOLUNTAD POPULAR expresada en las urnas siendo favorable a una determinada opción se ve manipulada y distorsionada por los acuerdos de los parlamentarios en favor de otra opción. E incluso si la opción más votada alcanza el Gobierno debe "pasar por el aro" de las opciones minoritarias cuyo voto es necesario para poder gobernar en esa legislatura o en futuras. En la práctica se compra/vende/condiciona el Gobierno de España y de sus organismos intermedios (ayuntamientos, diputaciones, etc. etc.), lo que es esencialmente antidemocrático. Es el caso de los apoyos de CIU a los gobiernos bien PSOE bien PP, haciéndoles pasar por el aro de sus exigencias nacionalistas (inversiones en Cataluña, autorización de su separatismo, etc. etc.) lo que no responde al interés mayoritario del pueblo español, en mi opinión.

PODER JUDICIAL
La composición del poder judicial (sus órganos superiores: Tribunal Supremo, Tribunal Constitucional y Consejo General del Poder judicial) es el resultado de pactos entre los partidos políticos (de sus ejecutivas). De modo que en sus sentencias y decisiones se reflejan los intereses de esos partidos. En vez de ser aplicaciones de la Ley.

Así que unos pocos, las ejecutivas de los partidos, condicionan las decisiones del poder legislativo, del Ejecutivo y del Judicial y por lo tanto ni existe separación de poderes ni tenemos democracia en España.

¿Quiénes componen las ejecutivas de los partidos?
Personajes nombrados a dedo, con frecuencia por procedimientos inmorales. Adolfo Suárez fue nombrado por sugerencia del paramasónico Club Bilderberg, Felipe González por el dinero de la masónica Internacional Socialista, el masón Rajoy fue designado por Aznar. Rubalcaba por sí mismo. Zapatero por una conspiración ¿masónica? dentro del PSOE.

Por si lo anterior fuera poco, la masonería, prohibida por el artículo 22.5 de la Constitución por ser una sociedad secreta, campa a sus anchas por todas las ciudades de España y se infiltra (siempre a escondidas) en las cúpulas de los partidos políticos y en los máximos representantes de Tribunales, Ejército, Prensa, Empresas y Policía condicionando las decisiones de todas las instituciones en favor del capitalismo financiero mundial y en contra del catolicismo y de los intereses de los españoles. Por eso da igual que gobierne el PP o el PSOE.

La mascarada se completa con los cientos de millones de euros que reciben anualmente los sindicatos, representantes oficiales de los trabajadores, cuando son despreciados por el 86% de esos trabajadores, que no quieren afiliarse a ellos.

¡A este chanchullo le llaman democracia y pretenden "ellos" que nos sintamos orgullosos de tenerla!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones